Domingo, 31 de agosto de 2014

Duro revés para la economía francesa AFP

| 2013/01/05 00:00

Duro revés para la economía francesa

La Corte Constitucional francesa tumbó el polémico impuesto a los ricos. El gobierno del presidente Hollande insiste en introducirlo nuevamente en agosto.

La medida estrella de la campaña electoral del presidente socialista, François Hollande, se quedó sin piso. La Corte Constitucional dictaminó que el llamado ‘superimpuesto’ que pretendía gravar con una tarifa del 75 por ciento a quienes ganaran más de 1 millón de euros al año (1,3 millones de dólares), era inequitativo, pues aplicaba en forma desigual a diferentes hogares con el mismo nivel de ingreso.

Así, una pareja que en forma combinada ganaba, por ejemplo, 1,5 millones de euros, no tendrían que pagar el impuesto siempre y cuando ninguno de los dos llegara al tope de 1 millón de euros. Sin embargo, si uno de los miembros de la pareja ganaba más del millón de euros, tendrían que tributar a la tasa de 75 por ciento.

Ahora, con la caída del impuesto, la máxima tasa de tributación del ingreso será de 45 por ciento, que aplica a quienes ganen más de 198.000 dólares al año.

La verdad es que el impuesto a los ricos era más simbólico que otra cosa, pues dentro de un déficit fiscal de 112.000 millones de dólares, un recaudo de unos pocos cientos de dólares no sería una gran contribución. El impuesto era temporal -por dos años- y se aplicaría solo a cerca de 1.500 personas en Francia, siendo la más simbólica de ellas, el actor Gérard Depardieu, quien se mudó a una pequeña ciudad fronteriza en Bélgica.

Desde que la medida fue anunciada generó una intensa polémica. El año pasado David Cameron, el primer ministro inglés, manifestó que le tendería el tapete rojo a los ricos que se quisieran ir de Francia, y efectivamente, varios ejecutivos de fondos de inversión se mudaron a Londres. Jean-Baptiste Wautier, el presidente de BC Partners, una de las firmas de banca de inversión más grandes de Europa, anunció que se mudaba. Lo mismo han hecho Bruno Ladrière, un director de la firma de capital privado Axa Private Equity, basada en París, y Bertrand Meunier, un director de CVC Capital Partners, otra firma de capital privado. Tanto banqueros como empresarios están planeando dejar el país. Muchos están considerando partir a Londres o a Luxemburgo, considerado casi un paraíso fiscal.

El impuesto no solo fue la causa para la partida de estos ejecutivos. También generó un clima adverso para los negocios. Las compras de compañías en Francia disminuyeron más de la mitad en 2012, alcanzando apenas 8.000 millones de dólares, mientras que la actividad en Inglaterra se incrementó en un 33 por ciento, para alcanzar 25.500 millones de dólares.

A pesar de la caída del impuesto, no se espera que quienes han partido vayan a volver. Géwrard Depardieu ha dicho que “Todo esto me da lo mismo. Nada cambia”. Lo cierto es que muchos de los que se han ido no ganaban más de 1 millón de euros al año (1.300 millones de dólares) por lo que la medida no los afectaría. Su decisión de dejar el país se debe a la alta tarifa de tributación combinada, la más alta en Europa. Se estima que cerca de 5.000 personas están haciendo maletas ante la incertidumbre de que el gobierno introduzca nuevamente la medida en agosto de este año.

El gobierno francés busca bajar el déficit fiscal de 4,5 por ciento a 3 por ciento, pero basado no en un recorte de gasto, sino en un aumento de los impuestos. Por ello existe el temor de que Hollande no alcance su objetivo, debido a que los cálculos se han hecho con un estimativo de crecimiento del PIB de 0,8 por ciento, que en estos momentos luce excesivo.

Ahora bien, el primer ministro Jean-Marc Ayrault anunció que el nuevo texto para revivir el ‘superimpuesto’ estará de acuerdo con “los principios expuestos por la Corte Constitucional”. Sin embargo, sus declaraciones no han ayudado a revertir el exilio de los más pudientes, por el contrario, han creado mayor incertidumbre. En el fondo, los franceses saben que, más temprano que tarde, todos se tendrán que apretar los cinturones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×