Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/5/2011 12:00:00 AM

El fin de Eldorado

Por fin se despejó la suerte del edificio principal del aeropuerto bogotano. El gobierno autorizó los recursos para demolerlo y construir uno nuevo. Las obras terminarán en 2014.

El viejo edificio del aeropuerto Eldorado, construido en el gobierno de Rojas Pinilla en 1959, les dirá adiós a los viajeros nacionales e internacionales. Las obras para su demolición comenzarán en los próximos meses, luego de la decisión del gobierno de destinar los recursos para el proyecto. Las actuales instalaciones desaparecerán completamente en octubre de 2013 y serán reemplazadas por unas más modernas y amplias.

El anuncio se materializó en un documento del Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes). En él se asigna una partida de 234.000 millones de pesos que saldrán de vigencias futuras.

Este es el último paso de un proceso que implicó largos debates sobre la suerte final de la actual edificación. Aunque Opaín, el consorcio encargado de la obra, hizo una propuesta en 2007 para acabar con esa estructura, la decisión que ganó, en ese entonces, fue remodelar la actual terminal.

Meses después, el presidente Álvaro Uribe llamó al concesionario para que hiciera un nuevo edificio, y en 2009 las partes firmaron una adición al contrato de concesión para demoler el viejo edificio. En el gobierno actual se ratificó el acuerdo y la semana pasada se definió la forma de pago.

El ministro de Transporte, Germán Cardona, dice que con este Conpes se le da vida a un nuevo aeropuerto. Para el director de la Aeronáutica Civil, Santiago Castro, lo que hizo el gobierno es declararlo proyecto de importancia estratégica para la Nación.

Ahora sí, manos a la obra. Se espera que los trabajos para construir el nuevo edificio avancen paralelamente con la demolición de la vieja estructura y que los pasajeros no se vean tan afectados porque para ese momento ya estará operando la terminal internacional, ubicada al costado norte de la avenida Eldorado.

Junto con el edificio viejo se irán al piso los arreglos que había ejecutado el consorcio, entre ellos la ampliación del corredor central y la remodelación de los counters de las aerolíneas. Que se tengan que derrumbar estas mejoras demuestra el grado de improvisación en muchos de los grandes proyectos de infraestructura. La Nación se habría ahorrado recursos y tiempo si la decisión se hubiera adoptado hace cuatro años. El proyecto, que en ese momento tenía un costo de 650 millones de dólares, terminará en 1.000 millones cuando culmine.

Ya están terminadas varias de las 48 obras que hacen parte de este complejo aéreo, como los edificios administrativos de la Aeronáutica Civil, los de rescate e incendio, todas las terminales de carga con sus respectivas plataformas y la estación de bomberos. Falta la terminal dos de pasajeros, con plataformas y viaducto internacional, que tendrá 89.000 metros cuadrados, y la terminal uno (el viejo edificio), que aportará otros 70.000 metros. La torre de control, una de las últimas obras en ejecutarse, se reubicará cerca del aeropuerto militar Catam.

Pero no hay que hacerse muchas ilusiones. El tráfico aéreo de carga y pasajeros está creciendo de manera acelerada y el nuevo complejo se quedará pequeño para atender este nuevo flujo. En su momento fue pensado para 16 millones de viajeros y hoy esa cifra llega a 19 millones. Con el crecimiento económico y la firma de acuerdos comerciales con otros países, las operaciones se incrementarán sustancialmente (en un par de años los viajeros llegarían a 24 millones). Por eso el gobierno acaba de otorgar la licitación para actualizar el Plan Maestro del Aeropuerto Eldorado, que definirá la construcción de una nueva terminal y de una tercera pista. Ojalá se tomen las decisiones que más le convengan al país, de una manera oportuna.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.