Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/5/1986 12:00:00 AM

EL CERREJON SE EMBARCA

Con dudas sobre el futuro de los precios y una propuesta de compra de la Shell, el Cerrejon entra en la mayoría de edad.

Parece ser el peor momento para entrar de lleno en la minería, pero lo cierto es que cuando este sábado 12 de abril se entregue la obra final del terminal marítimo de Puerto Bolívar en la Bahía de Portete en la alta Guajira, el proyecto minero del Cerrejón Zona Norte habrá entrado definitivamente en la mayoría de edad. Y no es para menos. Después de mas de 25 años desde cuando se empezó a hablar de sus posibilidades comerciales, la explotación carbonífera del Cerrejón está a punto de convertirse en uno de los proyectos mineros de mayor envergadura en el mundo. Con una inversión cercana a los 3.500 millones de dólares y un potencial de producción superior a los 25 millones de toneladas de carbón al año (aunque los planes de explotación son de 15 millones de toneladas por año a partir de 1989), el Cerrejón va a ser definitivo para cambiarle la cara a Colombia en lo que queda de este siglo.
Sin embargo, semejantes perspectivas contrastan con la coyuntura que atraviesa actualmente el mercado mundial del carbón. Afectada por el desplome en los precios internacionales del petróleo, la tonelada del mineral se está cotizando en el rango de los 35 a 37 dólares y las perspectivas de corto plazo indican que se puede bajar de los 30 dólares por tonelada.
Semejantes perspectivas parecían imposibles cuando, a finales de la década pasada, los estudios de factibilidad sobre el Cerrejón Zona Norte se basaron en el supuesto de 70 dólares por tonelada. Ahora, la mayoría de los analistas coincide en que sólo hasta la década del noventa se podrá llezar a ese nivel Pero no es unicamente en ese aspecto en el que el Cerrejón ha vuelto a levantar la polvareda. La semana pasada quedó confirmado que el gobierno nacional está estudiando la propuesta hecha por la multinacional Shell de comprar una cuarta parte de la producción futura de la mina. La negociación, que llegaría al orden de los miles de millones de dólares, debe entrar en terreno más firme en los próximos días, cuando el presidente de Shell Coal International visite el país para revisar la respuesta del gobierno colombiano a la propuesta del segundo conglomerado de explotación de energéticos más grande del mundo. Aunque todavía se asegura que se está lejos de llegar al tema de la cantidad y las franjas de precios ("aún no se habla de números" señaló un directivo de Carbocol) el anuncio del ministro de Minas, Iván Duque Escobar, generó una serie de reacciones encontradas en un país en el que todavía se discute sobre la venta que hiciera a mediados de 1985 la petrolera Occidental a la Shell de la mitad de sus acciones dentro del proyecto de Caño Limón.
En el caso presente, se anticipa que la magnitud de la negociación podría superar fácilmente el limite de los 5.500 millones de dólares, calculado sobre la base de 3 millones 750 mil toneladas de carbón durante 25 años, a razón de un precio "ultraconservador" de 60 dólares en promedio por cada tonelada del mineral. Obviamente, se asegura que de llegarse a un acuerdo, el precio no sería fijo sino que dependería de un promedio trimestral ó semestral sobre el valor en el mercado internacional de carbones con características similares al del Cerrejón.
El sistema usado ampliamente en los contratos de venta de petróleo, es lento para ajustarse a los cambios inmediatos en el precio, pero garantiza una mayor estabilidad que acordar un precio fijo o acomodarse a las cotizaciones diarias del mineral en los mercados internacionales.
En caso de llegarse a un arreglo, se considera que la calidad del carbón del Cerrejón quedaría incorporada a los mercados internacionales. Así mismo, se cree que en el corto plazo solucionaría el problema de las ventas, ahora que la situación no es la más favorable.
Ese último punto es definitivo para la rentabilidad futura del proyecto. Con la entrega del puerto queda lista toda la infraestructura básica -mina, ferrocarril y puerto- y a medida que se vayan entregando algunas obras complementarias (edificios, bodegas, etc.) se podrá incrementar la producción de 6 millones de toneladas en 1986, hasta llegar a 15 millones de toneladas a partir de 1989.
La consecución de ese objetivo no ha estado, sin embargo, desprovista de dificultades. Aparte de la polémica inicial que generó el contrato de asociación Carbocol-lntercor, las dificultades financieras que ha tenido el país se han reflejado en las disponibilidades de efectivo por parte del socio nacional, Carbocol. El problema se hizo especialmente agudo durante 1985, cuando debido a la demora en la consecución del crédito "jumbo" por mil millones de dólares, de los cuales cerca de un 40% corresponde a Carbocol, la empresa nacional tuvo que acudir a una serie de créditos puente con el fin de cumplir con sus aportes. Entre ellos se hizo necesario uno por 95 millones de dólares con bancos extranjeros y una línea de crédito de la Exxon a través de Intercor, por 55 millones de dólares. Aunque se asegura que los dólares del crédito fueron conseguidos en condiciones ventajosas, se reconoce que la línea de financiación de Intercor resultó especialmente onerosa, tal como lo estipulan las cláusulas del contrato de asociación .
Esas angustias deben terminar a partir de mayo, cuando se obtenga el primer desembolso del "jumbo". Para Carbocol, cuyos activos llegaron en 1985 a 215 mil millones de pesos, la estabilidad financiera es necesaria para que se dedique a otros temas que deben ser definidos. Concretamente, se espera pronto una respuesta a las propuestas de explotacion del Cerrejón Central, el cual ha estado detenido desde que se suspendiera el contrato que se tenía con el consorcio Domi-Prodeco-Auxini. La zona centro, con un potencial de producción de 5 millones de toneladas de carbón al año, es la segunda explotación en importancia después de la zona norte.
Por el momento, se acepta que cualquier decisión depende de lo que suceda en los mercados mundiales. Los expertos sostienen que si el petróleo se mantiene en el rango de 15 a 20 dólares por barril (ver recuadro), el carbón seguirá siendo más barato que el Fuel Oil en la generación de energía. No obstante, si los precios del crudo siguen deprimidos, ello podría afectar la demanda futura del carbón de manera considerable y, por consiguiente, el precio por tonelada de mineral. Según Carbocol, el proyecto de la zona norte sigue siendo financieramente rentable aun con los niveles actuales, razón por la cual en la empresa estatal se respira optimismo. Es por ese motivo que sin desconocer el problema de los precios, un ejecutivo de la compañia afirmó que "de ahí para adelante, todo es ganancia".

