Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2008/11/14 00:00

DMG: el imperio contraataca

David Murcia Guzmán, el controvertido propietario del grupo de negocios DMG, confrontó públicamente al presidente Álvaro Uribe por cuenta de las investigaciones que el mandatario está pidiendo para poder intervenir este emporio económico.

En Bogotá, cientos de personas marcharon este viernes hasta la Plaza de Bolívar para protestar contra Aval y el gobierno en defensa de DMG.

“Que nos explique el presidente Uribe por qué yo tengo que devolver el dinero, pero en ley. Porque si usted, señor presidente, va a hacer cosas arbitrarias pues permítame decirle que yo también me pondré en cosas arbitrarias y pondré a toda la gente en contra del gobierno”, dijo en entrevista con La W radio David Murcia Guzmán, dueño de DMG. Además reiteró que el grupo Aval, del empresario Luis Carlos Sarmiento Angulo, está haciéndole una “guerra vil” a su negocio.

Pero esta no es la primera vez que el tema de DMG se convierte en la piedra en el zapato del gobierno, la Fiscalía y la Policía (lea el artículo El gran Encarte). Cuando la SuperFinanciera sancionó a DMG, a finales del año pasado, la gente salió a marchar y a defenderla. A mitad de año, incluso, el gobierno presentó un proyecto de ley de Reforma Financiera que incluía un artículo que buscaba regular la venta de tarjetas prepago, que es el método que utiliza la multinacional de Murcia.

Lo que intenta demostrar el gobierno con las investigaciones es que DMG sí es una captadora de dinero, por un lado, y determinar si hay lavado de activos o no (lea el artículo Negocios, Negocios), por otro. Sin embargo, Murcia ha dicho anteriormente a SEMANA que su actividad es comercial, que lo que hace es vender bienes y servicios a través de tarjetas prepago y que no capta dinero. El problema es que es un misterio de dónde sale tal cantidad de dinero para soportar esta actividad. En una extensa entrevista con esta revista, incluso, las explicaciones que Murcia busca dar sobre su "toque de Midas" son insuficientes.

Hoy volvió a decir lo mismo. Aseguró que su negocio no es ninguna ‘pirámide’ e incluso dijo que él mismo, a través de Internet, había denunciado que DRFE, la captadora de dinero que la SuperFinanciera ya intervino, aunque muy tarde, les iba a robar la plata a los miles de inversionistas. (Escuche cuál es el secreto de David Murcia. En el 2007, por ejemplo, una de sus empresas reportó ingresos por 72 mil millones de pesos).

Mientras esta mañana Uribe se reunió con algunos de sus funcionarios, el fiscal Mario Iguarán estuvo con los superintendentes de Financiera y de Sociedad, el jefe de la Unidad de Información y Análisis Financiero UIAF del Ministerio de Hacienda y un representante de la Dian para determinar qué pruebas había y poder proceder con las primeras capturas de socios de DMG. Sin embargo, como lo dijo el mismo fiscal, aún no hay pruebas contundentes.

La controversia aumenta cuando se dice que parte de los inversionistas son altos funcionarios del gobierno. Ante la pregunta de si esto era cierto o no, Murcia se abstuvo de señalar personas concretas al escudarse en que tenía que reservarse el nombre de quienes que le han comprado tarjetas prepago (escuche su salida por la tangente). Pero al final lo admitió: “aquí hay gente de todos los estratos, del gobierno y de la misma Policía”.

Inadvertida ha pasado la intervención de la Superintendencia de Sociedades, que ayer mismo multó a DMG Grupo Holding S.A. con casi 150 millones de pesos, incluyendo la multa a su representante legal, “por el incumplimiento de varias órdenes emitidas por la Supersociedades, relacionadas con graves irregularidades jurídicas, contables y administrativas de esa sociedad”.

Entretanto la gente volvió a salir a las calles. Llamó a las emisoras a quejarse del gobierno porque éste, según ellos, quiere acabar con su fuente de bienestar. DMG sigue en pie. Tan firme como las pirámides de Keops, Kefrén y Micerinos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.