Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2016/02/13 00:00

Castigo por crisis en Wall Street

Algunos de los culpables de la crisis financiera del 2008 de Estados Unidos están rindiendo cuentas, por fin.

Castigo por crisis en Wall Street

La justicia llega tarde, pero al menos llega, están diciendo muchos de los afectados con los bonos hipotecarios en Estados Unidos, durante la pasada crisis financiera de 2008. El banco Morgan Stanley acordó pagar 3.200 millones de dólares para saldar un pleito con el Departamento de Justicia estadounidense y varios estados que lo acusaron de engañar a los inversionistas con la calidad de dichos bonos hipotecarios. Según la agencia EFE, el acuerdo obliga a Morgan Stanley a proporcionar un “alivio significativo” a los afectados, incluidas reducciones de préstamos para ayudar a los residentes a evitar ejecuciones hipotecarias y subvenciones para impulsar la construcción de viviendas asequibles. La entidad reconoció que parte de sus prácticas de diligencia debida no se ajustaron a las descritas en las presentaciones hechas a posibles inversionistas. “El acuerdo es otra victoria en nuestros esfuerzos para ayudar a los neoyorquinos a recuperarse de los estragos financieros provocados por los principales bancos del país”, dijo el fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.