Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/16/2016 10:21:00 AM

Mattos ganó, pero el cuestionado juez sigue enredado

El empresario se impuso en el pulso que sostenía hace más de un año con la multinacional Hyundai. El juez fue exonerado por la Judicatura, pero enfrenta nuevas y graves acusaciones.

Después de una dura batalla jurídica que se prolongó por un año de pérdidas millonarias, de la parálisis en la venta de carros Hyundai, por fin se logró un acuerdo entre el empresario costeño Carlos Mattos, que representaba a esta marca en Colombia; Neocorp, el nuevo concesionario encargado de comercializar estos vehículos, y la casa matriz de Seúl (Corea).

A través de un comunicado, las partes confirmaron que llegaron a "un acuerdo definitivo para terminar las diferencias existentes entre ellas y que han dado lugar a diversos procesos judiciales que han sido de público conocimiento”.

Puede leer: El divorcio de Hyundai con Carlos Mattos 

De esta manera se pone punto final a esta pelea que dejó maltrecha la imagen de la multinacional coreana en el país y en la incertidumbre al concesionario Neocorp, del Grupo ecuatoriano Eljuri, con el que Mattos había librado otro pugilato jurídico hace unos años.

Cabe recordar que Neocorp comenzó a comercializar los carros de la compañía coreana el primero de enero de este año, cuando la casa matriz de Hyundai dio por terminado, de manera unilateral, el contrato que mantuvo durante 23 años con el empresario colombiano, sin el pago de ninguna clase de indemnización.

Le recomendamos: Los insólitos costos del caso de Carlos Mattos 

Esta decisión encendió los ánimos de Mattos, que la consideró un atropello y un golpe económico teniendo en cuenta que durante estas más de dos décadas realizó inversiones cercanas a 500 millones de dólares para posicionar a Hyundai en el país a través de cerca de 60 concesionarios. Mattos no se quedó de brazos cruzados y entabló una demanda que le correspondió al juez Sexto Civil del Circuito de Bogotá, Reinaldo Huertas, quien dictó medidas cautelares y prohibió la venta en el país de estos carros, a menos que los comercializara Mattos. De lo contrario, Neocorp tendría que pagar una caución que supera los 700.000 millones de pesos para que se levantaran las medidas cautelares.

Esto llevó a pérdidas superiores a 20 millones de dólares por parte de Neocorp y a que tuviera parqueados en zonas francas más de 9.000 vehículos al sol y al agua sin poder comercializar. Hyundai Corea y Neocorp habrían podido ahorrarse este gran desgaste si desde el momento en que se terminó el contrato con Mattos hubieran arreglado, de manera amigable, este lío.

Ahora no sólo han incurrido en pérdidas millonarias, en un gran desgaste que ha afectado el nombre de la marca en el país, sino que tienen que pagarle a Mattos una cifra cuantiosa que extraoficialmente se señala rondaría los 100 millones de dólares.

Sin embargo, el juez sexto todavía no puede dar parte de victoria porque sobre sus actuaciones recaen serias dudas. Según la Fiscalía General de la Nación, el reparto de dicho proceso fue redireccionado al juez sexto mediante manipulación informática. Además, otro hecho que ha puesto sobre la mesa la actuación del juez y que fue denunciado por el columnista Daniel Coronell es que días después de comenzar a manejar el proceso compró con dinero en efectivo un vehículo que costaba 73 millones de pesos. En declaraciones a la W, el juez dijo que esos recursos tenían su origen en diversas transacciones que él realizaba con la compra-venta de carros, apartamentos y divisas.

Pero ahora se sabe que no fue el único carro que adquirió y que su esposa compró otro vehículo en efectivo por el mismo valor. Es decir, que los esposos pagaron de contado más de 140 millones de pesos, lo que llamó la atención del concesionario que reportó el hecho ante la Unidad de Investigación y Análisis Financiero (Uiaf) que es la entidad encargada de analizar lo relacionado con lavado de activos.

Sin embargo, sin que haya culminado la investigación en la Fiscalía, el Consejo Superior de la Judicatura ya lo exoneró. Habrá que esperar qué decisiones toma la Fiscalía sobre la actuación de Huertas en los próximos meses.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.