Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/26/2003 12:00:00 AM

"Colombia es el que más ha mejorado"

El país ha hecho un gran esfuerzo en competitividad, explica Enrique García, presidente de la CAF, la entidad multilateral que más plata le presta a Colombia.

Hay una entidad multilateral que le ha facilitado a Colombia 4.000 millones de dólares en los últimos siete años. No son el Banco Mundial o el BID, como podría pensarse, sino la Corporación Andina de Fomento (CAF), que de 'andina' no le queda sino el nombre, pues ya tiene 16 países socios. Silenciosamente esta entidad se ha con-

vertido en la principal financiadora del país, y lo seguirá siendo durante el gobierno de Alvaro Uribe, pues ha prometido recursos por 3.500 millones de dólares en el cuatrienio, que empezarán a aprobarse en estos días. SEMANA habló con su presidente, Enrique García, sobre el Alca, Lula da Silva, el referendo colombiano y otros temas de coyuntura.

SEMANA: La situación económica parece estar mejorando un poco en Colombia. ¿Se puede decir que lo peor quedó atrás?

Enrique Garcia: En América Latina, en general, la visión que tenemos ahora sobre la situación económica de corto plazo es mejor a la que teníamos hace tres meses. La incertidumbre de la guerra con Irak ha pasado. No sé si el problema esté resuelto pero el hecho bélico terminó. También la aversión al riesgo tan acentuada que tenían los inversionistas internacionales en la región ha disminuido. Esto se traduce en menores primas riesgo en los préstamos a los países. Colombia es un buen ejemplo de ello.

SEMANA: ¿Qué más ha cambiado?

E.G.: Se ha tranquilizado el ambiente. En Argentina terminó el proceso electoral y para este año el panorama económico se ve mucho mejor. Perú y Ecuador siguen mostrando crecimientos muy satisfactorios. La única excepción es Venezuela, que es el único de los andinos donde se pronostica una caída de la economía este año, aunque al parecer será más leve de lo que se anticipaba porque el rebote de la industria petrolera ha sido más rápido.

SEMANA: ¿Y cómo va Brasil?

E.G.: Vemos un presidente Lula da Silva muy responsable en el manejo fiscal y en la orientación económica y social de su gobierno. Hay que ver la forma elogiosa en que los mercados y el FMI, se han referido al presidente de Brasil.

SEMANA: Se ha 'derechizado'...

E.G.: No creo. Lo que pasa es que las expectativas que se tenían antes de su elección estaban equivocadas. Desde un principio fue muy claro en que iba a seguir un camino balanceado. Creo que hubo un error de percepción más que un cambio de enfoque del presidente Lula.

SEMANA: ¿Se puede hablar de un giro a la izquierda de la mayoría de gobiernos de América Latina?

E.G.: Yo diría más bien que la región se ha movido hacia el centro, aunque depende de cómo lo definan. Lo que uno sí puede observar es que hay deseos de buscar una relación más integrada de los sectores público y privado. Ya no es el extremo de que el Estado lo tiene que hacer todo o, al otro lado, que el mercado lo resuelve todo. Ahora hay matices, pero debemos congratularnos que éstos no violentan unos principios fundamentales.

SEMANA: ¿Como cuáles?

E.G.: Que no se puede jugar con la estabilidad macro. Ya nadie dice, como en los 70, que no importan la inflación y el desequilibrio fiscal. Se ha demostrado que eso no es sano. Por eso vemos que Lula, y Gutiérrez en Ecuador, han sido los más rápidos en aplicar medidas para garantizar la estabilidad macroeconómica.

SEMANA: ¿Con estos gobiernos cree que el Alca va a salir adelante?

E.G.: Tener un acuerdo hemisférico es algo que todos van a desear. Donde hay diferencias es en el tipo de acuerdo. De otro lado, tampoco creo que sea fácil que haya tratados bilaterales de comercio con Estados Unidos más allá de los que se habían anunciado previamente con Chile y Centroamérica. Veo difícil que se realicen con nuevos países, como Colombia.

