Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/7/2015 10:00:00 PM

Cambiaron la historia de sus empresas

Se dio el relevo en la presidencia de tres compañías: Ecopetrol, ISA y Celsia. Los tres ejecutivos que se van vivieron las transformaciónes más grandes.

El salto de la iguana
Javier Gutiérrez

Desde que Javier Gutiérrez asumió la presidencia de Ecopetrol en enero de 2007, la empresa ha vivido uno de los periodos de transformación más importantes, lo que la ha llevado a convertirse en una de las 40 petroleras más grandes del mundo.

Durante su presidencia, Ecopetrol duplicó su producción y Colombia entró al grupo de los 20 países que más extraen petróleo en el planeta. También se transformó en un grupo empresarial con presencia en Estados Unidos, Brasil y Perú.

Los grandes hitos de Ecopetrol se han registrado en los últimos ocho años. Entre ellos está la capitalización, mediante la cual se democratizó su composición accionaria. En 2007 se realizó la primera ronda y se repitió en 2011. Esto permitió que más de 500.000 colombianos entraran a ser dueños de la empresa. Hoy la Nación es propietaria de un 88,49 por ciento y el 11,5 por ciento está en manos de privados.

La misión de una petrolera es explorar y producir crudo. Pues bien, en estos temas la tasa de éxito exploratorio de Ecopetrol (pozos perforados con presencia de hidrocarburos) pasó del 17 por ciento en 2007 al 36 por ciento en el 2013.Entre tanto, las reservas 1P (reservas probadas) crecieron en un 63 por ciento, en ese período.

Cuando Gutiérrez llegó a Ecopetrol, las previsiones indicaban que Colombia podría perder su capacidad de autoabastecimiento en 2009. Pero la realidad hoy, es que el país está cerca del millón de barriles diarios, lo que le permite exportar dos terceras partes de lo que produce.

En estos últimos años, Ecopetrol ha dado pasos muy importantes para expandir en un 58 por ciento la capacidad de los oleoductos y atender los aumentos en la evacuación de hidrocarburos. En este punto se destaca la creación de Cenit, filial de transporte; la ejecución y puesta en marcha de la primera fase del Oleoducto Bicentenario y la ampliación de la Refinería de Cartagena que está entrando a operar este año.

Los mejores resultados financieros se dieron entre 2007 y 2013 con un crecimiento en ventas del 180 por ciento; del 158 por ciento en las utilidades netas y del 175 por ciento en el Ebitda. A la par con el crecimiento, también se han incrementado los recursos que le ha transferido a la Nación. Estos pasaron de 12,4 billones de pesos en 2007 a 33,7 billones en 2013, lo que representa un incremento de 171 por ciento.

La caída del precio del petróleo y el impacto que esto ha tenido en Ecopetrol no opaca la gestión de Gutiérrez al frente de la compañía. Los hechos son contundentes.

(Vea Ecopetrol en cifras aquí)

De talla mundial

Luis Fernando Alarcón

Bajo el liderazgo de Luis Fernando Alarcón, ISA ha pasado por tres grandes hitos: la internacionalización, la ampliación del foco estratégico y la reorganización de la estructura empresarial.

Alarcón ha sido uno de los artífices del proceso de transformación de esta empresa en lo que hoy se conoce como la mayor multilatina del sector energético.

Como dice el propio Alarcón, ISA fue una de las primeras empresas que dejó los complejos y se lanzó al mercado internacional a competir de igual a igual con los grandes jugadores en negocios que requieren de inmensas inversiones. Una de sus primeras operaciones -cuando tomó el timón de la empresa- fue culminar la adquisición de la Compañía de Transmisión de Energía Eléctrica Paulista, con lo que marcó territorio en Brasil, el gigante suramericano.

A partir de allí siguió una larga lista de adquisiciones para transformarse en un grupo empresarial con presencia en 8 países, a través de cuatro negocios y 33 empresas.

