Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1988/03/14 00:00

COMO INVERTIR SU DINERO EN 1988

COMO INVERTIR SU DINERO EN 1988

AUTOMOVILES
En la actualidad el sector de más movimiento del comercio minorista es el de los vehículos. Sus ventas en el último año aumentaron en un 30% y su dinámica permitió que la actividad comercial en su conjunto, tuviera un crecimiento significativo en el 87. La adquisición de un vehículo figura también dentro del portafolio de posibles inversiones en activos no financieros.

El mercado automotor colombiano, a diferencia de la mayoría de los mercados de bienes de consumo durable, está regido por la ley de la demanda y no por la de la oferta: los compradores se pelean los carros nuevos y hasta se ha generalizado el pago anticipado de una parte del valor del vehículo, a fin de garantizar su pronta adjudicación.

El encarecimiento de los costos de producción por parte de las tres ensambladoras, atribuido en gran parte a la devaluación de nuestra moneda frente al dólar, el yen y el franco, ha precipitado una escalada alcista que se refleja en aumentos anuales en los precios de los vehículos hasta de un 40% .

La variación de los precios de los nuevos modelos, presiona también con carácter ascendente los precios de los vehículos usados. Un Renault-9, línea económica, modelo 88 cuesta en la actualidad 3.860.000 mil pesos mientras que hace un año, el mismo vehículo, modelo 87 costaba 2.716.060 pesos para un incremento anual del 42%. El Renault-4 Máster ha subido en los últimos 12 meses en un 33.3%, en tanto que el Mazda 323 de 1.300 centímetros cúbicos ha registrado un alza, entre febrero del 87 y febrero del 88, del orden del 31%.

En cuanto a los vehículos importados los aumentos han sido más espectaculares: por ejemplo, el campero americano Wrangler que se vendía hace un año en 7.5 millones de pesos, en la actualidad se cotiza en el mercado del usado en 12 millones: es decir, ¡un incremento del 60%! Quien haya tenido el privilegio de acceder el reducido cupo de este tipo de vehículo aprobado en 1986, obtiene unas utilidades que superan fácilmente cualquier inversión financiera lícita.

Un automóvil Mazda 323 HS (1300 cc) nuevo costaba a finales de 1984 1.100.000 pesos; este mismo vehículo se puede vender en la actualidad, fácilmente, en 2.3 millones. Si el beneficio del usufructo en estos 3 años largos pudiera calcularse, se tendría que la utilidad obtenida por el vendedor sería poco menos que fabulosa. Si con el millón de pesos un hipotético inversionista hubiera constituido un CDT bancario y capitalizado los rendimientos, la rentabilidad obtenida después de impuestos, entre diciembre del 84 y diciembre del 87 hubiese sido "sensiblemente igual" a la primera alternativa y su capital estaría alrededor de los 2.4 millones de pesos. Sólo que el sacrificio por desprenderse de efectivo no le reportó los beneficios del uso del vehículo.

Una muestra palpable de la velocidad con que se valorizan los vehículos, la proporciona el cuadro adjunto. En él se aprecia cómo, mientras que hace tres años se requerian 88.5 salarios mínimos para comprar el carro más económico de la marca Mazda, en la actualidad se necesitan 140 salarios mínimos. El ejercicio es más diciente aún si se tiene en cuenta que el Mazda 323-1300 está sometido a control de precios y que el salario mínimo se ha incrementado en los últimos años a un ritmo superior al de la inflación.

El Taxi: una falacia
Si el inversionista se inclina por adquirir un taxi, las cuentas son menos sugestivas: la Corporación Financiera del Transporte está entregando vehículos R-9 en las siguientes condiciones: Cuota inicial de $1.383.000 (incluido el IVA por la financiación), y 36 cuotas mensuales de $112 mil. El valor de contado es de $3.140.000. Es necesario advertir que como la demanda es mucho más elevada que la oferta, la obtención del taxi, por esta vía no es nada fácil: de 60 solicitudes a lo sumo se aprueban 2. Si el vehículo se trabaja 15 horas diarias, de acuerdo con las consultas efectuadas se produce alrededor de 12 mil pesos diarios, o sea unos 300 mil mensuales, suponiendo descansos en días festivos, lo cual es improbable. Un modesto mantenimiento mensual incluyendo una supuesta depreciación, alcanza la suma de $80 mil. El salario del conductor (al cual se le paga sobre un porcentaje del producido diario), puede oscilar entre $65 mil y $80 mil. El resto se distribuye en el pago de la cuota y una exigua ganancia neta. Queda el consuelo de que el vehículo puede venderse bien a la vuelta de un par de años, pero sin que esto compense el esfuerzo invertido en esta aventura.

En resumen, la adquisición de vehículo particular constituye una buena alternativa de inversión, aún suponiendo que su propietario no lo use. La compra de taxi en cambio no luce atractiva.--

Número de salarios mínimos
equivalentes a precios de vehículos populares
Fecha Renault 4 Máster Mazda 323 (1300)


Dic84 76.4 97.4
Feb85 69.4 88.5
May85 75.6 96.4
Agt85 82.8 105.6
Nov85 87.4 113.2
Nov86 73.8 99.3
Feb87 81.6 133.6
Feb88 87.0 140.0
.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.