Viernes, 20 de enero de 2017

| 2001/07/23 00:00

¿Discriminadas?

¿Discriminadas?

Wal-Mart, la gran cadena de almacenes de Estados Unidos —y la empresa que más empleos genera en ese país— está en jaque. Seis empleadas demandaron a la empresa por discriminación sexual la semana pasada en una corte de San Francisco. Entre otras cosas las demandantes se quejan de que aunque el 72 por ciento de los 962.000 empleados de la cadena son mujeres los gerentes son en un 90 por ciento hombres. Si la demanda prospera sería la segunda vez que una compañía se vería en aprietos por esa razón. Hace unos años la cadena Lucky Stores tuvo que pagar más de 100 millones de dólares para llegar a un arreglo con sus demandantes, que la habían puesto contra la pared en los estrados judiciales por discriminación sexual.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.