Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/08/30 12:10

Se posterga la decisión sobre la suerte del río Magdalena

Cormagdalena dio un plazo adicional al consorcio Navelena, encabezado por Odebrecht, que presentó un cronograma con aval de la firma Goldman Sachs para financiar las obras.

Se posterga la decisión sobre la suerte del río Magdalena Foto: SEMANA

Cormagdalena prorrogó por unas semanas más la decisión de caducar el contrato de Navelena o ceder la participación de la firma brasileña Odebrecht a un nuevo inversionista, en el proyecto para recuperar la navegabilidad del río Magdalena, cuya inversión asciende a 2,5 billones de pesos.

La medida se tomó durante la audiencia realizada este martes en la sede de la entidad y en la que se esperaba una decisión final sobre este proyecto. La audiencia para la caducidad comenzó a las 10 de la mañana, pero cuando apenas había transcurrido los primeros minutos después de la instalación por parte del director de Cormagdalena, el capitán Luis Álvaro Mendoza Mazzeo, fue suspendida ante un cronograma propuesto por la firma contratista. Esta es una alternativa que está contemplada en el contrato.

En los próximos días la Corporación procederá a revisar la documentación entregada por el concesionario para determinar si es viable la solución que presente el concesionario. Una de las propuestas del consorcio incluye una carta de intención del banco de inversión de Estados Unidos, Goldman Sachs, que ha expresado su interés de financiar las obras. La decisión final se conocerá cuando se reanude la audiencia definitiva de caducidad.

Esta sería una alternativa que daría respiro a inversionistas nacionales y extranjeros que están ejecutando diversos proyectos relacionados con puertos fluviales y movimiento de carga, a la espera de que se terminen las obras de recuperación del río, previstas para ejecutarse en cuatro años.

La decisión más complicada sería caducar el contrato, ya que implicaría paralizar las obras durante más de un año, tiempo que demoraría abrir un nuevo proceso de licitación y buscar un nuevo consorcio que se hiciera cargo del proyecto. Además, podría implicar demandas millonarias contra la nación teniendo en cuenta los recursos que ya ha invertido Navelena en el río. Sin embargo, en los últimos días se estaba abriendo paso una decisión en este sentido teniendo en cuenta el ultimátum del gobierno, que se ha mostrado muy preocupado por este tema.

Tal y como se ha informado esta es la inversión más ambiciosa para recuperar la navegabilidad del río Magdalena. Contempla obras de encauzamiento del río entre los puertos de Puerto Berrío en Santander y Salgar en Cundinamarca, así como obras de rectificación y dragado desde Salgar hasta su desembocadura en Bocas de Cenizas, en un total de 908 kilómetros. El contrato fue suscrito en septiembre de 2014 por el presidente Juan Manuel Santos, contempla inversiones millonarias que incluyen ampliación de la anchura, profundidad, radio de curvatura y asistencia a la navegación.

Las firmas Odebrecht de Brasil y su socio Valorcon de Colombia debían entregar el pasado 12 de junio un cierre financiero mediante el cual la banca garantizara la disponibilidad de recursos por 660.000.000.000 millones, pero sólo pudieron acreditar 100.000 millones. Sin embargo, dentro de los términos del contrato estaba previsto que los contratistas podían presentar en la audiencia de caducidad prevista de este martes una nueva propuesta que permitiera salvar el proyecto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.