Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/6/2008 12:00:00 AM

Cambio de planos

Por cuenta de la crisis internacional, Luis Carlos Sarmiento tuvo que ajustar uno de sus más importantes proyectos. La nueva apuesta es una superciudad empresarial. Definitivamente, la clave para enfrentar la desaceleración es el mercado interno.

El pasado 29 de enero se anunció en Bogotá, con bombos y platillos, uno de los proyectos empresariales más ambiciosos de los últimos años. Los empresarios Luis Carlos Sarmiento Angulo y Pedro Gómez Barrero presentaron en sociedad el Latinamerican Trade Mart, el primer centro comercial de los exportadores de América Latina, ubicado en uno de los puntos clave del desarrollo urbanístico de Bogotá: Ciudad Salitre. Sería una mole de 200.000 metros cuadrados en construcción que demandaría inversiones iniciales por más de 600.000 millones de pesos y tendría la capacidad de alojar a más de 500 empresas. El proyecto entusiasmó tanto al presidente Álvaro Uribe, que asistió al acto de lanzamiento, al igual que lo más selecto del mundo empresarial colombiano.

Era el proyecto de infraestructura empresarial más ambicioso de los últimos años, no sólo por sus dimensiones y la categoría de los empresarios que lo promovían, sino porque buscaba poner a Colombia como referencia en la región.

La apuesta era completamente novedosa: ofrecer todos los servicios al comercio exterior en un único punto. Exportadores y compradores internacionales podrían cerrar allí negocios de manera más ágil. El esquema había sido ya un éxito en Europa, Asia y Estados Unidos.

Pero los planes se vinieron abajo. Nadie se imaginó hasta dónde iba a llegar la crisis internacional y cómo golpearía el interés de los inversionistas. Un proyecto enfocado en el comercio exterior no podía pasar de agache en la crisis. "No alcanzamos las ventas esperadas y por eso el Trade Mart quedó aplazado", explicó Andrés Escobar, presidente de la compañía Construcciones Planificadas, de la Organización Luis Carlos Sarmiento Ángulo y una de las que participaba de esa iniciativa.

La lección es clara y la sufrieron en carne propia dos de los más importantes y tradicionales hombres de negocios del país: el mercado internacional está realmente en uno de sus momentos más complicados. Y eso afectó la iniciativa. Lo que era una gran idea hace apenas 10 meses, se frustró por la crisis externa.

Ajustes necesarios

Ante la cruda realidad, no hubo más que cambiar de planes. Luis Carlos Sarmiento acaba de lanzar su propia Ciudad Empresarial, en el mismo terreno en que iba a ser desarrollado el Latinamerican Trade Mart.

El nuevo proyecto consiste en 12 grandes edificios de oficinas que serán diseñados bajo un mismo plan maestro y no como edificaciones independientes.

"Esta es una diferencia fundamental, con otros proyectos, pues no vamos a hacer una intervención parcial, sino que serán 12 torres bien organizadas en tres supermanzanas. En el corazón de cada manzana habrá una plaza de 4.000 metros y todo estará enlazado por un eje peatonal de 540 metros de largo", explicó Escobar.

Ya se están construyendo el primer y el segundo edificio del complejo. Se trata de las oficinas principales de la aerolínea Avianca y del edificio de la Cámara Colombiana de Infraestructura (CCI). Las ventas del tercer edificio empezaron esta semana y se espera que a mediados de 2009 se inicien las obras.

El objetivo es que en cinco años estén completamente construidas las 12 torres; el valor del proyecto será entre 2,2 y 2,5 billones de pesos, pues sólo la inversión para construir las obras va a superar los 1,2 billones de pesos.

Aunque el anuncio se podría interpretar simplemente como una manera de enderezar el entuerto y relanzar en sociedad una idea fracasada, detrás de los anuncios hay una decisión estratégica, que puede indicar una manera de actuar acertada para salvar el próximo año.

El esquema de negocio de la Ciudadela Empresarial es mucho más amplio que el del Latinamerican Trade Mart, pues no está dirigido a un grupo específico de empresarios, que depende del comercio internacional. Ahora el tipo de empresa en la que se enfoca el negocio es aquella concentrada en el mercado local.

La manera de enfrentar una crisis internacional es enfocarse en la demanda interna. Colombia ha logrado mantenerse en una 'burbuja' aislada del impacto directo de crisis tan dramáticas como la de Estados Unidos. Aquí por ahora se sigue hablando de desaceleración. Pero esta no es una posición fuerte y que perdure indefinidamente. Por eso se ha hablado mucho de cómo darle vigor a la economía del país en 2009.

Las respuestas son evidentes. Mientras el gobierno está afanado por impulsar la inversión en infraestructura, a pesar de que no tiene un espacio fiscal muy grande, los empresarios que entiendan la lección deberían estar cambiando sus planes, para enfocarse en negocios basados en la demanda interna. Esa es una apuesta sensata que podría garantizar dividendos y contribuir con el impulso económico mientras pasa el chaparrón.

Aunque es claro que los empresarios están pensando en moderar sus inversiones y recortar sus presupuestos, decisiones como la de Sarmiento muestran que es necesario apostarle a impulsar la economía desde adentro. Ese es el verdadero cambio de planes.n
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.