Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/31/2008 12:00:00 AM

El crudo, a menos de 38 dólares el barril

El nerviosismo creado por la violencia en el Medio Oriente no pudo impedir que el crudo para entrega a término bajara el miércoles a menos de 38 dólares el barril, al centrarse los inversionistas en la desaceleración global que ha abaratado el precio del combustible en un 60% desde mediados de año.

Conflictos como los de Israel y Hamas en la Franja de Gaza han encarecido generalmente los precios ante los temores de que la violencia puede extenderse a otros puntos del Medio Oriente, aunque no en esta ocasión.

El crudo liviano de bajo contenido sulfuroso para entrega en febrero retrocedió 1,07 dólares a 37,96 dólares el barril en la contratación electrónica de la bolsa de materias primas de Nueva York al mediar la jornada en Europa. Durante la noche el contrato bajó 99 centavos a 39,03 dólares .

El retroceso del crudo en el mercado Nymex ha tenido un recorrido paralelo al del ICE de Londres, donde la mezcla Brent del Mar del Norte para entrega a término bajó casi un 76% de sus niveles máximos a mediados de año. El martes, la mezcla Brent para entrega en febrero bajó 1,46 dólares a 38,69 dólares el barril.

La gasolina para entrega a término bajó más de un centavo a 87 centavos el galón en el mercado Nymex. El combustible de calefacción retrocedió casi dos centavos a 1,27 dólares el galón, mientras que el gas natural para entrega en febrero perdió menos de un centavo a 5,85 dólares los 1.000 pies cúbicos.

Con información de AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.