Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/12/2011 12:00:00 AM

El canal de la discordia

La principal puerta de salida del carbón colombiano enfrentó a dos de las más importantes multinacionales del sector: Glencore y Drummond.

El sector minero colombiano está que arde. A la expectativa por la llegada de un socio para Drummond en Colombia -lo que podría ser uno de los negocios más grandes del año- se suman los anuncios que se hacen casi a diario sobre nuevos proyectos.

El más reciente, y tal vez más importante para el futuro de esta actividad, tiene que ver con los avances de la infraestructura minera para sacar el carbón al exterior. Prodeco, filial de la compañía suiza Glencore, está desarrollando Puerto Nuevo, un proyecto para cargue directo ubicado en Ciénaga, Magdalena. La iniciativa exige inversiones por 600 millones de dólares y es, desde el punto de vista de la ingeniería, una de las obras más complejas que se han desarrollado en Latinoamérica.

En Puerto Nuevo se podrán cargar barcos hasta con 8.000 toneladas por hora y recibir naves con capacidad para 180.800 toneladas. Además, tendrá un canal de acceso de 8,5 kilómetros con 20,5 metros de profundidad y 260 metros de ancho.

Cabe recordar que Puerto Bolívar, el puerto de El Cerrejón, en La Guajira, que es hasta el momento el más grande de América Latina, tiene cuatro kilómetros de canal de acceso y por él se mueven en promedio 6.300 toneladas de carbón por hora, con un pico de hasta 11.000 toneladas. De manera que Puerto Nuevo no tiene nada que envidiarle a cualquier gran puerto del mundo.

El proyecto tiene enfrentadas a las compañías carboníferas Drummond y Glencore por el canal de acceso. Puerto Nuevo quedó ubicado en la nueva zona portuaria carbonífera de Ciénaga (ver mapa), justo al lado del puerto de Drummond, que también está en plan de expansión. Así que los intereses de ambas compañías empezaron a cruzarse.

El canal de acceso es una de las principales obras para cualquier puerto del mundo. Este es 'la pista' por donde entran los barcos para recibir su carga. En el caso de los puertos de Drummond y Glencore, el gobierno nacional decidió autorizar un único canal de acceso -por estar ubicados en una misma zona-, a pesar de que cada compañía había solicitado el suyo propio.

El gobierno argumenta que los trabajos necesarios para desarrollar estas obras implicarán la remoción de una gran cantidad de material submarino y, por lo tanto, resulta económica y ambientalmente más eficiente hacer un único canal. Así que invitó a las dos compañías a que negocien para hacer conjuntamente esas obras.

En las primeras de cambio, Drummond llegó rompiendo puertas. Argumentó que el derecho para el canal de acceso estaba en sus manos pues al fin de cuentas tiene el puerto desde hace tiempo allí. Por eso demandó la licencia para Puerto Nuevo.

Según la directora del Instituto Nacional de Concesiones (Inco), María Inés Agudelo, "el gobierno está trabajando con Puerto Nuevo y Puerto Drummond para sacar adelante el canal y cumplir con todos los requerimientos de la licencia ambiental".

El problema es que cada día que pase se pierde tanto para las compañías como para el sector minero en general, que viene aumentando sus niveles de producción de manera importante. Prodeco debe tener en funcionamiento su puerto en 2013 y ya está avanzando, y Drummond debe cambiar sus barcazas por un sistema de cargue directo de barcos, tal como lo exige hoy la normativa. Así que es urgente resolver el tema.

La disputa vuelve a poner de presente el reto para el país, pues le apostó todo al boom minero, pero con una infraestructura insuficiente. Ambas partes deben poner de su parte para sacar pronto una solución. Sin lugar a dudas, la opción del único canal de acceso es la más sensata y productiva para todos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.