Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2008/12/19 00:00

El Emisor le da un empujón a la economía

La reducción de medio punto de las tasas de interés de 10 a 9,5 por ciento busca fomentar el consumo ante el oscuro panorama de 2009. ¿Qué efecto tendrá? Análisis de Gloria Valencia, editora de economía de Semana.

El Emisor le da un empujón a la economía

Un auténtico regalo de Navidad le dio la junta directiva del Banco de la República a la economía. La decisión de reducir las tasas de interés es una muy buena noticia para los empresarios, los consumidores y el gobierno. Aunque los gremios económicos venían pidiendo a gritos una baja en las tasas de interés, no se esperaban una reducción de medio punto como la decretada por el banco central colombiano. De manera unánime, los codirectores resolvieron bajar de 10 por ciento a 9,50 por ciento la tasa de intervención.

¿Qué efecto tendrá esto? Como dice el gerente general del Banco de la República, José Darío Uribe, el efecto sobre la economía toma un período inferior de tiempo que sobre la inflación. Es decir se espera que esta reducción tan significativa en las tasas mueva el consumo y la inversión durante el próximo año y que contribuya a estabilizar la economía.

Los datos indican que la economía sigue perdiendo dinámica. La junta en su comunicado de este viernes señaló que con la nueva información disponible se confirma el debilitamiento de la actividad productiva, en especial de la industria y el comercio. En efecto, las cifras que entregó la Andi y corroboró el Dane para el mes de octubre muestran una caída preocupante en la producción industrial. El departamento estadístico informó que en lo que va corrido del año la industria cayó casi dos por ciento y en octubre 7 por ciento.

Además, según la junta del Banco de la República, la confianza de las familias y de las empresas se ha visto afectada por factores internos y externos, con lo cual es de esperar un bajo crecimiento de la demanda interna. A esta situación se unen las dificultades de los principales socios comerciales y la caída en los precios internacionales de nuestros principales productos de exportación.

El ministro de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga, que había anticipado esta semana su petición a la junta para aplicar una reducción en las tasas de interés, se mostró más que satisfecho con la decisión de hoy. El ministro, quien preside la junta, señaló que los pronósticos sobre crecimiento para Colombia y América Latina se han revisado a la baja, por tanto era necesario este empujón para mover la economía.

Una de las consideraciones que tuvo la junta del Emisor para tomar esta decisión fue justamente la evidencia de que la economía mundial está experimentando una fuerte caída. “La mayoría de las economías desarrolladas están mostrando una contracción y los países emergentes, si bien todavía muestran crecimientos positivos, se están desacelerando”, dijo el Banco en un comunicado.

Pero sin duda, lo que más ayudó a la decisión es el hecho de que las expectativas de inflación se han reducido. El Banco señaló que en la medida en que la economía mundial crece por debajo de su tendencia de largo plazo y los precios internacionales de los productos básicos caen, la inflación mundial se reducirá significativamente en 2009. “Si la tasa de cambio se mantiene estable y se sigue una apropiada política comercial, en especial en la importación de alimentos, es de esperar que esta menor inflación internacional se transmita relativamente pronto a los precios al consumidor en Colombia”, dijo el Banco.

¿Qué esperar para el próximo año? Nada es seguro. El banco afirmó que la posibilidad de seguir relajando la política monetaria en el 2009 dependerá críticamente del comportamiento esperado de la inflación y de las expectativas frente a las metas.

Por lo pronto hay razones para estar alegres con la decisión del Emisor, por lo menos mientras se conoce el dato del Producto Interno Bruto que este lunes divulgará el Dane y que según los pronósticos ratificará la fuerte desaceleración de la economía en el tercer trimestre del año. Eso podrá desanimar a muchos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.