PETROLEO: LA "LINEA DE LA MUERTE"
Para muchos observadores, bajar de 10 dólares por barril era la "línea de la muerte" en el mercado del petróleo. Pero fueron suficientes las declaraciones del ministro de Energía de los Emiratos Arabes Unidos para que las cotizaciones del crudo se desplomaran, llegando a 9.75 dólares por barril, su nivel más bajo desde 1974. Y es que tal como están las cosas los pronósticos de Mana Saeed Aloteiba, quien sostiene que se va a llegar a los 5 dólares por barril, van en camino de ser verdad. Los esfuerzos de la OPEP por llegar a un acuerdo entre productores han fracasado y aun los más optimistas dudan que se logre algún resultado en la reunión del próximo 15 de abril en Ginebra, Suiza, donde se va a tratar el tema. Mientras tanto, la superproducción continúa y los especialistas afirman que hay un exceso de oferta cercano a los tres millones de barriles diarios.
Por lo tanto, sólo se podrá esperar un repunte en los precios hasta que los productores se pongan de acuerdo en "cerrar las válvulas". Sin embargo, esa posibilidad es dudosa en las próximas semanas, teniendo en cuenta que Arabia Saudita continúa en su política de vender 4 millones y medio de barriles al día. Aunque se llegó a pensar que los árabes habían reconocido que su estrategia de producir más había resultado en fracaso, las declaraciones del jeque Yamani, ministro de los saudis, demostraron que la situación va a continuar, por lo menos en el corto plazo.
Curiosamente, el desplome de los precios ocurrió la misma semana en la que se anunció que en marzo Colombia llegó a una producción récord de 286 mil barriles diarios. Asi mismo, se supo que la producción en los pozos de Caño Limón pasó a los 100 mil barriles por día, en un claro anticipo del volumen al que se aspira a finales de este año, cuando el yacimiento estará en capacidad de producir el doble del nivel actual.
Como es de suponer, los precios actuales distan de ser los mejores para el país. Un estudio de la Contraloría sostiene que el precio de equilibrio para Ecopetrol en los yacimientos de Cravo Norte es, teniendo en cuenta los gastos financieros, de 17 dólares por barril. Por lo tanto, si los precios se mantienen en el mercado internacional, Ecopetrol vendería a pérdida hasta tanto éstos no se recuperen. Esa posibilidad es considerada como segura por la mayoría de expertos internacionales. Una encuesta realizada por el International Herald Tribune reveló que la mayoría de los entrevistados opina que antes de finalizar el año, el petróleo se ubicará en el rango de 15 a 20 dólares por barril. Asi mismo, se cree que como consecuencia del recorte en los gastos de exploración que han hecho las petroleras grandes, el crudo comenzará a subir por encima de los 30 dólares durante la década de los 90.
En el caso de Colombia, la duda radica en saber si para ese entonces habrá todavía petróleo para exportar. Por ahora, se cree que el ritmo de exploración va a disminuir y, si no se halla un nuevo yacimiento, es posible que el país vea repetida la historia de años pasados cuando tuvo que vender barato y comprar caro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?