Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/7/2013 1:00:00 AM

Fragilidad en la economía global

Las economías desarrolladas caminan hacia la recuperación, pero todavía de manera muy lenta. Los vientos que impulsaron a los países emergentes ya no soplarán tan fuertes. Estados Unidos sigue en el centro de los acontecimientos.

Aunque en el horizonte de la economía mundial hay ciertas áreas que lucen más despejadas, todavía el panorama general se ve bastante nublado. Los principales centros de análisis en materia económica coinciden en que el mundo desarrollado entró en una etapa de recuperación, pero de manera lenta y gradual.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) espera que el próximo año Estados Unidos crezca alrededor del 2,6 por ciento, pero hay pronósticos más optimistas. La Ocde (club compuesto por 34 países) y el equipo de analistas de Goldman Sachs lo sitúan en el 2,9 por ciento y hay quienes creen que podría llegar al 3 por ciento. En cualquier caso, es una recuperación importante frente al 1,6 por ciento que se estima para 2013.

Los riesgos relacionados con la potencia económica siguen asociados al tema presupuestal y político. Según la Ocde, la principal preocupación está en que retorne el ‘psicodrama presupuestario’ que ya conoció Estados Unidos en octubre pasado. Si el país no consigue un acuerdo a principios de 2014 para elevar el techo de la deuda y se ve obligado a recortar brutalmente sus gastos, las consecuencias, según los analistas, serían dramáticas. Algunos hablan incluso de una contracción del PIB hasta del 6,8 por ciento. Pero por lo catastrófico del asunto, esta opción tiene muy baja probabilidad de que ocurra.

Las proyecciones del FMI y de la Ocde coinciden en que en 2014 la zona del euro entraría en territorio positivo por primera vez desde 2011, con una tasa de crecimiento del 1,1 por ciento, frente al -0,4 por ciento de 2013. Según las cifras del tercer trimestre del año, solo Italia, Chipre y Grecia continúan en recesión.

Pero si bien lo peor para el bloque del euro ya habría pasado y, como dice Anif, las amenazas de rompimiento de la zona han quedado atrás, la recuperación aún luce muy frágil. La oficina de estadísticas Eurostat acaba de informar que el producto interior bruto (PIB) de la eurozona experimentó entre julio y septiembre una contracción del 0,4 por ciento (frente al mismo periodo del año pasado), dos décimas mejor que el dato del trimestre precedente. Los 28 países de la Unión Europea lograron salir de territorio negativo con una expansión interanual del 0,1 por ciento. Preocupa la marcada desaceleración de Francia y Alemania.

Goldman Sachs ha mejorado sus pronósticos sobre España para los próximos cuatro años. Antes decía que una cifra positiva de crecimiento solo se vería en 2015. Ahora, el banco cree que el PIB español se expandirá en 0,4 por ciento en 2014 avanzando gradualmente hasta el 1,8 por ciento en 2017.

Los retos de la zona, a juicio de los expertos, siguen estando en el saneamiento de sus sistemas bancarios, la reducción del déficit público y las reformas en el mercado laboral, para bajar el desempleo.

En el caso de Japón, el gobierno y el banco central nipón revisaron al alza la previsión de crecimiento del PIB para el actual año. Esperan que se eleve hasta el 2,8 por ciento, tres décimas más que el 2,5 por ciento que pronosticaron en enero. La economía mejorará gracias al paquete de medidas de impulso del gobierno de Shinzo Abe, aprobadas en diciembre, y también debido a la agresiva flexibilización monetaria aplicada en abril por el Banco Central de Japón.

Sin embargo, para 2014, los analistas han reducido significativamente los pronósticos, principalmente al impacto negativo que esperan del aumento de los impuestos sobre el consumo (IVA) –a partir de abril– y la disminución de las actuales medidas de estímulo aplicadas por el Banco de Japón (BOJ). Abe ha asegurado que tomará una decisión definitiva después de analizar cautelosamente su impacto en la economía. 

En cuanto a China, mercado clave para las exportaciones de materias primas de América Latina y el Caribe, el FMI proyecta que el crecimiento en 2014 se estabilizará alrededor del 7,3 por ciento.

Analistas, citados por el diario Wall Street Journal, dicen que China debería fijar su objetivo de crecimiento del año que viene en el 7 por ciento, por debajo del 2013 situado en el 7,5 por ciento, para centrarse en las reformas estructurales y evitar riesgos. “A corto plazo, es razonable mantener la tasa de crecimiento económico en el 7 por ciento”, dijo Zhu Baoliang, un experto citado por el periódico neoyorquino. Se espera que este mes Beijing anuncie la meta de crecimiento de 2014.

