Miércoles, 17 de septiembre de 2014

| 2012/12/28 00:00

EE.UU.: Legisladores buscan con afán evitar el ‘abismo fiscal’

por AP

Barack Obama urgió el alcance de un acuerdo, antes de finalizar el año, que evite una cascada de impuestos sobre la clase media del país y un eventual ‘frenón’ en la mayor economía mundial.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, en una conferencia de prensa el viernes acerca del riesgo de que una de las mayores economías del mundo se frene a causa del denominado 'abismo fiscal'. Foto: AP / Evan Vucci

Los dirigentes del Senado de Estados Unidos se apresuran a forjar un acuerdo de último momento que evite aumentos de impuestos a la clase media y demore los pronunciados recortes en el gasto, todo en un intento urgente por encontrar coincidencias luego de varias semanas de estancamiento postelectoral.

Impaciente, el presidente Barack Obama presionó a prominentes legisladores para que elaboren un acuerdo antes del plazo de fin de año, incluso uno que incumpliera el plan ambicioso que el mandatario y otros dirigentes del Congreso podrían haber alcanzado con un paquete sobre una considerable reducción en el déficit.

Obama advirtió que, sin una solución, "los ingresos de todos los estadounidenses serán bastante menores".

"El Congreso puede impedir que esto ocurra si actúa ahora", agregó Obama en su mensaje semanal por radio e internet.

Luego de que Obama y los dirigentes legislativos se reunieron el viernes en la Casa Blanca, algunos colaboradores del líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, y del líder de la mayoría senatorial, el demócrata Harry Reid, comenzaron una carrera contra el tiempo en busca de un acuerdo bipartidista.

Los líderes legislativos podrían presentar el domingo un proyecto de legislación sobre el llamado abismo fiscal, que podría ser votado el mismo domingo o el lunes.

La lista de los invitados al encuentro en la Casa Blanca incluía a Reid, a McConnell, al presidente del Senado, el republicano John Boehner, y a la líder demócrata de la cámara baja Nancy Pelosi. Pero los interlocutores principales fueron claramente Reid y McConnell, quienes estuvieron brevemente detrás de la Casa Blanca y se reunieron con sus colaboradores y con el principal asistente de Obama en asuntos legislativos, Rob Nabors, en el Salón de Gabinete en el Ala Oeste, justo afuera del despacho presidencial, mejor conocido como la Oficina Oval.

Ninguna de las partes esperaba que fuera fácil alcanzar concesiones mutuas. Pero McConnell y Reid expresaron un optimismo inesperado en las posibilidades de trabajar hacia un acuerdo que pudiera obtener apoyo en sus respectivas bancadas.

"Cualquier cosa que logremos será imperfecta", advirtió Reid.

En busca de ejercer más presión sobre los negociadores, Obama confió en que Reid plantee ante los legisladores una medida que impida el alza de los impuestos a la clase media y que prolongue la ayuda a los desempleados —un desafío implícito a los republicanos a votar contra las medidas que serían populares según las encuestas.

Y en el mensaje de los republicanos por radio, el senador Roy Blunt buscó atribuir a Obama y a Reid la responsabilidad por un acuerdo.

"Todavía podemos evitar el abismo fiscal si el presidente y el Senado controlado por los demócratas dan un paso al frente esta semana y trabajan con los republicanos para resolver este problema y resolverlo ahora", dijo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×