Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2000/01/10 00:00

COSTOSA VOCACION

A pesar de exigir cuantiosas inversiones en tiempo y dinero las maestrías en administración <BR>siguen siendo populares.

COSTOSA VOCACION

Cuando hace poco más de una decada alguien en el país demostraba interés por un MBA
muchos de sus interlocutores pensaban que esa persona estaba interesada en adquirir un nuevo
electrodoméstico o un carro importado de la Unión Soviética.Hoy, por el contrario, el término ha adquirido la
categoríade las palabras recién incorporadas al habla cotidiana, esas que nadie necesita ya explicar. El MBA
_sigla en inglés para la Maestría en Administración de Negocios_ se ha convertido en la alternativa de
posgrado más cotizada para graduados de cualquier carrera profesional, en especial de aquellas relacionadas
con la economía y las ciencias administrativas.
Un programa de MBA proporciona a sus estudiantes las herramientas necesarias para gerenciar empresas
de tamaño mediano y grande, involucradas en negocios a escala mundial, con formación genérica en todos
los campos empresariales: estrategia, mercadeo, finanzas, producción, recursos humanos y organización.
En general una maestría de este tipo está dirigida a profesionales universitarios o a personas con
experiencia demostrada dentro del sector de que se trate y normalmente tiene una duración de entre uno y
dos años. Sus precios son tan variados como la propia oferta del mercado pero podría situarse, en términos
generales, como el más costoso de los posgrados.
Por todas estas razones es fundamental entender qué hay detrás de un MBA y los pasos necesarios para
lograr obtener este título. ¿Es una buena inversión? ¿Hay quién financie estos posgrados? ¿Qué hay que hacer
para aspirar a uno? Este informe pretende responder a esas y otras preguntas de importancia para quienes
están interesados en adquirir una maestría en administración de negocios. Para hacerlo fueron consultados
directores de programas, graduandos y empresas con el fin de conocer sus opiniones al respecto. Aquí están
los resultados.

¿Por qué un MBA?
De todos los cursos de posgrado que existen la estrella continúa siendo, tanto por prestigio como por
intensidad, el MBA. Este es casi un requisito para obtener puestos de alta gerencia en cualquier compañía a
nivel mundial.
The Economist realizó un estudio sobre la relación de los MBA y la preferencia de los empleadores a la hora
de valorar a los candidatos a un puesto en su empresa, y encontró que la demanda por profesionales con
MBA triplicaba la de los profesionales con cualquier otro tipo de maestría.
Esta posición privilegiada de los MBA es confirmada también por los expertos en selección de personal. Según
Alvaro Cadavid, presidente de Top Management: "Los empresarios prefieren trabajadores con MBA, pues
saben que éste les brinda los conocimientos prácticos requeridos en el mundo empresarial y les da una visión
muy completa sobre todas las materias relativas a la administración y dirección de empresas".
En febrero de este año la Escuela de Negocios de Harvard realizó un estudio basado en la oferta y
demanda laboral en Estados Unidos a lo largo de 1998. El resultado es que en el campo de la
administración y dirección de empresas, el título de MBA es el que más se valora. De hecho, un 18 por
ciento de las ofertas de trabajo destinadas a economistas o administradores exigen como requisito un máster
en este currículo.
En cuanto a puestos de trabajo concretos _de acuerdo con el estudio_ para el que más se aprecia la posesión
de un MBA es para el de gerente. Un 37 por ciento de las ofertas de empleo para ese cargo lo pide como
condición indispensable. El MBA también eleva mucho las posibilidades de conseguir un trabajo como director
de administración y finanzas o como director de marketing


Las finanzas del MBA
Desde el punto de vista estrictamente financiero vale la pena hacer un MBA si los ingresos de la persona que
lo hace son suficientes para cubrir el costo de inversión del estudio. Para averiguar qué tanto sirve hacer
un máster en administración SEMANA se dio a la tarea de averiguar cuánto vale este curso, tanto en
Colombia como en Estados Unidos, y cuánto tiempo tiene que transcurrir para lograr recuperar la inversión
realizada.
Los resultados son similares a otros estudios hechos en Estados Unidos. En efecto, para una persona que
esté pensando en hacer un máster en Colombia hay que tener en cuenta que se demorará, en promedio,
entre cinco y seis años para recuperar su inversión, dependiendo de la cantidad de deuda que asuma para
pagar sus estudios y del salario que consiga al salir de la universidad. Para alguien que sea admitido en una
de las más prestigiosas universidades de Estados Unidos _como Stanford, Harvard o MIT_ y decida volver
a Colombia después de sus estudios, el tiempo necesario para recuperar la inversión está entre siete y ocho
años.
Las razones detrás de estos resultados son múltiples. Como primera medida, estudiar durante dos años
implica dejar de percibir ingresos en ese mismo período. Esto es equivalente a una inversión desde el
punto de vista económico y se conoce como costo de oportunidad. Adicionalmente está el hecho de que la
mayoría de las personas requieren endeudarse para poder pagar sus estudios, lo que implica desembolsos
de capital e intereses durante un período una vez terminado el máster. Finalmente está el hecho de que en
Colombia las personas con estudios de posgrado todavía no son muy bien pagadas _en comparación con
trabajos similares en Estados Unidos_, razón por la cual la recuperación de la inversión tarda un par de años
más.
No obstante estos resultados, es claro que la decisión de hacer un MBA no es únicamente financiera.
También existen razones de índole personal que llevan a que una persona emprenda esta aventura.