Las menores expectativas de crecimiento de China preocupan al mundo entero, en especial a los países emergentes como América Latina. Según el FMI, esta ha sido una causa fundamental del debilitamiento de los precios de las materias primas a escala mundial desde el comienzo de año. No obstante, se prevé que los precios de las materias primas permanecerán relativamente altos en comparación con sus niveles históricos.

Sobre América Latina, el FMI calcula que el crecimiento en la región disminuirá este año al 2,75 por ciento –la tasa más baja en cuatro años. Para 2014 se proyecta un repunte moderado a cerca del 3 por ciento.

La Ocde acaba de revisar a la baja las previsiones de crecimiento para Brasil con el 2,5 por ciento en 2013 y el 2,2 en 2014 (contra el 3,5 por ciento que había analizado en mayo). A pesar de ello, la potencia suramericana estaría saliendo de un período de lento crecimiento, pues en 2012 el PIB se expandió en un 0,9 por ciento.

Esta organización también prevé una desaceleración de la economía de Chile en los próximos meses debido a la caída de la demanda interna y a una fuerte recuperación de la economía de México en 2014 y 2015.

Un factor que ha influido en los pronósticos de los analistas es el futuro endurecimiento de las condiciones financieras mundiales. Desde mayo, la Reserva Federal de Estados Unidos envió señales sobre la proximidad de comenzar a reducir la compra de bonos que viene haciendo (85.000 millones de dólares al mes) para impulsar la economía.

Lo que anticipan los analistas es que las compras masivas de bonos del Tesoro empezarán a reducirse gradualmente cuando el crecimiento adquiera fuerza, hacia el primer trimestre de 2014 y luego, en 2015, la FED empezará a subir sus tasas.

El FMI dice que la incertidumbre acerca del ritmo de normalización de la política monetaria de Estados Unidos puede dar lugar a nuevos episodios de volatilidad en los mercados y dejar al descubierto factores de vulnerabilidad en algunos países. Agrega que de materializarse estos riesgos, las políticas en los mercados emergentes tendrán que encontrar el equilibrio adecuado entre apoyar la demanda interna y contener las salidas de capital.

Frente al temor por el endurecimiento de las condiciones financieras en Estados Unidos, Alberto Bernal, jefe de investigación y socio de la firma de Bulltick, sostiene que no hay por qué prender las alarmas ya. Considera que las tasas seguirán históricamente bajas. No cree que se repita la historia de hace 20 años, cuando la economía estadounidense se recuperó de la recesión de inicios de los noventa y la Reserva Federal, entonces a cargo de Alan Greenspan, empezó a incrementar las tasas de interés para cortar la inflación.

En síntesis, en 2014 el mundo entrará en una etapa de transición hacia una recuperación más sólida y el centro de atención estará puesto en los movimientos de la política monetaria de Estados Unidos que imparta la FED, que está marcando la pauta en todo el mundo.


LOS DIEZ RETOS DEL MUNDO

Creciente desigualdad y desempleo, entre los principales desafíos de 2014

El Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés) identificó las principales preocupaciones que dominarán el escenario global el próximo año. Más de 1.500 expertos internacionales escogieron los diez principales desafíos:

1. Brecha creciente de ingresos

Afecta a todas las regiones y repercute con fuerza en los sectores de la salud, la educación y la movilidad social.

2. Desempleo estructural

Afecta a la gran mayoría de la economía del mundo. La solución debe ser global y llegar de manera conjunta.

3. Falta de liderazgo de las figuras públicas

Esta ha sido la causa de muchos problemas sociales en varios países.

4. Tensión social

Ocurrida principalmente en el Medio Oriente y África del norte. Este problema desencadena inestabilidad política y desempleo en los países afectados.

5. Amenazas cibernéticas

Cada día el ciberespacio se consolida como un campo de batalla entre las naciones. Los espías han encontrado la mejor manera de vulnerar y amenazar a los países y a sus respectivas autoridades.

6. La efectividad de las políticas económicas

Existe un gran escepticismo sobre las políticas económicas aplicadas por muchos gobiernos del mundo.

7. El cambio climático

Las condiciones meteorológicas extremas que se vienen dando en muchos lugares del mundo se han convertido en un problema latente que afecta a toda la humanidad.

8. La masiva urbanización en Asia

Este avance está poniendo en serio riesgo ambiental el continente asiático.

9. El crecimiento desmedido de las grandes ciudades

El desarrollo y el crecimiento de algunas metrópolis ponen en riesgo el medioambiente.

10. La desinformación en internet

A pesar de que se ha convertido en la herramienta de comunicación e información más importante del mundo, hay una gran desinformación, datos inexactos y falsedades que envenenan la red.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.