Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/29/1994 12:00:00 AM

CARTA DE NAVEGACION

El Consejo Gremial Nacional le entregó a Ernesto Samper, la semana pasada, un diagnóstico para favorecer el desarrollo colombiano.

El Consejo Consejo Gremial Nacional, el gremio de gremios, que reune a Acolfa, Acopi, Acoplásticos, Analdex, Andi, Asobancaria, Asocaña, Asocolflores, Camacol, Colfecar, Fasecolda, Fedemetal, Fenalco y la SAC, le presentó la semana pasada al nuevo presidente de la República, Ernesto Samper Pizano, el documento 'Hacia una política de desarrollo colombiano'. Ahí están plasmados los que la dirigencia empresarial considera deberían ser temas básicos en un plan de ruta para el nuevo gobierno. Es la primera vez que el empresariado colombiano le dedica seis meses a pensar en lo que podría ser una estrategia de desarrollo para el país. Su propósito es presentar un documento al Consejo Nacional de Planeación, que creó la Constitución de 1991, y donde tendrán representación los diferentes sectores económicos y sociales.
A partir de un análisis del contexto del desarrollo y las principales tensiones vigentes, y después de estudiar el papel que deben cumplir los distintos actores en los desafíos económicos y sociales de la Nación, llega a las que cree deben ser las políticas del proceso productivo.
Esas políticas están planteadas en seis capítulos. El primero se ocupa del tema de la gobernabilidad, la paz y los caminos para superar la crisis de seguridad y justicia. El segundo realiza un análisis sobre el entorno macroeconómico y el comercio internacional. El tercero trata la política social, señalando criterios para la inversión en educación, salud, vivienda, agua potable y saneamiento básico. El cuarto aborda el tema del medio ambiente y de las políticas de infraestructura. Y, por último, se hace un planteamiento sobre las políticas sectoriales, sin entrar a discutir los problemas de cada gremio.
Por considerarlos de gran importancia, SEMANA presenta apartes de los principales planteamientos sobre cada uno de los tópicos tratados.

POLITICA DE GOBERNABILIDAD
El manejo del gobierno, lo que algunos denominan "gobernabilidad", presenta varias instancias para el país actual. Según el documento "el narcotráfico constituye el principal problema colombiano en esta etapa de su historia". Además, se insiste en la idea de que "la criminalidad parece estar consolidándose como un negocio rentable frente a la impotencia del Estado". Ante estas circunstancias, se requiere superar el anquilosamiento de la rama judicial no solamente asignando más recursos, sino mejorando la eficiencia y la productividad del sistema judicial.
Por otra parte, en materia de criminalidad los industriales plantean "ensayar el camino de la prevención de los ilícitos y de la creación de una cultura civilista de la solución de los conflictos". Y en materia de paz, el diagnóstico señala que "es prioritario ensayar nuevos caminos para alcanzar la paz con organizaciones subversivas, incluyendo soluciones que permitan una amplia y definitiva incorporación a la vida civil de los alzados en armas que demuestren explícitamente su voluntad de reincorporarse". Finalmente, el documento asigna una responsabilidad al sector privado frente al tema de la violencia cuando sostiene que "el sector empresarial puede contribuir a la desactivación de los factores que propician la violencia. Igualmente, respaldaría las iniciativas gubernamentales relacionadas con la reinserción productiva y social de los insurgentes ".

POLITICA MACROECONOMICA
Para lograr una estabilidad macroeconómica y mantener un crecimiento económico equitativo del país hacia el siglo XXI, los gremios sugieren al nuevo gobierno tener presentes varios tópicos. "Se deben continuar la apertura y las demás reformas estructurales que están encaminadas hacia la internacionalización de la economía". También es necesario concentrar la inversión estatal en áreas que permitan mayores acumulaciones de capital humano y físico. Además, sugieren los industriales, "es preciso mantener la estabilidad macroeconómica y la baja de la inflación para que contribuyan a mejorar el crecimiento futuro de la economía". Otro aspecto importante es fomentar un incremento sustantivo de la propensión al ahorro tanto a nivel público como privado. Y como tarea para los mismos empresarios, consideran conveniente el desarrollo de los sectores económicos por vía de encadenamientos productivos a través de unas políticas sectoriales definidas.
Por otra parte, el documento gremial subraya los retos macroeconómicos del país para los próximos años. Un primer elemento tiene que ver con las anunciadas bonanzas petrolera y cafetera y su adecuada inversión. Además, contempla un tipo de cambio estable y real, adelantar una estricta disciplina fiscal e impulsar el desarrollo del sector financiero. Finalmente, plantea el control inflacionario y la reactivación del sector agropecuario.

POLITICA DE EQUIDAD SOCIAL
La equidad social es uno de los temas más espinosos que puede enfrentar cualquier gobierno. Los gremios tienen la idea que "el principal desafío del Estado colombiano continuará siendo reducir sustancialmente la pobreza y la desigualdad social". Según ellos no basta con aumentar la inversión social. También hay que aumentar la capacidad de ejecución de las instituciones de este sector.
El mejoramiento de la educación es el eje de cualquier política social que se decida seguir. Es esta la única manera de incrementar los niveles de capital humano de la población, ofreciendo posibilidades de superar problemas de nutrición, salud y convivencia social. Es urgente entonces reestructurar la educación pública con la creación de una escuela general que obligue al Estado a otorgar estudio gratuito hasta el noveno grado. Es claro que hay que fortalecer la educación superior y las comunidades científicas. lo mismo que ampliar las posibilidades y alternativas de formación por fuera del sistema educativo formal.
La seguridad social, la vivienda popular y los servicios domiciliarios son materias que requieren atención inmediata ya que, aparte de algunas ciudades, los pequeños municipios y las zonas rurales viven dramáticos problemas en estos tres campos.

