Jueves, 19 de enero de 2017

| 2009/07/31 00:00

EE.UU.: disminuye el ritmo de la recesión

EE.UU.: disminuye el ritmo de la recesión
;
BBC

La economía de Estados Unidos sigue decreciendo, pero ha mejorado sustancialmente, incluso más de lo que esperaba el gobierno, según los datos del Producto Interno Bruto, (PIB), presentados este viernes por el Departamento de Comercio.
 
EL PIB, la suma de los servicios y bienes negociados en el país, registró un decrecimiento del 1% durante el segundo trimestre del año, lo que indica que aunque el país sigue en recesión la economía ha recuperado terreno.
 
El país registra así una contracción por cuatro trimestres consecutivos, lo que ha sido su peor comportamiento desde la Segunda Guerra Mundial.
 
La cifra es mejor de la que esperaban muchos analistas, y hasta algunos voceros del gobierno. Y es una notable reducción con respecto al 6.4 % de contracción que se registró en el primer trimestre del año, que fue la mayor caída sufrida en tres décadas.
 
Desde antes de que se oficializara la cifra el presidente Barack Obama había alabado el mejor comportamiento económico como un signo de que “lo peor” ya habría pasado, gracias en parte al paquete de estímulo económico que puso en marcha apenas llegado al gobierno.
 
Desempleo en alza
 
Tras conocer el informe, el portavoz presidencial, Robert Gibbs, aseguró que las cifras muestran que “se están haciendo progresos”, aunque reconoció que los altos niveles de desempleo siguen siendo una preocupación para la Casa Blanca.
 
Se espera que la próxima semana el Departamento del Trabajo presente las cifras sobre el desempleo que este año han alcanzado el máximo de los últimos 26 años al llegar al 9,5%, lo que significa que 14,7 millones de personas no tienen trabajo.
 
De acuerdo con las cifras oficiales, la minoría hispana y la negra registran la peor situación, con 12,2% y 14,7% respectivamente.
 
Según estimados parciales presentados esta semana, el ritmo de destrucción de puestos de trabajo se ha venido reduciendo, pero sigue manteniéndose por encima del medio de millón de empleos al mes.
 
Además ha aumentado el tiempo por el cual las personas se mantienen recibiendo beneficios de desempleo.
 
Los economistas consideran que una cifra “normal” dentro de una economía “sana” está en torno a los 250.000 a 300.000 desempleados nuevos al mes, un número que es fácilmente absorbido con la creación de nuevos puestos de trabajo.
 
Peor de lo imaginado
 
Sin embargo en las últimas semanas algunos datos han fomentado un espíritu menos pesimista sobre el futuro de la economía.
 
El mercado inmobiliario parece dar signos de recuperación, las bolsas de valores han venido recuperando terreno pausadamente y hasta los bancos registran mejoras en sus balances.
 
El presidente de la Reserva Federal, el banco central estadounidense, Ben Bernanke, ha asegurado en su reciente comparecencia ante el Congreso que cree que la recesión terminará al finalizar el año.
 
Muchos analistas estiman que la economía podría empezar a las “cifras negras” el próximo trimestre y llegar hasta un 1,5% de crecimiento, en parte gracias a los efectos del dinero que ha puesto a circular el plan gubernamental de recuperación económica.
 
Sin embargo, junto con los números más alentadores del segundo trimestre, el informe del Departamento de Comercio establece que el año 2008 fue peor de lo que previamente se había estimado.
 
Tras algunas revisiones y ajustes se determinó que EE.UU. creció el año pasado sólo un 0,4%, y no el ya bastante débil 1,1% que se había anunciado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.