Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/14/1987 12:00:00 AM

EL AGUAFIESTAS

El contralor no traga entero la Disneylandia del gobierno.

EL AGUAFIESTAS, Sección Economía, edición 276, Sep 14 1987 EL AGUAFIESTAS
Rodolfo González García, contralor general de la República, en el pasado almuerzo de la Sociedad Económica de Amigos del País quiso dejar la impresión de que era más amigo del país que de Virgilio Barco y levantó un diagnóstico diferente de la situación económica actual, con la "novedad" de que lo hizo con argumentos, propuestas y cifras a la mano, con lo cual alegró a los social-conservadores cuyos principales medios de prensa destacaron su actitud en primera plana, y con apatía por parte de los defensores de la actual administración en cuyos periódicos no fue posible enterarse adecuadamente de la posición del contralor.
¿Qué dijo el contralor? Hizo un diagnóstico de la reforma fiscal poniéndola en la perspectiva de las últimas diez modificaciones efectuadas desde la administración López Michelsen, trató de encontrar las causas del comportamiento reciente de la economía, y señaló la necesidad de encontrar colectivamente un modelo de desarrollo como condición para lograr el despegue del que se habla y la solución a los problemas sociales de la nación.
Es necesario, dijo,"incrementar los mecanismos de discusión de la gestión fiscal y de Hacienda Pública, aumentar los escenarios de diálogo... Hay que quitarle a su manejo el carácter de magia..., quitarle a los ministros de Hacienda el escenario propicio para manipular la información, manipular las cifras, para que todos los indicadores sean claros. Es necesario una información transparentey oportuna". Y para que estas afirmaciones no quedaran como teoría o buenos propósitos, señaló la dosis de magia -no precisó si negra o blanca- presente en el manejo de los indicadores de coyuntura económica y fiscal.
"No se puede sostener la afirmación de que la reforma tributaria es la total causa de la reactivación económica, porque entonces cabria preguntar qué están haciendo las demás medidas que se han adoptado" Y cuestionó su efectividad, afirmando que en realidad hay una desaceleración del impuesto que puede tornarse más preocupante el próximo año. En efecto, señaló que los recaudos para este año descontando lo producido por las amnistías, tendrían un crecimiento del 37.7%, que contrasta con el de 43% del año 84, y es levemente superior al 37% del año 86. El análisis de las liquidaciones de impuestos se inscribe en la misma tónica: en el primer semestre de 1987 aumentaron en 34% respecto al 86, pero en el período 84-83 el crecimiento fue de 43%. Los resultados obtenidos recientemente son favorables, es cierto, pero no tanto como se ha afirmado por parte de los responsables de la política económica
Sobre los ingresos de la nación en el primer semestre del año, señaló que habían crecido nominalmente en 31.6%, jalonados por el repunte del impuesto a la renta que creció 42.9%, debido no a los efectos de la reforma tributaria sino al crecimiento de la economía en el año pasado. Es natural, precisó "que al tener un buen año, como fue el 36, las sociedades presentan resultados muy satisfactorios que se reflejan en sus declaraciones de renta".
Otro punto polémico fue el de la política de endeudamiento externo en donde calificó el reciente esfuerzo de negociación del crédito de 1.060 millones de dólares como "un apaga incendios, ya que el proximo año le va a tocar al gobierno volver a hacer la misma peregrinación para conseguir 1. 700 millones de dólares".
Planteó que se está al borde de una inflación de demanda, ya que la capacidad de oferta no ha crecido al mismo ritmo de la demanda, y dijo que son muchas las empresas que no invierten en ensanche y que están cerca de la utilización total de su capacidad instalada. Así, un "recalentamiento" de la economía sería algo que en opinión del contralor es probable en el mediano plazo.
Dada la cercanía que se atribuía a Rodolfo González con Barco, sorprendió su posición de "contralor reflexivo" .
Sin duda alguna el hecho de que el contralor debe ser independiente y de que González García quiere ser presidente, algo tiene que ver con esa actitud.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com