Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2007/01/27 00:00

Compre estrenos

Muchas empresas harán su debut en la Bolsa este año. Aproveche esta oportunidad para comprar acciones a precios 'justos'.

Compre estrenos

Su abreviatura suena a brindis griego. Pero la verdad es que la palabra OPA significa mucho más que una simple invitación a tomar trago enGrecia. En el mundo de los negocios, esa sigla quiere decir Oferta Pública de Acciones. Y es mejor que se vaya familiarizando desde ya con ese término, porque este año no va a leer una cosa distinta en las páginas económicas de los diarios y las revistas del país. Al fin y al cabo, varias de las empresas más importantes de Colombia se alistan para llevar a cabo este proceso. Y eso es una oportunidad de oro para cualquier ciudadano que esté pensando en dónde invertir su dinero este año.

Lo primero que usted debe saber es que las llamadas OPA (en inglés conocidas como IPO, de Initial Public Offering ) ocurren cuando una compañía quiere salir a bolsa por primera vez. Es decir, cuando quiere que sus acciones sean objeto de transacción pública en el mercado de valores. Eso lo hacen las empresas con el fin de obtener recursos frescos para cubrir sus necesidades o expandir sus operaciones. Esa platica que consiguen en la Bolsa tiene la enorme ventaja de que es capital y no deuda, contrario a lo que ocurre si toman un préstamo en un banco.

Cuando una empresa decide hacer una OPA suele recurrir a una firma aseguradora o suscriptora de la acción. Generalmente es una banca de inversión. Esta entidad es la encargada de hacer la valoración de la empresa y determinar el precio final de la oferta. No es un trabajo fácil. Del precio que le ponga a la acción depende que su debut en la Bolsa sea exitoso. Entre las posibilidades está, por ejemplo, que ese precio haya sido sobreestimado, y la acción se desplome tan pronto como salga. O por el contrario, que se haya subestimado la demanda, y el precio de la acción empiece a subir como espuma en cuestión de días.

Una vez la banca de inversión y la compañía establecen el precio aproximado al que saldría la acción, deben hacerlo público en un documento que se conoce como el prospectus. Allí no sólo se anuncia el valor de cada acción, sino que se incluye toda la información financiera detallada de la compañía, para que cualquier persona pueda revisar los números. A veces el precio que aparece en el prospectus puede ser diferente de la oferta final, dependiendo de los cambios de última hora que le hagan el emisor y la firma suscriptora.

La banca, junto con un grupo de firmas similares y de corredores de Bolsa, se hace cargo de la Oferta Pública de Acciones. El mecanismo es grosso modo el siguiente: la banca acuerda pagar a la empresa emisora un precio por una cantidad dada de acciones, y después las revende a los compradores interesados en ellas. Cada firma del grupo que opera como coaseguradora hace lo mismo y acuerda a su vez revender cierto número de acciones. Al final del cuento, la banca de inversión cobra una comisión por este servicio.

Al estrellato

El menú de empresas que planean hacer una oferta pública inicial de acciones en el mercado de valores colombiano es amplio y variado. A la cabeza, están dos importantes energéticas: Ecopetrol e Isagen. En ambos casos, se piensa sacar a bolsa acciones equivalentes al 20 por ciento de la propiedad.

La OPA de Isagén va mucho más adelante. Si todo sale bien, esta empresa generadora de energía deberá salir a Bolsa en un par de semanas. El objetivo del gobierno es colocar 523 millones de acciones privilegiadas, que equivalen al 19,22 por ciento del capital suscrito de la sociedad. La primer a oferta de papeles se hará en la segunda semana de febrero al sector solidario, como lo establece la ley. Después se abrirá al público general, en una oferta que se llevará a cabo dos meses después. Todos los colombianos podrán adquirir las acciones de Isagén a un precio de 1.130 pesos cada una, y podrán comprarlas de contado o a plazos. En la primera etapa las acciones se podrán adquirir en las oficinas del Banco Agrario. En la segunda, la venta se realizará a través de una amplia red de oficinas de reconocidas entidades financieras y de las firmas comisionistas adscritas a la Bolsa de Valores de Colombia.

La OPA de Ecopetrol está mucho más cruda. Aunque el Congreso ya le dio el visto bueno a la venta del 20 por ciento de las acciones, todavía falta escoger las bancas de inversión que harán el papel. Desde ya, se prevé que la valoración de las acciones no va a estar nada fácil, pues todo depende del precio al que se calcule el barril de petróleo para los próximos 20 años. ¿50, 60, 70, 80 dólares el barril? Imposible saberlo. Lo único que se conoce por ahora es que el ministro de Minas y Energía, Hernán Mejía, desea que sean una banca europea y una norteamericana las que participen en el proceso, para tener así dos perspectivas diferentes de la evolución del crudo en los próximos años.

Otras empresas que se preparan para salir a Bolsa por primera vez son Carvajal, Olímpica, Colanta, Alquería y Baterías MAC, entre otras, que hacen parte del programa Colombia Capital de la Bolsa de Valores de Colombia para ingresar al mercado.

¿Son las OPA que vienen en camino una buena inversión? Lo serán, siempre y cuando el inversionista haga la tarea y mire si el precio es 'justo', es decir, correspondiente al riesgo de la empresa de la que va a ser socio. Esta tarea pondría a los nuevos emisores en una situación de ventaja frente a los que ya están en el mercado, cuyas acciones pueden estar sobrevaloradas por efecto de la especulación. De hecho, la salida a Bolsa de nuevas empresas podría tener un efecto negativo sobre los precios de las que ya se cotizan actualmente. Esto se debe a que muchos inversionistas que quieren mantenerse en este mercado aprovecharían para liquidar algunas acciones tradicionales que se encuentran sobrevaloradas, para pasarse a las nuevas.

Así ocurrió cuando los fondos de pensiones quisieron quedarse con Ecogás y para ello vendieron las acciones que tenían de otras empresas. Esto se reflejó en la caída del Índice General de la Bolsa de Valores de Colombia (Igbc) en mayo del año pasado, cuando varios títulos empezaron a descolgarse por efecto de las ventas de los fondos de pensiones.

Las ofertas públicas iniciales de acciones que vienen en camino corresponden en su mayoría a empresas con muy buenas perspectivas a futuro. Isagén, por ejemplo, está trabajando en exportar energía a otros países; en 2006 Ecopetrol logró revertir la caída en la producción petrolera, y Carvajal es la compañía editorial más importante de América Latina.

De todas formas, no hay que perder de vista que invertir en acciones es un riesgo alto. Por eso es muy importante que usted se apoye en su corredor de Bolsa para que le haga el análisis de las empresas y pueda tomar buenas decisiones. Aunque las nuevas emisiones deberían salir a precios justos, usted está en todo su derecho de exigirle a su corredor que le justifique, con argumentos técnicos -y no con simples chismes-, el precio al que va a comprar. Es bueno hacer eso no sólo para las nuevas emisiones, sino para las que ya existen en el mercado. "Con las acciones pasa igual que cuando uno compra propiedad raíz: es lógico llamar a un perito a que se lo avalúe, para no ir a pagar más de la cuenta", dice el ex gerente de investigaciones económicas de Porvenir Felipe Gómez, quien actualmente se encuentra en Oxford.

Eso sí, una vez que la acción comienza a ser comprada y vendida en el mercado abierto, nadie puede predecir con certeza absoluta cuál será su futuro. De hecho, algunas compañías quiebran, mientras otras, al cabo de poco tiempo, logran enriquecer a sus accionistas. Lo que sí se puede afirmar sin temor es que invertir en un OPA es una alternativa interesante de inversión.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.