Viernes, 31 de octubre de 2014

| 1995/04/17 00:00

DE BRINCO A SALTO

La luz verde que el Congreso le dio al Plan de Desarrollo de Samper fue la mejor noticia del año para la Política económica del gobierno.

DE BRINCO A SALTO

LA SEMANA PASADA EN EL seno del equipo económico del gobierno, el palo sí estaba para cucharas. A pesar de las quejas de los gremios, de las críticas de la prensa y de la incertidumbre sobre el estado de la economía, en Planeación Nacional y en el Ministerio de Hacienda, el ambiente estaba como para destapar champaña. La causa de semejante euforia fue la aprobación del proyecto del Plan de Desarrollo, más conocido como el Salto Social, en las comisiones económicas del Congreso. Si todo sale como está previsto, para comienzos del mes de mayo la iniciativa va a recibir el espaldarazo de las plenarias de Cámara y Senado.
Cuando eso suceda, se estará concluyendo un capítulo definitivo en la historia de la planeación en Colombia. Por primera vez en el devenir del país, se va a tener un plan de desarrollo discutido, analizado y reformado en varias instancias, de acuerdo con los me canismos previstos en la Constitución de 1991. La iniciativa, por su parte, va a ser la base de los presupuestos públicos en lo que queda del cuatrienio y quedará como la hoja de ruta de la presente administración.
Aunque todavía faltan varias semanas para que se conozca el texto definitivo del Salto Social, este refleja en buena parte el proyecto original del gobierno. La idea general es la de aumentar considerablemente el gasto en los sectores sociales, al tiempo que se adelanta, junto con el sector privado, un ambicioso programa de desarrollo de infraestructura. En total se aspira a invertir recursos por unos 38 billones de pesos entre 1995 y 1998 con el fin de llevar a cabo buena parte de los programas electorales de la administración.
Si bien todavía algunos académicos continúan discutiendo sobre las prioridades del Salto Social, esa polémica pierde interés en la medida en que la administración se salió en buena parte con la suya. El espaldarazo político fue tal que la propuesta fue aprobada por unanimidad en las comisiones económicas de ambas cámaras. Incluso críticos acérrimos del gobierno como el senador conservador Juan Camilo Restrepo, no tuvieron sino elogios para todo el proceso. "El país va a ganar con este plan", afirmó.
En los días finales previos a la votación buena parte de la discusión se centró en el tema de la financiación del Salto Social. Según las cifras del propio gobierno, no todos los recursos necesarios están en las arcas públicas, pues aún falta que el Congreso apruebe el proyecto de reforma tributaria que se le debe entregar en los próximos días. Además, existe incertidumbre sobre el cumplimiento del programa de privatización, que debería generar casi medio billón de pesos por año, y sobre el éxito eventual de los planes de eficiencia en la administración de impuestos. Con el fin de curarse en salud para evitar sorpresas en ese frente, se llegó a un acuerdo según el cual el Salto Social podría ser menos largo, si los recursos presupuestados no se consiguen.
No obstante, el hecho de que el Congreso se haya involucrado tan a fondo en la discusión, hace más factible que ciertas propuestas se vean con ojos favorables. A pesar de la polémica pública que se va a generar es muy probable, por ejemplo, que el 'proyecto de ley de racionalización tributaria' que se va a dar a conocer en los próximos días acabe recibiendo la bendición parlamentaria. En otras palabras, si se llegara a caer la reforma impositiva, los congresistas estarían dando al traste con iniciativas que ellos mismos se encargaron de diseñar y proponer como fue el caso de las mayores inversiones en aeropuertos y carreteras.
Circunstancias como esa le permiten al gobierno cantar victoria por ahora. Tal como dijo el director de Planeación Nacional, José Antonio Ocampo "lo sucedido fue un reconocimiento al esfuerzo de concertación y de convencimiento del gobierno" .
Y probablemente así es. Ahora, para que el Salto Social sea realmente popular queda por delante el reto más grande: empezar a cumplirlo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×