Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/7/2011 12:00:00 AM

China, país de multimillonarios

El número de multimillonarios en China creció de 189 en 2010, a 271 este año.

;
BBC
Pese a los efectos de la crisis financiera global, 2011 ha sido un año récord para las arcas de los más ricos del gigante asiático.
 
En promedio, las fortunas de las 1.000 personas más ricas de China alcanzan los US$924 millones, según la agencia de noticias China, Xinhua.
 
Quien fue el gerente de una planta de armas en China encabeza la lista anual de las personas más ricas de la nación asiática.
 
Liang Wengen, de 55 años, es el presidente de Sany, una empresa constructora.
Después de que las acciones de su compañía doblaron su valor, su fortuna se disparó a US$11.000 millones.

Internet y bebidas
 
Magnates de internet y de los bienes raíces también están en la lista, conocida como la Lista de Ricos de Hurun.
 
Zong Qinghou es el director del imperio de las bebidas nutricionales Wahaha. Su nombre está en el segundo lugar del listado con una fortuna de US$10.700 millones.
 
Las ventas de su compañía han aumentado, pero como le ha sucedido a muchas de las grandes compañías chinas, Wahaha está siendo afectado por el incremento de los costos.
 
Robin Li Yanhong, presidente del motor de búsqueda Baidu, cuenta con US$8.800 millones, mientras que Yan Bin, cuya empresa tiene los derechos de la distribución exclusiva de las bebidas energizantes Red Bull, se ubicó de cuarto lugar con US$7.800 millones.
 
La lista comenzó a crearse en 1999 y es compilada por la revista Hurun Report, fundada por el ex contador Rupert Hoogewerf.
 
"China ha desafiado la crisis financiera global con otro año de crecimiento", indicó Hoogewerf.
 
De acuerdo con los expertos, el auge de la industria de la construcción y el crecimiento del mercado minorista en China son los motores que han llevado al aumento de las fortunas personales de varios de sus empresarios.

Entre familia
 
En junio de este año, el documentalista Nick Rosen, autor de la serie de la BBC "clic Chinese Billionaires", conversó con Zong Qinghou en su oficina.
 
"Cuando nos sentamos uno frente al otro en el escritorio de su modesta oficina, me dijo que el dinero que había hecho era para la sociedad, no para sí mismo. Y recalcó que se abstiene de lujos", señaló Rosen.
 
A diferencia de los oligarcas rusos, explicó Rosen, los miembros de "la nueva aristocracia china" tienden a evitar las vulgares exhibiciones de opulencia, y de alguna manera usan su riqueza a la manera de los ricos tradicionales, prefiriendo comprar arte, viajar, comprar propiedades y enviar a sus hijos a escuelas privadas y universidades en el Reino Unido o Estados Unidos.
 
"No tengo ningún pasatiempo, aunque diría que son fumar y tomar té. Estoy tan acostumbrado a trabajar que si no lo hago, siento que no tiene sentido vivir", señaló Zong.
 
El empresario dirige la compañía justo a su esposa y su hija, lo cual es común en la cultura organizacional china.
 
"Los fundadores ven a los miembros de la familia como personal de más confianza y credibilidad que otros gerentes de alto nivel", explicó Rosen.
 
El documentalista también conversó con Zhou Xiaoguang, una de las magnates de la joyería.
 
Cuando era adolescente Zhou tenía que cargar una bolsa de 50 kilos de chucherías para venderlas en trenes nocturnos.
 
Ahora, su compañía, Neoglory, es la empresa líder en el mercado mundial de bisutería. En China, ya cuenta con mil tiendas.
 
"Nuestra estilo gerencial es muy profesional y moderno, pero nuestro espíritu se basa en la cultura familiar", indicó Zhou.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.