Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/15/2013 12:00:00 AM

“Deberían vender arepas en California”

Andrea Kates, una autoridad en el mundo en temas de innovación, estuvo en Bogotá y habló con Semana.com.

Cuando de innovación y de estrategias para impulsar el talento humano se trata, la estadounidense Andrea Kates es una referencia obligada. Esta californiana es toda una eminencia en el tema y habló recientemente en la reconocida conferencia TED. Su libro Find Your Next, se convirtió en un best-seller, presenta una teoría para impulsar la competitividad de una empresa con base en tácticas revolucionarias.

El pasado miércoles, Kates estuvo en Bogotá para participar en la Rueda de Innovación de la Ciudad y la Región organizada por la corporación Connect Bogotá Región. Con Semana.com habló de cómo gestionar alianzas para acelerar la innovación en el país, del ADN cultural de los colombianos como una ventaja para el progreso y de cómo las más grandes empresas de la actualidad han surgido de la creatividad y la innovación.

Semana.com:
California es el hogar de una de las más importantes fuentes de innovación: el Silicon Valley, donde están las casas matrices de importantes empresas Google y Facebook. ¿Cómo se logró esto?

Andrea Kates: Es una receta con tres ingredientes. El más importante es que debe haber un grupo de personas apasionadas e inteligentes que quieran construir un futuro nuevo. El segundo es la combinación de necesidad y decisión. Y el tercero consiste en lo siguiente: la voluntad de investigadores, universidades, emprendedores y empresas de trabajar en equipo. Juntos, estos tres componentes funcionan como un poderoso imán. Así se logra atraer al mundo entero. Ese es el secreto de Silicon Valley.

Semana.com: ¿Qué es innovación?

A. K.: La innovación tiene muchas dimensiones, y la más popular es la creatividad. Pero innovar también es analizar, pensar de forma lógica y práctica y tener la capacidad de establecer compromisos de la gente.

Semana.com: ¿Cómo fomentar la innovación?

A. K.: Con una cultura que la promueva y que nos ayude a crear una nueva realidad. Esa cultura tiene tres elementos. El primero consiste en hacernos conscientes de que lo que se está haciendo hoy no es suficiente. El segundo es que las personas deben tener la capacidad de salir de lo cotidiano y compartir con otros para generar conocimientos. Por último: la innovación se genera a partir de la inspiración y la alianza con otros sectores o industrias con el fin de crear un algo nuevo. Esto debe involucrar al gobierno, a universidades, colegios,  empresas y emprendedores.

Semana.com: ¿Cómo ve la innovación en Latinoamérica y el particular en Colombia?


A. K.: Contestaré esto con mucha humildad porque he estado aquí sólo tres días. Cuando baje del avión vi la ciclovía de Bogotá y noté que aquí la gente tiene ese espíritu de trabajar en conjunto, que piensa en el medio ambiente y en la economía. La creatividad de Andrés Carne de Res, por ejemplo, me mostró que aquí hay personas con ideas diferentes para mostrarle al mundo. En Colombia hay algo fundamental y es el arraigo de la gente a su país. Eso hay que aprovecharlo. Para poder innovar las naciones deben tener claro su propio ADN, pues hay que construir a partir de lo auténtico.

Semana.com: ¿Cuán atrasada está Colombia?

A. K.: Soy consciente de que aquí hay un conflicto social y armado. Y eso podría ser un impedimento. Pero es importante enfatizar en que hay un buen punto de partida si la sociedad quiere cambiar las cosas y de generar oportunidades. Algo que, por ejemplo, me tiene muy sorprendida son las personas que venden minutos de celular: una nueva tecnología forma nuevas dinámicas de empleo. El gobierno debería desarrollar programas para promuevan cosas así. Se debería exportar marcas de ropa basadas en el ingenio colombiano. ¿O por qué no vender arepas antioqueñas en California? Puede sonar absurdo, pero hay que pensar así.

Semana.com: ¿Cómo hacerle entender al gobierno colombiano que invertir en innovación es invertir en desarrollo?

A. K.: La mejor manera de vender la idea es mostrando que la innovación genera empleo. Yo trabajo con los gobiernos de Texas y California. Ellos han podido notar los cambios y por eso le apuestan cada vez más. Los investigadores, las universidades y las empresas, al trabajar en conjunto, generan nuevas fuentes de conocimiento y oportunidades.

Semana.com: Colombia todavía está lejos de alcanzar esto. ¿Qué modelos internacionales valdría la pena seguir?

A. K.: Tengo dos ejemplos en que la innovación genera grandes impactos sociales que deben llevarse a cualquier país. En un país escandinavo, una pequeña cooperativa que producía alimentos orgánicos pudo catapultarse en su nación y vender sus recetas y productos orgánicos a más de 35 mil personas. Lo logró aplicando estrategias concretas. Algo parecido sucedió en India, donde una emprendedora social creó una incubadora portátil con la que llegó a las zonas más lejanas y pobres. La idea innovadora consistía en que por 200 dólares se podía salvar la vida de un bebé. Hasta ahora ha salvado ocho mil vidas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.