Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2010/01/16 00:00

Con seguridad

Con seguridad

Los bancos han tenido que hacer cuantiosas inversiones para cumplir los estándares de seguridad que les impuso la Superintendencia Financiera. Se estima que estos ascienden a 250.000 millones de pesos. La última fase de los requisitos acaba de entrar en operación y consiste en ofrecer a los clientes tarjetas con chip, contar con cámaras de video en los canales de atención al público como cajeros automáticos y conservar las grabaciones por lo menos un año. El superintendente financiero, Roberto Borrás, señaló que el cambio de los plásticos por las tarjetas chip será progresivo. El canal inicialmente habilitado para la lectura es el datáfono. Los cajeros automáticos irán entrando de manera paulatina. La idea es incrementar la confianza del público en el sector financiero.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.