Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2005/04/03 00:00

Dulce gigante

Con la integración de Nacional de Chocolates y Noel nace la quinta multinacional de alimentos más grande de América Latina. Le espera una dura competencia.

Con la fusión, Inversiones Nacional de Chocolates se consolida como el quinto grupo de alimentos más importante de América Latina, después de Bimbo de México, Sadia y Perdigào de Brasil y Aracor de Argentina.

Una suculenta fusión se está cocinando en las empresas de alimentos del Grupo Empresarial Antioqueño (GEA), más conocido como el Sindicato Paisa. La semana pasada el grupo económico más grande del país anunció su intención de integrar Inversiones Nacional de Chocolates con Inveralimenticias Noel, las dos holdings que agrupan las 33 empresas de alimentos del GEA, de las cuales 14 están por fuera del país.

La movida desató una euforia bursátil en el mercado de valores y agitó el panorama del negocio de alimentos en América Latina. Como Inversiones Nacional de Chocolates absorberá a Inveralimenticias, la nueva empresa quedará como una matriz con participación directa en seis negocios: chocolates, cárnicos, galletas, café, pastas y golosinas, con ventas consolidadas que superan los 900 millones de dólares anuales. Esto la convierte en el quinto grupo de alimentos más importante de América Latina, después de Bimbo de México, Sadia y Perdigào del Brasil y Arcor de Argentina.

Y es que justamente la reorganización del negocio de alimentos que está llevando a cabo el Grupo Empresarial Antioqueño obedece a su interés de competir en las grandes ligas de la región. Como parte de esa expansión internacional, Inversiones Nacional de Chocolates adquirió el año pasado las dos plantas de Nestlé en Costa Rica, una de galletas y otra de chocolates, para complementar las ventas nacionales, que el año pasado crecieron 6 por ciento, mientras que las ventas externas aumentaron en 24 por ciento. Adicionalmente inició operaciones comerciales propias en Centroamérica con la puesta en marcha de las compañías distribuidoras Cordialsa en Panamá, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, El Salvador y Guatemala.

Desde Colombia y Costa Rica como sus puntas de lanza, la nueva holding de alimentos del Sindicato Antioqueño espera conquistar el mercado latinoamericano con los mismos confites y chocolates con que lidera el mercado colombiano. Pero la competencia no será fácil. En Ecuador, por ejemplo, la multinacional Nestlé lanzó recientemente un producto llamado Sorpresa, con el que espera pisarle los talones a Chocolatinas Jet. En Panamá, su marca Chocolisto se debate hombro a hombro con NesQuick de Nestlé, y la confitera Casa Luker compró la división de galletas, caramelos y snacks del grupo panameño Pascual S.A. En Colombia, la multinacional argentina Arcor inició con fuerza y agresividad sus operaciones y tiene proyectado tener en el corto plazo el 10 por ciento del mercado de dulces en el país.

Por eso, la importancia de la fusión entre Inversiones Nacional de Chocolates e Inveralimenticias Noel. Una integración trae economías de escala, puesto que se reducen costos al compartir una misma infraestructura administrativa, financiera y tecnológica. Además, los negocios de las dos holdings se complementan. Inversiones Nacional de Chocolates tiene inversiones en empresas de chocolates, café y pastas, pero ha estado alejada del mercado de cárnicos, galletas y dulces, en el que Inveralimenticias tiene una participación dominante en el mercado colombiano y una fuerte presencia en Centroamérica y la región andina. Por último, es más fácil que los bancos le presten plata a una única compañía con un patrimonio de 2,5 billones de pesos que a dos empresas con un patrimonio inferior al billón de pesos. La fusión aumenta la capacidad de apalancamiento financiero de la holding de alimentos del grupo antioqueño, y por ende potencia su capacidad de crecimiento.

El número mágico en este tipo de operaciones es cuántas acciones de la nueva entidad equivalen a una de las viejas. A esto se llega después de valorar cada una de las empresas y definir qué peso tendrá cada una dentro de la compañía fusionada. Hoy la acción de Inversiones Nacional de Chocolates es de alta bursatilidad, pero la de Inveralimenticias es de baja, lo que significa que su liquidez es menor. Aunque el GEA ha dicho que todo este proceso se llevará a cabo con la mayor transparencia y que contratará a los bancos de inversión JP Morgan y BNP Paribas para que determinen el número de acciones de Inversiones Nacional de Chocolates que entregará por cada acción de Inveralimenticias, la forma como se calcula el valor de intercambio suele ser motivo de polémica en cualquier fusión, en especial entre quienes tienen participaciones minoritarias.

El Sindicato Antioqueño parece haber entendido que para avanzar en la expansión internacional no es suficiente contar con empresas consolidadas en los mercados locales. Es necesario tener organizaciones fuertes y de un tamaño que les permitan competir de tú a tú con los gigantes de los mercados latinoamericanos. En ese sentido, la tarea hacia el futuro de la nueva holding que resulte de la fusión de Inveralimenticias Noel y de Inversiones Nacional de Chocolates no será fácil. Tendrá que seguir comprando compañías en varios países para consolidar su condición de multinacional latinoamericana de alimentos y abrir así nuevas perspectivas en un mercado ampliado. A la vez tendrá que velar para enfrentar los retos gerenciales que implica una competencia con gigantes. Pero sobre todo deberá trabajar en la transparencia de la nueva empresa si quiere abrir las puertas a opciones de socios y de capital.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.