Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2001/04/02 00:00

A ciegas

A ciegas

El negocio de la energía se manejará de ahora en adelante en medio del secreto. El público no sabrá ni del nivel de los embalses ni del estado de la red de transmisión. Toda la información será de carácter reservado hasta para los generadores y distribuidores. Las cotizaciones en la bolsa de energía se harán cada 24 horas en lugar de cada hora. Estas son las últimas disposiciones de la Creg que buscan evitar la especulación que se ha dado en el mercado mayorista de la energía con ocasión de la voladura de torres. Sin embargo las nuevas reglas de juego son un duro golpe al libre mercado y contribuyen a desestimar la inversión. Las medidas de confidencialidad son un retroceso a los principios de libertad económica que sostienen que para tomar decisiones racionales, los agentes deben tener suficiente información. Será como pilotear un avión a ciegas en donde nadie sabe lo que puede pasar...

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.