Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/5/2009 12:00:00 AM

Cuando el río suena...

• INSÓLITO: Es usual que los bancos sean los que embarguen a sus deudores por incumplimiento en sus deudas. Pero que embarguen a un banco, eso nunca se había visto. Pues bien, un juzgado de Bogotá ordenó una medida cautelar por 56.000 millones de pesos sobre la cuenta que Bancolombia tiene en el Banco de la República. Esto dentro del proceso que adelantan accionistas minoritarios contra el mayor banco del país. La entidad anunció que mientras avanza en las acciones legales, prestará las cauciones a que haya lugar.

• REASEGURO SUIZO. Swiss Re, la segunda reaseguradora más grande del mundo, sigue apostando por Colombia. Francisco Majos, representante en la región andina, señaló que la firma tiene reasegurados cerca de 3.700 millones de dólares en capital sólo para pólizas de cumplimiento en Colombia. Recordó que la firma está en Porce III, Hidrosogamoso y Túnel de la Línea y que quiere participar en el aseguramiento de la Ruta del Sol.

• BONOS A 40 AÑOS. Esta semana quedó claro que el mercado de valores colombiano da para todo. Inversiones Suramericana, del Grupo Antioqueño, rompió un hito del negocio y colocó una emisión de bonos a 40 años, algo que ninguna empresa había intentado en el país. La compañía buscaba 250.000 millones de pesos y hubo ofertas de los inversionistas por 1,3 billones de pesos. Hasta el momento las emisiones de bonos de compañías privadas se extendían máximo a 20 años. La operación fue estructurada por Banca de Inversión Bancolombia y los agentes colocadores fueron Valores Bancolombia, Serfinco e Interbolsa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?