POLITICA DE INFRAESTRUCTURA
Los gremios afirman que es urgente que el próximo gobierno mejore la capacidad de gerencia de las entidades ejecutoras, con el fin de lograr una eficiente aplicación de la inversión privada. Básicamente, se debe trabajar en tres sectores: transporte, servicios energéticos y comunicaciones. El sistema de transporte colombiano es uno de los más precarios de América Latina. Este problema necesita del incremento y priorización de las inversiones públicas, buscando la participación de la inversión privada, el fortalecimiento institucional del Ministerio de Transporte y la optimización de los transportes vigentes para que no sean obstáculo para la salida y entrada de las mercancías que pasan por el territorio colombiano.
El servicio energético del país necesita ajustes inmediatos que le permitan lograr menor vulnerabilidad y mayor confiabilidad para responder a las necesidades de la demanda. Actualmente el sistema eléctrico nacional carece de suficiente energía firme, es decir, de una apropiada capacidad de embalse y de generación térmica. Como hay demora en la ejecución del Plan de Expansión, el país podría enfrentarse nuevamente a la posibilidad de racionamientos en 1997 ó 1998, dependiendo de la hidrología.
Las comunicaciones revelan ineficiencia institucional e insuficiencia de cobertura. No se han renovado tecnológicamente los equipos con que se trabaja. Por eso sería recomendable que el próximo gobierno fomentara la competencia entre las empresas de comunicaciones, permitiendo que Telecom se convierta en una entidad de economía mixta.

POLITICA DE DESARROLLO SOSTENIBLE
Existen asuntos que el gobierno saliente desconoció, o simplemente no trabajó lo suficiente en áreas como la educación ambiental, la proteccion de la biodiversidad y la reforestación, el manejo integral de los recursos hídricos, la contaminación, las relaciones ecológicas internacionales y el medio ambiente.
La creación del Ministerio del Medio Ambiente no constituye por sí sola el remedio idóneo para estos temas. El Ministerio debe ser un promotor de la integración de los actores sociales para encontrar soluciones duraderas a los problemas ambientales del país. La inclusión del sector económico, universidades, organizaciones ambientales y entidades descentralizadas, es fundamental para encontrar una solución efectiva al deterioro del medio ambiente colombiano.
EL documento resalta que la Ley 99 y el Decreto legislativo 632 de 1994 definen un plazo de 18 meses para la revisión y transferencia de responsabilidades del Inderena a las entidades que asumirán sus funciones. Este proceso debe ser controlado por el gobierno para garantizar el manejo profesional del Sistema Nacional Ambiental (Sina). La recomendación de los gremios consiste en el fortalecimiento de las corporaciones regionales, siempre y cuando se evite su politización. Igualmente se debe dar paso al sector privado dentro del Sina propiciando la implementación de procesos tecnológicos que permitan dinamizar el control del medio ambiente.
La educación ambiental debe ser otra prioridad del próximo gobierno. Es inmensa la ignorancia de la población sobre el manejo y aprovechamiento de los recursos naturales. Esto obedece a la carencia de un catálogo donde se contemplen las riquezas del patrimonio biológico nacional. Conociéndolas se podría administrar estratégicamente este potencial, tanto para Colombia como para el resto del planeta.
El problema de la deforestación y la falta de agua potable van de la mano. El deterioro que sufren las cuencas hidrográficas nacionales, requiere del gobierno una solución urgente como la de poner en marcha el Plan Nacional de Reforestación.

POLITICA SECTORIAL
Las políticas sectoriales se constituyen no sólo en una prioridad sino también en un auténtico reto macroeconómico. Es imprescindible que el Estado intervenga en cierta medida en este tipo de políticas, con el fin de modificar las imperfecciones en el mercado de factores, cerrar las brechas en materia de productividad y subsanar las distorsiones originadas en prácticas económicas desleales. Para ello resulta esencial que las políticas sectoriales que adopte el Estado deriven de un conocimiento adecuado del funcionamiento del sistema productivo, contando con el asesoramiento de los empresarios e industriales.
En Colombia el proceso de industrialización, el desarrollo agropecuario y la prestación de servicios no han avanzado lo suficiente. Para profundizar el necesario cambio estructural de la economía colombiana, el Consejo Gremial Nacional "considera conveniente reiterar que el Estado adelanta una profunda reforma a la educación sobre la base de la Misión de Ciencia, Educación y Desarrollo".
Un propósito de urgente aplicación es el impulso a la competitividad, lo cual requiere la implementación de políticas orientadas a modernizar la empresa y su entorno. Respecto de los ámbitos y de los instrumentos de las nuevas políticas sectoriales, el Consejo Gremial Nacional sugiere que se atiendan aspectos como la creación del Consejo Nacional de Competitividad, el fomento de la inversión extranjera para aumentar la productividad, la capacitación profesional y técnica de los colombianos, la innovación y difusión tecnológica en la conformación de equipos industriales, la reconversión de empresas con compensación estatal, el desarrollo del mercado de capitales, el control estricto de la calidad, la relocalización de industrias en regiones carentes de desarrollo fabril y, finalmente, la modernización de los métodos de mercadeo tanto internos como externos. -
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.