Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/2/2009 12:00:00 AM

El desembarque austral

El año pasado, Colombia pasó de ser el cuarto destino de la inversión directa chilena en el exterior, a ocupar el tercero. El TLC entre los dos países multiplicó el interés de los inversionistas.

Los empresarios chilenos andan muy ocupados por estos días mirando hacia Colombia. Lo ven como el país con mayor proyección económica en el área y por consiguiente como una gran oportunidad para expandir sus compañías.

El mercado colombiano fue el cuarto destino de las inversiones directas de capitales chilenos en el mundo durante el período 1990-2007, después de Argentina, Brasil y Perú. Durante 2008, Colombia pasó al tercer lugar por encima de destinos tradicionales como México y Argentina. La inversión directa chilena materializada en Colombia se eleva a los 6.012 millones de dólares, lo que representa un 13 por ciento del total invertido en el exterior.

Sin duda, no es una relación fortuita. Hace una década desembarcaron en el país las primeras empresas chilenas del sector energético -tanto en generación como en distribución-. De hecho en el año 1999 se registró uno de los picos más altos de inversión chilena en Colombia cuando ingresaron empresas como Chivor, Codensa Emgesa y Betania. Pero en los últimos años comenzó una segunda ola de inversionistas interesados en diferentes sectores. Servicios financieros y de salud, transporte naviero, comercio, industria forestal, de papeles, proyectos de biocombustibles, entre otros.

Como dice el embajador chileno en Colombia, Gustavo Ayares, el impulso que le ha dado el TLC a esta relación comercial e inversionista ha sido clave. "El TLC suscrito con Colombia incorporó un capítulo de inversiones que contiene las más modernas disciplinas de protección a los capitales y a los inversionistas de las partes".

En los últimos días, Cencosud, el más importante consorcio empresarial chileno, adquirió el 30 por ciento de las acciones que la multinacional francesa Casino tenía en la sociedad colombiana Easy (almacenes especializados en artículos y productos para construcción, remodelación y reparación). El grupo chileno ahora controla el ciento por ciento de la operación de Easy en Colombia. De acuerdo con la primera fase del proyecto invirtió 60 millones de dólares y destinará otro tanto a partir de este año. Con la apertura del primer almacén en Colombia generó 260 empleos directos. Este año abrirá un segundo almacén y en 2010 dos más. Cencosud planea en el mediano plazo abrir 15 tiendas en ciudades principales e intermedias.

Por otro lado, Falabella, que inició sus operaciones en el país al abrir su primera tienda en el centro comercial Santafé en Bogotá en 2006, se ha extendido a otras ciudades. Los planes contemplan ocho tiendas adicionales durante los próximos cinco años.

Con su socio local Corona, el grupo Falabella anunció inversiones por 150 millones de dólares para abrir más tiendas por departamentos y almacenes Homecenter.

Sin duda, el sector comercial es uno de los más dinámicos en esta relación. La cadena MultiÓpticas, cuya franquicia para Colombia es de una empresa chilena, ha invertido unos dos millones de dólares para abrir varios locales en Bogotá. El año pasado, la chilena Rosen, fabricante de colchones anunció inversiones por 10 millones de dólares para expandirse en Colombia. Rosen posee una tienda en Bogotá y planea abrir cinco más en un período de dos años.

De igual forma, en el 2008 la empresa chilena de gases y soldaduras Indura concretó la compra de la colombiana Cryogas, segunda en el mercado, en 155 millones de dólares.

Y hace un par de años, la chilena Forus adquirió por dos millones de dólares los activos de la firma La Maravilla, que tiene la licencia de la marca Hush Puppies y Reindeer y que comercializa calzado y accesorios a través de una cadena de 21 almacenes. Forus anunció nueve millones de dólares más para abrir tiendas. Por otro lado, Synapsis (parte del Grupo Endesa) una empresa de servicios externos de IT de capital chileno, es uno de los mayores proveedores del gobierno colombiano en soluciones y desarrollos de software y tecnología.

