Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2016/09/08 19:35

Mattos y Hyundai Colombia ganan otro round en los tribunales

La disputa comercial que sostiene el empresario colombiano con la casa matriz de Corea parece no tener fin.

Mattos y Hyundai Colombia ganan otro round en los tribunales Foto: Archivo SEMANA

El empresario colombiano Carlos Mattos, quien hasta el año pasado era el representante exclusivo de los vehículos Hyundai para Colombia, le acaba de ganar otra batalla a la casa matriz de Corea. La Corte Suprema de Justicia mantuvo en pie la decisión del Juzgado Sexto Civil del Circuito de Bogotá, que frenó la comercialización de estos vehículos en el país.

La Corte negó una acción de tutela interpuesta por el concesionario Sida S.A, de Ibagué, contra dicho Juzgado, que en una medida cautelar señaló que ningún otro concesionario, diferente a Hyundai Colombia, puede vender los carros de esta marca. De esta manera frenó los planes de expansión de Neocorp, la nueva compañía designada por Hyundai Motor Corporation, la casa matriz de Corea, para seguir posicionando su marca en Colombia.

Esta decisión ha ocasionado un gran impacto para la multinacional asiática, que ha visto un desplome en su negocio en el país. De acuerdo con el reporte de Fenalco y la Andi en lo corrido del año las ventas de carros de esta marca han caído 51,9 %, para un total de 5.384 unidades. En agosto el desplome es del 80 %. La venta de vehículos Hyundai en el país pasó del sexto lugar al puesto 11.

Con la medida cautelar Neocorp quedó con las manos atadas porque solo puede prestar servicios de postventa pero no puede hacer nuevas ventas. Sin embargo, en algunos concesionarios independientes se han seguido comercializando algunas unidades hasta agotar inventarios. Pero aseguran que la situación es muy compleja porque quedaron envueltos en un lío judicial en el cual nada tienen que ver. Ese es el caso del concesionario Sida S.A, que presentó la tutela con el argumento de que la medida cautelar no debía cobijarlo.

El pleito se remonta a septiembre del año pasado cuando la casa matriz de Hyundai le notificó a Mattos que la relación comercial que habían mantenido durante 23 años, llegaría a su fin en diciembre de ese año. A partir de enero de 2016 los carros de esta marca serían comercializados por la firma Neocorp, que pertenece al Grupo ecuatoriano Eljuri, con el que Mattos tiene una disputa comercial desde hace varios años.

Tras la decisión de la multinacional coreana, Mattos emprendió acciones judiciales en las que pide una compensación y que le reconozcan las millonarias inversiones que hizo durante más de dos décadas para lograr el posicionamiento de estos carros coreanos en el país.

Mientras tanto, el empresario costeño siguió adelante en el negocio de vehículos y hace unas semanas lanzó una nueva marca de taxis, esta vez en alianza con la multinacional Chery, de China.

El pleito parece no tener final. Mientras los tribunales no digan lo contrario, las ventas de carros Hyundai seguirán frenadas, con lo cual los perjudicados no son solo la multinacional coreana sino los clientes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.