Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/6/2011 12:00:00 AM

El acuerdo es un "plan de acción" con fechas que el Gobierno colombiano debe cumplir: Ron Kirk

El representante comercial estadounidense Ron Kirk advirtió que Colombia deberá aplicar medidas que fortalezcan la protección de derechos laborales, y la prevención de violencia contra líderes sindicales.

El representante comercial estadounidense, Ron Kirk, declaró este miércoles que el acuerdo que permitiría la aprobación legislativa del Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Estados Unidos, se logró en el momento en el que el primer país accedió a incrementar las protecciones a los derechos laborales, tema que había mantenido estancado el acuerdo comercial en el Congreso desde su aprobación en 2006.

El presidente Juan Manuel Santos se reunirá con su colega estadounidense Barack Obama este jueves en Washington para formalizar el acuerdo, que cuenta con apoyo de ambos partidos en el Congreso estadounidense.

Kirk describió el acuerdo como un "plan de acción", el cual incluye fechas que el gobierno colombiano debe cumplir en la aplicación de medidas que fortalezcan la protección de derechos laborales, la prevención de violencia contra líderes sindicales y combatan la impunidad de los crímenes cometidos.

Legisladores republicanos dijeron en marzo que retendrían las aprobaciones del próximo secretario de Comercio y del tratado comercial con Corea de Sur mientras el ejecutivo no enviara también al Congreso los acuerdos de libre comercio (TLC) con Colombia y Panamá.

El presidente del comité de medios y arbitrios de la cámara baja, el republicano Dave Camp, dijo en un comunicado estar "animado" por el anuncio pero insistió al gobierno de Obama en enviar los tres tratados con la anticipación suficiente para que el Congreso pueda aprobarlos antes del 1 de julio.

El senador Orrin Hatch, principal republicano en la comisión de finanzas, dijo a periodistas que su bancada seguirá reteniendo la aprobación del nuevo secretario de Comercio hasta que no lleguen al congreso los tres proyectos de ley, "separados pero al mismo tiempo para que podamos trabajarlos de manera expedita".

El también senador Rob Portman dijo que solo considerarán la renovación del sistema general de preferencias arancelarias, las preferencias arancelarias para los países andinos y la ley de ajuste comercial (TAA por sus siglas en inglés) una vez que lleguen los tres tratados al congreso.

Kirk dijo que la intención del gobierno es comenzar un diálogo con el congreso que además de referirse al tratado con Colombia en particular, sirva para definir la política comercial estadounidense de manera más amplia, con la renovación de estas leyes vencidas en diciembre.

Kirk no especificó una fecha para enviar el acuerdo con Colombia al Congreso, y agregó que su despacho nunca se ha planteado que el legislativo someta a votación los tres tratados a la vez.

Daniel Kovalik, abogado del sindicato United Steelworkers, calificó el anuncio como "devastador" y dijo a AP que la central sindical AFL-CIO está "opuesta sin duda" al acuerdo.

"La violencia antisindical y el clima de impunidad que motivó al presidente Obama a oponerse al TLC como candidato aún continúa, con 52 sindicalistas asesinados el año pasado y seis en lo que va de año", dijo en un correo electrónico. "La impunidad por estos crímenes continúa alrededor del 95%". 

Por su parte, el senador Iván Cepeda, del Polo Democrático Alternativo, deploró el acuerdo porque el gobierno "no reconoce la existencia de grupos paramilitares, sino que los ve como criminales comunes. Es igual que una enfermedad, tener cáncer y llamarlo migraña. El remedio no será efectivo, debe empezarse por una definición clara del mal".

Según el acuerdo con Colombia, 80% de las exportaciones estadounidenses al país sudamericano estarán libre de impuestos, y los aranceles restantes desaparecerán durante los próximos 10 años. Más de la mitad de las exportaciones agrícolas estadounidenses a Colombia también serán libre de impuestos, y casi todos los aranceles desaparecerán en 15 años.

El pacto final aumentaría las exportaciones estadounidenses a Colombia por encima de 1.000 millones de dólares al año y podría generar miles de empleos en Estados Unidos. Obama estableció la meta de duplicar las exportaciones estadounidenses en 2015, en parte adoptando estos acuerdos.
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.