Dentro de las recientes inversiones chilenas se destaca también la del holding Banmédica que adquirió al cierre de 2007, el 50 por ciento de la Sociedad Clínica del Country. Esta compañía ha hecho nuevas inversiones en los negocios que ya tiene en el país como la EPS Colmédica y la empresa de medicina prepagada Golden Cross.

Hace poco el presidente de la chilena Banmédica, Fernando Robledo, señaló que esperan consolidar su plan de capitalización en el país con la construcción del Hospital Portoazul de Barranquilla, del que serán socios. En este proyecto la firma destinará recursos por 70 millones de dólares.

Así mismo, la firma trabaja en la ampliación de la Country y en un plan de renovación del centro de consultorios, laboratorios y servicios médicos Almirante. Todos estos proyectos, en el que participan otras empresas locales, le demandarán a Banmédica nuevas inversiones, que hará en un período de cinco años.

La inversión chilena también ha encontrado atractivo el sector de la construcción. Parque Arauco, una empresa dedicada a la adquisición, desarrollo y gestión de centros comerciales, comenzó a levantar un centro comercial en Barranquilla. La obra contempla un desembolso de 160 millones de dólares y entrará en operación en 2010. En este proyecto, la empresa chilena es socia del grupo local Conpropiedad, perteneciente a Inverandino. Parque Arauco será propietario del 51 por ciento de la sociedad. Este es el segundo proyecto que desarrolla en Colombia.

En esta misma área, la constructora chilena Tecsa se asoció  con la compañía colombiana Arquitectos e Ingenieros Asociados (AIA) para desarrollar obras construcciones en el sector comercio.

La inversión chilena es diversa. Hace poco más de un año, la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (Cmpc), uno de los principales productores de pañales desechables, entró al mercado colombiano con la compra de Drypers Andina al grupo mexicano Mabe. El monto de la operación fue de 5,6 millones de dólares. Cmpc que ya exportaba a Colombia unos 80 millones de dólares anuales en papel de diario, cartulina y sacos de papel, ahora producirá en el país en la planta ubicada en las afueras de Cali. Anuncian una nueva planta en el norte de Bogotá (está en la licitación).

En el sector forestal, Masisa, una de las compañías que produce tableros de madera en el ámbito mundial, anunció un aumento de sus inversiones en Colombia. Los planes son abrir una planta en el país. Por ahora Masisa Colombia importa los productos de Venezuela, Chile, Argentina y Brasil. Para la compañía Colombia resulta fundamental para el desarrollo de bosques por su ubicación y suelos. Masisa opera en 17 países.

También en este sector, Maderas el Cóndor de Chile creó en Antioquia la compañía Agrícola de la Sierra para la explotación forestal.

Con el fin de incrementar su red actual, la aerolínea chilena LAN Cargo abrió filial en Colombia con vuelos desde Colombia hacia los principales destinos en la región. Comenzará a operar con dos aviones Boeing 767-300F en la ruta Bogotá-Miami. La compañía Belltech, dedicada al diseño, implementación y soporte de comunicaciones abrió una filial en Colombia, principalmente para incrementar las líneas de negocios tradicionales y el área de negocio bancario.

Como se ve, el interés por Colombia es creciente y en esta medida, se esperan futuros arribos. La tienda chilena Ripley no descarta llegar pronto. Ya la Superintendencia Financiera autorizó la creación de la Financiera Ripley CV, para emitir tarjetas de crédito.

También se espera a Almacenes París, que pertenece al Grupo Cencosud, y hoy es la segunda tienda por departamentos en ese país, luego de Falabella, seguida por Ripley y La Polar. Ellos se han encontrado con la dificultad en Colombia de que la marca París ya fue registrada en Manizales por un comerciante local. Por su parte, la cadena Alvi, que comercializa abarrotes y alimentos registró su marca en Colombia para alistar su ingreso. Actualmente se desarrollan en Colombia unos 47 proyectos que cuentan con participación chilena. Y se acaba de abrir la Cámara de Comercio e Industria Colombo-Chilena como muestra de lo dinámica esta relación. Como dicen los chilenos "Colombia está de moda en nuestro país".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.