Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2010/01/28 00:00

Colmotores llega al millón de carros y agricultores esperan que caiga agua bendita

Mientras que Colmotores llegó al millón de vehículos ensamblados y los agricultores del país claman por lluvias, Toyota vive una pesadilla sobre ruedas.

Colmotores llega al millón de carros y agricultores esperan que caiga agua bendita

Dinero.com  abre este jueves con excelentes noticias provenientes de la industria automotriz colombiana.  Colmotores, la filial de General Motors en Colombia, logró producir un millón de vehículos en el país. Tras cinco décadas de continuo y arduo trabajo la ensambladora nacional terminó hace pocas horas la elaboración de la unidad un millón en la capital de la república.

Santiago Chamorro, Presidente de GM Colmotores, anunció con mucho entusiasmo las buenas nuevas: “En el parque automotor colombiano, que cuenta con cerca de 4 millones de vehículos, tenemos más de un millón de usuarios que mueven sus familias y sus negocios a bordo de un Chevrolet. Todas esas personas son parte de millones de amigos que pueden hacer grandes cosas para hacer de la vía un mejor lugar. De esta forma contribuimos con soluciones reales que mejoren el tema de congestión vial en Bogotá y el país”. ¡A celebrar se dijo!

Otros que están felices son los agricultores del Valle del Cauca, así abre este jueves El País de Cali. Debido al fenómeno del niño, los cultivos de caña de azúcar se han visto bastante afectados, razón por la cual las precipitaciones registradas hace pocas horas en las zonas rurales del departamento fueron recibidas como agua bendita por todos los agricultores.
 
Guido Mauricio López, Presidente de la Junta directiva de Procaña, explicó las graves consecuencias que podría traer el prolongado verano para los cultivos de caña de azúcar en el país: “la reducción en la producción de caña de azúcar será del 20 por ciento. Es decir, la producción pasaría de 120 toneladas de caña por hectárea a 105”.
 
Así mismo, la inusitada ola de calor ha aumentado los costos de producción de la industria azucarera en un 50 por ciento, lo cual podría generar eventualmente un aumento en los precios del azúcar, uno de los productos básicos de la canasta familiar colombiana.

Aún cuando el gremio le ha pedido ayuda en múltiples ocasiones a la gobernación del Valle para que proporcione fuentes alternativas de riego, José Vicente Irurita, secretario de agricultura del Valle, señaló que el impedimento no es de tipo financiero, sino de penuria hídrica.
 
“El problema es de disponibilidad del líquido. El agua está escasa tanto en los ríos y acequias como en los pozos profundos instalados en los cultivos de caña. Como es lógico, cuando hay poca agua se tiene como prioridad el consumo humano y luego los otros usos. Así que el llamado es a hacer un uso racional de este recurso” señaló Irurita.

En el mundo

Según El Mercurio de Chile, las exportaciones del país austral se encuentran disparadas. Debido al fuerte invierno que azota al norte de América y al viejo continente, las uvas y los arándanos chilenos están siendo más demandados que nunca en Estados Unidos y Europa, registrando alzas hasta del 30 por ciento sobre su valor original. No obstante, las manzanas son la excepción, pues en los últimos meses se ha registrado una sobreoferta de este preciado fruto en el mundo entero. 

Según The Moscow Times, todo parece indicar que los inversionistas están alejando sus ojos de Rusia. Tras la crisis financiera internacional, cada vez son menos los rusos que se encuentran dispuestos a invertir en su país y a creer en las políticas monetarias del Kremlin.
 
La confianza inversionista del país presentó una contracción cercana al diez por ciento, una cifra alarmante para los sectores emergentes de la economía rusa. Sin embargo, no todas las noticias son malas: misntras la inversión nacional disminuye, cada vez son más las multinacionales y los inversionistas extranjeros que confían en Rusia, una de las cuatro potencias emergentes del mundo según el prestigioso banco Goldman Sachs.

Una pesadilla sobre ruedas

Akio Toyoda, uno de los hombres más ricos del mundo, no logra conciliar el sueño. Según The Wall Street Journal, el presidente de Toyota está pasando por uno de los peores momentos de su vida. Toyoda, quien heredó el gigante emporio automotriz de su abuelo, está viendo tambalear el nombre de su prestigiosa empresa familiar.
 
Con pérdidas cercanas a los 5.000 millones de dólares  y con las constantes quejas que llegan de todos los rincones del mundo sobre la calidad de sus automóviles, el empresario japonés se encuentra viviendo, una multimillonaria pesadilla sobre ruedas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.