Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/30/1990 12:00:00 AM

CIFRAS TIZNADAS

Por cuenta de El Cerrejón, Carbocol es la empresa mas endeudada y que mas pérdidas arroja en el país.

Fue una semana muy mala para el carbón. No solo los trabajadores de uno de los complejos mineros más grandes de Latinoamerica decidieron irse a la huelga en El Cerrejón Zona Norte, sino que la Contraloria General de la República revelo que, por ahora, el carbón para Colombia es un barril sin fondo. Un estudio del organismo fiscalizador sostuvo que las finanzas de Carbocol (la empresa estatal encargada de explotar el mineral) no son las mejores.

La culpa de todo la tiene, precisamente la mina de El Cerrejón. Este yacimiento, ubicado en La Guajira, es uno de los mas ricos del mundo y empezó a ser explotado a comienzos de la decada pasada por dos socios: Carbocol, del lado colombiano, e Intercorfilial de la multinacional Exxon--por el de la inversión extranjera. El proyecto demando inversiones por 3.500 millones de dólares, una suma equivalente al presupuesto nacional durante un año. Pero mientras la Exxon sencillamente se saco la plata del bolsillo, Carbocol tuvo que poner su parte al debe.

Nada de eso hubiera sido problematico si los precios internacionales del carbón se hubieran comportado como se esperaba. Los calculos de rentabilidad de El Cerrejón se hicieron con un escenario de ingresos basado en un precio de 50 dólares por tonelada. Sin embargo, la destorcida en el mercado petrolero, ocurrida a medidados de los años ochentas, incidio negativamente sobre el valor de los demas energéticos.

Frente a esa realidad, Carbocol comenzo a vivir las duras y las maduras.
Cuando empezó la explotación de la mina, los analisis revelaron que, en ciertos momentos, los ingresos no eran ni siquiera suficientes para cubrir los costos operativos, y menos aun los financieros. En 1988, por ejemplo, mientras los precios internacionales estaban en 28 dólares por tonelada, los costos financieros para Carbocol fueron de 34 dólares y los de produccion de 27. En consecuencia, la perdida que dio el vender 4,8 millones de toneladas, fue de 1 54 millones de dólares, segun la Contraloria.

En todo esto, la fortuna de los socios ha sido bien diferente. Intercor, cuya deuda es minima, ha logrado ya algunas utilidades, aunque estas estan muy lejos del costo de oportunidad de la inversión. Carbocol, en cambio, carga con el estigma de ser la empresa mas endeudada del país (1.600 millones de dólares) y la que mas perdidas dio durante el año pasado (115 mil millones de pesos).
La culpa de esta situacion la tiene la deuda externa que se utilizó para financiar el proyecto. Segun el estudio de la Contraloria la deuda no solo es grande sino que estuvo mal entratada. Los plazos de pago fueron muy cortos para una explotación cuya vida util se calcula entre 40 y 50 años. El estudio afirma que una proporción considerable de los precios debia amortizarse antes de terminada la etapa de montaje y sin que el proyecto hubiera abandonado su fase preoperativa". En total, se estima que en los primeros seis años de vida de El Cerrejón, Carbocol ha amortizado 1.220 millones de dólares de capital y ha pagado 580 millones de dólares por intereses.

El problema de todo esto consiste en que para enjugar las perdidas de Carbocol, los socios nacionales (el IFI, Proexpo y Ecopetrol) han tenido que hacer cuantiosas capitalizaciones. Mas aun, la deuda de Carbocol es vista como un factor desestabilizador en el manejo de la política economica. Aunque los precios se han recuperado y ya se esta obteniendo utilidad operativa, las perdidas para Carbocol son todavia cercanas a 20 dólares por tonelada.

Semejantes números le han causado impaciencia a los analistas. No obstante, como consuelo, esta el hecho de que a partir de 1994 la situacion debe comenzar a estabilizarse. Todavia mas, las perspectivas a mediano plazo no son nada malas. Los costos de produccion en El Cerrejón estan muy por debajo de los de otros paises productores, como Surafrica o Australia. A todas estas, Colombia ya aporta el 7% de las ventas mundiales de carbón, y se espera que para el año 2000 esa produccion haya subido al 10%.

Quizas por eso la Contraloria sostiene que "las perspectivas para la decada entrante son buenas y permiten inferir que la inversion en el proyecto es recuperable en el largo plazo". La pregunta, sin embargo, es si en un país en donde siempre se han buscado resultados inmediatos, Carbocol va a tener el apoyo necesario para aguantar la cuerda en estas épocas de vacas flacas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.