Jueves, 19 de enero de 2017

| 2003/03/07 00:00

Colombiatex se creció

Con el Atpa y las crisis de los países vecinos la feria textil de Medellín tiene una nueva dimensión.

Este año fue la 'fiesta de 15' de Colombiatex. Desde su primera edición, cuando apenas contaba con 67 stands y cuatro compradores, el evento ha tenido un crecimiento inusitado. Hoy en día es quizá la mejor opción de contacto con los mercados textiles de las Américas y ha abonado el camino hacia la internacionalización de la oferta nacional de confecciones. Esta vez contó con 350 expositores y más de 8.750 compradores nacionales e internacionales. Por eso Roque Ospina, director ejecutivo de Inexmoda, dice confiado que lograrán hacer negocios por "20 ó 25 millones dólares". Un gran logro con respecto a los 17 millones de dólares del año pasado.

Esta acogida tuvo que ver en parte con las posibilidades que puso sobre la mesa el Acuerdo de Preferencias Arancelarias Andinas (Atpa), aprobado el 31 de octubre pasado, con el que fueron liberados ciertos productos andinos de un arancel que oscilaba entre 14 y 36 por ciento para las exportaciones a Estados Unidos. Esta posibilidad permitirá exportar cerca de 1.000 millones de pesos más de lo que se vende actualmente. Una de las prioridades del gobierno frente a estos privilegios comerciales es generar más empleo. "En este momento la cadena textil y de confección tiene disponibles plazas para 4.000 personas, que estamos capacitando a través del Sena, indicó a SEMANA el gerente del Atpa para la región, Jorge Alberto Mesa. Pero si nos va bien alcanzaremos a generar 200.000 empleos en los próximos cuatro años".

Las exportaciones colombianas al mercado del norte están representadas especialmente en operaciones de maquila y paquete completo, que integra insumos colombianos también, modalidad que por primera vez tuvo representación en la feria. Esta forma de negociar es una de las que más apetito genera a la hora de escoger ya que agrega más elementos de producción nacional a la maquila y, por ende, más divisas para el país. Bajo esa modalidad contratan en Colombia marcas mundiales muy conocidas como Liz Clairbone, Náutica, Adidas, Nike, Perry Ellis, Hush Puppies, Kenneth Cole, Levis, Oscar de la Renta y Tomy Hilfiger, entre otras. "La mayoría con un 80 y un ciento por ciento de insumos colombianos", recalcó Adriana Thiriez, funcionaria de Inexmoda.

Otro signo de crecimiento del evento fueron sus invitados. Así, la presencia de 25 empresas de Brasil, novena economía del mundo, con una industria textil que mueve 22.000 millones de dólares, resultó bastante significativa. Entre estas empresas, interesadas en aprovechar los beneficios del Atpa para Colombia, se encuentra Vicunha, una de las textileras más grandes del mundo, que busca surtir el mercado nacional que quedará algo desabastecido por cuenta de los compromisos que asuman por fuera los empresarios colombianos. "Tenemos varias conversaciones que concretaremos a principios de la semana próxima. Nuestra aspiración es llegar a vender 4,5 millones de metros para Colombia en este año", dijo a SEMANA Jorge Enrique Vélez, el representante exclusivo para Colombia desde hace 16 años. La producción de Vicunha equivale más o menos a la de todas las textileras colombianas juntas. Después de que Argentina, su mercado natural, cayera en la crisis, Colombia se ha convertido en su principal cliente suramericano.

La feria terminó y aún es muy pronto para hacer un balance real de lo que dejó. Lo cierto es que, en medio de la coyuntura del Atpa y las crisis de Argentina y Venezuela, los empresarios textiles nacionales tienen buenas perspectivas de exportaciones en el futuro próximo y los internacionales están ansiosos por pelearse el mercado colombiano.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.