En el exterior
Para todos aquellos que rumian la idea de viajar al exterior en pos de unos estudios universitarios la
cuestión tiene sus bemoles: ¿Valdrá la pena?, ¿tendré dinero suficiente?, ¿California o Nueva York?
Existen muchas universidades dónde matricularse para hacer un MBA. Sólo en Estados Unidos hay más
de 1.000, entre públicas y privadas. Algunos ejemplos bien conocidos son las prestigiosas escuelas de
Harvard, Standford, Chicago, Columbia, Berkeley, Yale o Nueva York. En Europa, Oxford y Cambridge en el
Reino Unido, la Sorbona y Tolouse en Francia y Lovaina en Bélgica. Pero ni son las únicas ni tienen porqué
ser las más adecuadas. Lo primero que ha de tenerse en cuenta es el lugar que ocupa en cuanto a categoría
académica en la clasificación universitaria internacional, pero conviene considerar otras cuestiones, como que
sea puntera en la especialidad de interés del postulante.
Además es muy importante que los programas, cursos, asignaturas y profesorado que ofrecen sean los
adecuados con las necesidades académicas del interesado y que sus instalaciones, las actividades
extraescolares y su entorno sirvan para completar la formación.


Becas y ayudas
Pocas son las escuelas de negocios y centros de posgrado que conceden ayuda a los alumnos con menos
posibilidades económicas para hacer más llevadero el sacrificio que puede suponer la realización de un
MBA.
Sin embargo algunos de éstos conceden ayudas para hacer cursos en universidades extranjeras con las que
mantienen convenios a través de los departamentos de relaciones internacionales.
Los alumnos de la Universidad Icesi o Los Andes pueden beneficiarse del convenio que dichas entidades
tienen con la Universidad de Tulane, por lo que se puede optar a una beca para un MBA en Estados Unidos.
También hay ayudas para estudiantes con un currículo académico brillante en fundaciones y organismos
públicos y privados, como la Organización de Estados Americanos (OEA), Colfuturo, la Corporación Futuros
Profesionales y Ejecutivos o las conocidas y prestigiosas becas de la Fundación Fullbright.
Estas subvenciones financian el costo parcial de la matrícula y, en algunos casos, la estancia y
manutención de los alumnos que necesitan desplazarse desde su lugar de residencia.


En Colombia
Los programas de MBA en Colombia se basaron, inicialmente, en modelos de Estados Unidos. Y en los
últimos años han pasado por un proceso de evolución constante para poder responder a la naturaleza
dinámica que representa la administración en Colombia. Según Javier Yáñez, director del MBA de la
Universidad de los Andes, "los MBA tratan de dar una visión práctica del mundo empresarial colombiano y
pretenden capacitar a sus alumnos para que desempeñen puestos de responsabilidad en dicho entorno".
Existe hoy en día una gran demanda por alcanzar un buen nivel académico y las escuelas del país han
tomado este reto de varias formas. Han puesto especial énfasis en lo práctico, con más integración entre las
diferentes disciplinas de la administración. "Existe una gran tendencia al uso de 'soft skills', al igual que el
trabajo en equipo y el liderazgo", asegura Fernando Restrepo, director del MBA de laUniversidad Externado de
Colombia.
Los MBA existentes en el país se imparten en la Universidad de los Andes, Universidad Eafit, Universidad
Externado de Colombia y el Icesi. La duración de estos programas varía de acuerdo con el centro que los
imparte, pero hay una tendencia a comprimirlos en un total de 12 a 20 meses.En cuanto a los requisitos de
admisión, muchas de estas escuelas exigen pasar sus propias pruebas, además de pedir el TOEFL, el
promedio de la carrera de pregrado y, en algunos casos, el GMAT.

Cómo elegir un MBA
Los cursos que encierran las siglas MBA pueden ayudar mucho a conseguir un buen empleo si aparecen en
el currículo. Para que esto sea posible los candidatos a una maestría en administración de negocios deben
tomar la decisión adecuada acerca de cuándo y dónde realizar el MBA. Las revistas The Economist y
Business Week aconsejan tener en cuenta los siguientes criterios para tomar la decisión de dónde realizar un
MBA:
Duración de los programas. La AACSB (Asociación Americana de Escuelas de Negocios) establece una
duración mínima de 700 horas lectivas para que un MBA tenga el rango de tal. Sin embargo un buen
programa de MBA suele implicar unas 900 horas.
Enfoque práctico de los estudios. Un MBA debe facilitar la introducción al mundo laboral, por lo que tiene que
estar muy cercano a éste. Para ello es necesario que la universidad disponga de todos los medios que hagan
falta para transmitir la base práctica.
Proceso de admisión riguroso. Las maestrías en administración tratan de fomentar el trabajo en equipo y la
interacción entre los alumnos, por lo que es importante la calidad de los aspirantes. Normalmente se suelen
pedir como requisitos la posesión de un título universitario y una buena calificación en las pruebas de
aptitud realizadas por el centro de que se trate. En el mundo anglosajón son muy importantes el GMAT
(General Management Admission Test), el GPA _o promedio de la carrera profesional_ y, para los
estudiantes extranjeros, el TOEFL (Test of English as a Foreign Language) como prueba de las aptitudes en
inglés.
Profesores. Una lista de profesores prestigiosos supone muchos puntos a favor de una maestría. Asimismo se
considera muy importante que la escuela cuente con un buen número de profesores visitantes que puedan
aportar diversos puntos de vista.
Bolsa de trabajo. La efectividad de la bolsa de trabajo de un máster está muy relacionada con el prestigio del
centro que lo imparte. Cuanto más reconocida sea la escuela conseguirá un mayor número de ofertas de
empleo de calidad. El alumno podrá de esta forma acceder a oportunidades interesantes a las que, sin el
máster, no hubiera podido aspirar.
Son muchos los centros que ofrecen la posibilidad de obtener una beca para cursar sus estudios. Pagar
un MBA después de haber costeado una carrera supone un gran esfuerzo económico fuera del alcance de
muchos bolsillos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.