ISA controla la transmisión de energía del Perú. Además, tiene inversiones eléctricas en Bolivia y en Chile. Tiene tantas redes de alta tensión en América Latina (41.185 kilómetros) que si las extendieran podrían dar una vuelta a la Tierra por la línea ecuatorial.

En telecomunicaciones, a través de su compañía Internexa, tiene más de 22.000 kilómetros de fibra óptica, que cruza por siete países. Y en concesiones viales, a través de Intervial Chile y sus cinco concesionarias, es la mayor operadora de vías interurbanas del país austral con 907 kilómetros. En Chile, ISA tiene inversiones por 1.470 millones de dólares en concesiones interurbanas y 3.000 kilómetros de fibra óptica.

Adicionalmente, opera la compañía XM, que se encarga de manejar el mercado mayorista de energía del país y el Sistema Interconectado Nacional. Una de sus últimas operaciones fue la creación de Intercolombia, una empresa transportadora de energía.

Hoy ISA cuenta con activos por 25,4 billones de pesos, más del doble que cuando Alarcón ingresó como presidente. Una firma de cazatalentos tiene a cargo el proceso de selección del sucesor.

(Vea ISA en cifras aquí)

Un cambio extremo
Juan Guillermo Londoño

La historia de lo que hoy es Celsia empezó en 2007, cuando la compañía origen (Colinversiones) reformuló su estrategia para focalizar sus inversiones en energía. Acababa de llegar Juan Guillermo Londoño a la presidencia, y le correspondía comenzar a materializar los nuevos planes.

Londoño lideró el proceso para convertir un valioso portafolio de inversiones en una compañía eléctrica relevante en Colombia, Panamá y Costa Rica. Dentro de esta estrategia, comenzó a adquirir empresas del sector, y la primera fue Termoflores, una planta a gas natural ubicada en Barranquilla, con una capacidad instalada de 441MW.Posteriormente, en 2008, adquirió la central Río Piedras (20 MW) y Meriléctrica (167 MW). Más adelante anexó a la cadena el proyecto Hidromontañitas (20 MW) y la Empresa de Energía del Pacífico, Epsa, con lo cual la organización alcanzó una capacidad instalada de 1.548 MW y entró a los negocios de distribución y comercialización minorista de electricidad.

Dentro de los hitos que marcan el vertiginoso crecimiento de la empresa, se destaca también la construcción y puesta en operación de la central Amaime (2011) que sumó 20 MW a la capacidad instalada de Epsa.

Una de las decisiones más importantes se tomó en el año 2012: Colinversiones adoptó la marca Celsia, con el propósito de facilitar el posicionamiento de la compañía dentro de la industria eléctrica.

Durante la gestión de Juan Guillermo Londoño, Celsia cruzó las fronteras. Adquirió activos de generación en Panamá y Costa Rica, los cuales agregaron 535 MW a la capacidad instalada y le permitieron incursionar en nuevas tecnologías como la eólica y la generación a base de carbón. Comenzó la carrera internacional.

Transcurridos estos años, hoy Celsia tiene el 100 por ciento de sus recursos en el sector de energía, participa en los negocios de generación, distribución y comercialización de electricidad. Tiene una capacidad generadora total de energía de 2.332 MW, representados en 17 centrales ubicadas en Colombia, cinco centrales en Panamá y una en Costa Rica. En el negocio de distribución en Colombia participa por medio de Epsa y Cetsa que atienden a más de 550.000 clientes, en 40 municipios del suroccidente.

En este cambio extremo que sufrió la compañía hay que destacar el grupo accionario. Celsia es la empresa con mayor nivel de participación de los fondos de pensiones. Hoy tienen el 28 por ciento del capital de la sociedad.

Londoño estará en el cargo hasta el inicio de la gestión del nuevo presidente, prevista para junio. Un comité tiene a su cargo el proceso de seleccionar a su sucesor.

(Vea Celsia en cifras aquí)

Vea un análisis sobre la evolución de estas tres empresas aquí.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.