SEMANA: ¿Brasil se marginaría del Alca?

E.G.: Va a negociar de manera diferente, pero lo va a hacer. El punto de fondo son las asimetrías que hay entre los países. Entre Estados Unidos y Haití, por decir algo. Un buen ejemplo de integración es Europa. Hay que preguntarse qué habría pasado si España, que estaba rezagada, no hubiera recibido el apoyo financiero de Francia y Alemania para ponerse a la par. La discusión está en los mecanismos para que el Alca sea de beneficio mutuo para todos. También está el tema de los subsidios de Estados Unidos a la agricultura, que es clave. Por eso va a ser una negociación ardua y tal vez la meta de culminarla en 2005 no sea la más realista, pero el camino se va construyendo.

SEMANA: ¿Están preparados los países?

E.G.: En los últimos meses se han visto señales económicas positivas en la región. Pero eso no significa que los problemas estructurales estén resueltos. Sería un error decir que el temporal está pasando. Sigue habiendo retos de fondo, que son la pobreza, la inequidad y el desempleo.

SEMANA: ¿Qué pueden hacer al respecto?

E.G.: Hasta ahora hemos sido muy fiscalistas y muy monetaristas. No podemos seguir con una agenda tan 'macro'. La estabilidad macroeconómica es un prerrequisito para el crecimiento. Pero en sí misma no genera riqueza. Esta se crea a nivel micro, de la empresa y de las instituciones. Por eso es importante reducir la dependencia de la exportación de productos naturales, y también la dependencia excesiva del financiamiento externo, que es insuficiente y volátil. No menos importante es atacar la mala distribución de la riqueza y aumentar la competitividad.

SEMANA: ¿Qué tan rezagada está Colombia en este frente?

E.G.: El esfuerzo que ha hecho Colombia en las áreas críticas de competitividad es notable. Es el país que más ha mejorado en toda la región. El año pasado subió 13 puestos y ahora ocupa la posición 56 entre 80 países en el escalafón de competitividad del Foro Económico Mundial. De estar rezagada Colombia pasó a estar más o menos en el promedio de América Latina. No hay que olvidar, sin embargo, que falta mucho camino por recorrer.

SEMANA: ¿Cuál es el compromiso de la CAF con Colombia?

E.G.: A fines del año pasado anunciamos un plan para prestarle a este país unos 3.500 millones de dólares en el cuatrienio que va hasta 2006, con lo cual aspiramos a seguir siendo la entidad multilateral que más le presta a Colombia. Ya vamos en el segundo año de este programa y aspiramos aprobar entre 700 y 800 millones de dólares de aquí a diciembre.

SEMANA: ¿A qué sectores van los recursos?

E.G.: Si todo sale bien, a fines de esta semana estaremos aprobando un préstamo de 300 millones de dólares para ayudar a financiar el plan de desarrollo del país. También hemos aprobado uno de 100 millones de dólares para la promoción de exportaciones a través de Bancoldex. Más adelante vendrá otro de 300 millones de dólares para el transporte, y hay otros sectores en estudio. La idea de fondo es apoyar acciones muy concretas para mejorar la competitividad.

SEMANA: Por último, una pregunta de actualidad colombiana. ¿Qué tan importante es el referendo para la estabilidad fiscal?

E.G.: La expectativa es mucho mayor dentro de Colombia que en el exterior. Es una propuesta del Ejecutivo que mejora la imagen económica del país, por así decirlo. Si democráticamente las cosas no siguen el curso que el gobierno espera no creo que haya un cambio dramático de las expectativas a nivel externo. No conozco los detalles de la iniciativa pero creo que si el manejo económico y la situación fiscal siguen marchando en la dirección correcta no debería marcar una diferencia muy grande.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.