Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/19/2012 12:00:00 AM

Carlos Slim y su receta para sacar a Europa de la crisis

El hombre más rico del mundo habló en una entrevista con El País de España, sobre la crisis en Europa y los cambios estructurales que se deben aplicar para enfrentar lo que él prefiere no llamar crisis sino "un cambio de civilización".

Carlos Slim es el hombre más rico del mundo. Con 72 años y un patrimonio de US$53.500 millones, el mexicano está por encima de Bill Gates y Warren Buffett en el escalafón que realiza la revista Forbes cada año. Su éxito al frente de compañías como Telmex, América Móvil (Claro) o el Grupo Sanborns le dan credenciales para hablar con autoridad de las actuales angustias de la economía internacional.

A propósito, el diario español ‘El País’ le hizo una extensa entrevista acerca de la crisis que atraviesa Europa. El empresario, que en contra de la corriente está invirtiendo en empresas del viejo continente, cree que lo que está ocurriendo es un cambio de civilización tan importante como el que se vivió con la revolución industrial a principios del siglo XX.

Slim aseguró que Europa se puede salvar si aplica correctivos al modelo económico actual y realiza “algunos cambios estructurales”. Para él, la solución que están aplicando actualmente la mayoría de países del viejo continente (aumento de impuestos o reducción del gasto público) agudiza más el problema. Dentro de su receta de ajustes, propone estrategias a largo plazo para mejorar el sistema pensional, reducir el desempleo y disminuir el déficit fiscal de los estados.

Este es el plan de ocho puntos que el hombre más rico del mundo aplicaría para sacar a Europa de la crisis:

1. Un cambio de civilización

“Después de pasar por una época posindustrial estamos viviendo esta nueva civilización en la que los paradigmas son muy diferentes a los de las sociedades agrícolas, en donde el poder era monolítico, había esclavitud y no había derechos humanos. Hoy estamos 180 grados al revés; esta nueva civilización es de democracia, libertad, derechos humanos, cuidado del medio ambiente, competencia, productividad, globalización... Este gran cambio tecnológico tiene muchas consecuencias”.

2. Aumentar la edad de jubilación

“La edad de retiro debe ser mayor, porque en el pasado habían sociedades de mucho trabajo físico, en la sociedad industrial había que estar en la máquina, tocaba trabajar físicamente y había un gran desgaste. Ahora son sociedades de servicios, en donde lo importante no es la fuerza física ni el trabajo físico, sino la experiencia y el conocimiento”.

“Creo que debe haber una jubilación mucho más tardía. Yo diría a los 70 años por dar una cifra, pensando en que las personas van a vivir 85 y más años; cuando ya una persona llega a los 65 o 70 años la esperanza de vida es mayor, la esperanza de vida hoy puede ser 75 o 77 cuando se nace, pero el que ya libró los primeros 70 años de vida se puede ir más para adelante”.

3. Reconversión laboral y ajuste de jornadas de trabajo

“Es muy importante que los gobiernos estudien, y en general los especialistas, en dónde se van a generar los nuevos empleos en los próximos 5 o 10 años para desde ahora capacitar a las personas para esos empleos, e impulsar las actividades en donde se van a generar para darle cabida a las personas nuevas que lo demanden”.

“También debe haber redes de protección social a un nivel adecuado y que en los programas de retiro se les pague a las personas por capacitarse para una reconversión laboral. Es decir: yo no tengo empleo, entonces en lugar de que me den 1.000 euros, sí, que me los den, pero tengo que ir de tal hora a tal hora a capacitarme en equis número de actividades en las que va a haber demanda laboral, no en las que ya no hay demanda laboral”.

“Cabe hacer programas de empleo, sobre todo en el caso de Europa, con fórmulas de trabajo de tres o cuatro días. En lugar de cinco días de ocho horas laborales, que se trabajaran tres días de 11 horas. Los tres o cuatro días restantes serían de un descanso para leer, hacer actividades de entretenimiento, la convivencia familiar, acceso a la cultura, educación, viajes...”

4. La fórmula inicial: vender activos y llamar al sector privado

“Lo que Europa debe hacer son dos cosas: vender activos, que bajen su endeudamiento y sus déficits, pero también invitar al sector privado y a esos grandes recursos que hay en todo el mundo, por la política monetaria laxa que hay en Estados Unidos y en Europa, y por las bajas tasas de interés, a que hagan la inversión que el Estado ya no tiene por qué seguir haciendo”.

“Uno de los paradigmas de esta nueva civilización es que el Estado se hace más chico y la sociedad civil se hace más grande. El mundo está atrasado en ese sentido. Tiene que haber una mayor promoción de la sociedad civil, que participe más en muchas actividades de gobierno, pero también que invierta en lugar de que todo lo tenga que invertir el Estado, por ejemplo en las autopistas. Hasta los hospitales y las escuelas pueden ser financiadas con dinero privado y con eso el Estado quita presión a sus necesidades financieras”.

5. Salvar el Euro

“Creo que (El Euro) debe sobrevivir. Lo único que podría observar es que un tipo de cambio del euro muy alto, ante un dólar que ha buscado devaluarse con todas las monedas, queda de un nivel tan alto que le quita competitividad a Europa. En muchos sentidos provoca que Europa se vuelva una especie de economía cerrada, en donde solamente los que estén alrededor del euro pueden comerciar entre ellos, pero que les cueste trabajo exportar hacia otros lados o tener capacidad competitiva”.

6. A mirar hacia adentro

“He sostenido que en virtud de la crisis de la deuda externa de 1982, y con el Consenso de Washington, nos volcamos hacia el exterior; más exportación, aperturas comerciales, tipos de cambio con flexibilidad para poder exportar mejor con devaluaciones, apertura a la inversión, privatizaciones que sanearon al sistema fiscal de nuestros países... Desde hace varios años creo que es muy importante volcarnos a apoyar el desarrollo de la economía interna, la economía doméstica. Como se van a cerrar los mercados externos creo que es muy importante volcarnos en nuestros países, sin menoscabo de nuestro comercio exterior y nuestra actividad externa, a desarrollar mucho la actividad doméstica”.

7. Nuevos generadores de economía

“Hay actividades que van a ser más generadoras de empleo, porque son actividades que van a ser más intensas y amplias en su funcionamiento. Una de ellas es la tecnología de la información. Por supuesto la salud va a ser muy importante como inversión, la educación, el entretenimiento, el cuidado de las personas mayores, el turismo... En el momento en que se corrijan las cosas todas estas actividades van a ser generadoras de empleo”.

“Serían interesantes inversiones para las personas en Europa y en el mundo (las actividades de servicios). En cualquier lugar van a ser cada vez más demandantes, con más inversión, con más actividad económica y más empleo. Es una sociedad, debe estar muy claro, mundial y de servicios”.

8. La tecnología es la respuesta

“El sistema nervioso de esta civilización es la tecnología de la información y estamos al principio de su desarrollo. Aunque lo que hemos visto en estos últimos 10 años es enorme y muy importante, estamos al principio. El potencial de inversión y de actividad en estos campos creemos que es muy grande”.

“El que no invierte (en tecnología), si ya está en el negocio, pierde calidad en sus servicios, pierde la alternativa de ofrecer más servicios o pierde participación de mercado y atención a sus clientes. Los clientes van a escoger a aquellas empresas que tengan inversiones que les permitan ofrecer los servicios de vanguardia”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.