Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2016/03/28 21:03

Ecopetrol anuncia demanda por US$ 2.000 millones en caso Reficar

Al no llegar a un arreglo directo con la compañía que construyó la refinería de Cartagena, el pleito pasa a un tribunal de arbitramento por los millonarios sobrecostos del proyecto.

Se iniciaría un proceso arbitral en contra de Chicago Bridge & Iron (CB&I). Foto: Archivo particular

Ecopetrol, dueña de la Refinería de Cartagena (Reficar), decidió acudir ante los tribunales internacionales con el fin de recuperar una parte de los millonarios sobrecostos de este proyecto petroquímico, que generaron una gran controversia en el país e investigaciones por parte de la Procuraduría y Fiscalía.

A través de un comunicado la compañía petrolera informó que acudió a la Cámara de Comercio Internacional en Estados Unidos para que se inicie un proceso arbitral en contra de Chicago Bridge & Iron (CB&I) y su subsidiaria en Colombia, compañías que fueron las que ejecutaron la construcción, compras e ingeniería de la refinería, proyecto que costó el doble de lo esperado.

La demanda ascenderá a por lo menos 2.000 millones de dólares, es decir una cuarta parte de los 8.016 millones de dólares que costó la obra. La demanda la interpondrá Reficar.

Con este anuncio, Ecopetrol reconoce oficialmente que los  sobrecostos del proyectó  sí fueron muy superiores a los previstos y que en el desarrollo del mismo se presentaron irregularidades que terminaron por demorar la entrega de las obras.

La compañía colombiana y Reficar recurren a esta instancia debido a que no se llegó a un arreglo directo con CB&I, proceso que se llevó a cabo durante los últimos meses. Ecopetrol esperaba que de manera voluntaria CB&I reconociera el pago de los costos adicionales en que incurrió.

Para llegar a este proceso se preparó durante los últimos tres años en los que recopiló miles de documentos sobre los mayores valores pagados así como los retrasos de la entrada en operación.

La refinería se demoró en comenzar a operar 27 meses. Su costo pasó de 3.993 millones de dólares a 8.016 millones, lo que provocó un candente debate en el país, a raíz de un duro informe de la Contraloría. Según el entre fiscal por la demora en el proyecto se dejaron de recibir millonarios recursos. Además señaló que durante la ejecución del proyecto se celebraron 2.460 contratos de los cuales un alto porcentaje presentaba incrementos superiores al 100 por ciento.

La contraloría lleva a cabo un proceso de auditoria en las instalaciones de Reficar, en Cartagena, para verificar si se presentaron procesos de corrupción.

Los mayores costos hasta el momento están relacionados con obras adicionales porque el proyecto cambió frente al diseño original, pero también influyeron hechos como la parálisis y daños sufridos en algunos equipos producto de la huelga de trabajadores que exigían mayores beneficios económicos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.