Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/15/2007 12:00:00 AM

El negocio del año

El Grupo español Planeta, después de un fuerte pulso con Prisa, se quedó con el control del centenario diario liberal. Ahora van por el tercer canal de televisión.

Hace casi dos años comenzó la búsqueda de un socio estratégico para El Tiempo, el centenario diario liberal de mayor importancia y reconocimiento del país. Tan pronto como Luis Fernando Santos , presidente de esa Casa Editorial, comenzó la búsqueda del aliado para enfrentar el futuro lleno de retos y desafíos, varios pretendientes se presentaron a la puerta. Como era previsible, la mayoría de las ofertas llegó del exterior.

Al final, Prisa y Planeta, los dos más importantes grupos de medios de comunicación y de la industria editorial de habla hispana, hicieron sus apuestas y en una definición que sorprendió a muchos, ganó el segundo.

La experiencia del Grupo Prisa, refrendada en la edición de El Pais, el diario de mayor prestigio en lengua castellana y la afinidad ideológica con la línea editorial de El Tiempo hizo que muchos se inclinaran por su propuesta.

Pero, el 25 de julio los accionistas de la Casa Editorial escogieron a Planeta como la mejor opción para consolidar y fortalecer la CEET. Coincidencialmente, en esa misma semana el magnate de los medios de comunicación Rupert Murdoch logró el objetivo de hacerse con la propiedad de Dow Jones, empresa editora del emblemático diario financiero The Wall Street Journal, en una operación que superó los 5.000 millones de dólares. Pero esa es otra historia.

Que después de 96 años de trayectoria e influencia en la opinión pública, llegara el capital extranjero a una empresa periodística de tan honda tradición en Colombia como El Tiempo no era tan sencillo de asimilar ni para los accionistas, ni para los lectores, ni para el país en general. En el pasado, la venta de Caracol Radio, una de las compañías más emblemáticas del país, al Grupo Prisa de España, causó estupor entre muchos colombianos que parecen aferrados a que sus medios de comunicación se preserven como empresas nacionales.

Es la ineludible globalización que se impone, dirán algunos. Pero, la verdad sea dicha, que el periódico El Tiempo ya no fuera controlado por la familia Santos no estaba en los planes de nadie. Ahora el accionista mayoritario es el Grupo Planeta, que adquirió el 55 por ciento de las acciones de la Casa Editorial y el 40 por ciento del canal de televisión de Bogotá City TV (tope máximo permitido para una empresa extranjera en un canal de televisión colombiano). Pagó por el control una suma estimada en 185 millones de dólares.

El nuevo dueño de El Tiempo es el primer grupo de comunicación español de capital íntegramente familiar, productor de contenidos culturales, informativos, formativos y de entretenimiento. Aunque su experiencia en prensa escrita no es tan extensa como la de su competidor en la oferta, Planeta es propietario del diario La Razón, que tiene cubrimiento nacional en España; es socio mayoritario de ADN, un periódico gratuito de información general que circula más de 1,3 millones de ejemplares por edición, y es también socio del periódico Avui de Cataluña.

Y si lo que buscaban para El Tiempo era un socio con músculo financiero que le ayudara a enfrentar los retos cada vez más exigentes para los medios de comunicación con proyección internacional, Planeta cayó como anillo al dedo. Tiene más de 100 empresas, entre propias y participaciones, y cuenta con 6.500 colaboradores en todo el mundo.

"Esta es una alianza de mutuo beneficio entre dos empresas con la misma vocación de independencia periodística, liderazgo cultural, innovación y proyección internacional", dijo en la firma del acuerdo Luis Fernando Santos, Presidente de la CEET.

Cuando se oficializó la venta de la mayoría del capital del grupo colombiano, muchos se preguntaron qué pasaría con la herencia periodística y empresarial de El Tiempo, y si seguiría la misma línea editorial.

"Lo que tenemos por delante es una gran oportunidad para mejorar nuestros productos. Lo que hacemos bien lo seguiremos haciendo bien sin cambios para nuestros lectores, y en todo lo demás mejoraremos. Podremos compartir recursos informativos con las empresas de Planeta. Y asegurar la continuidad de un legado que viene desde los fundadores del periódico", dijo Santos Calderón sobre este el negocio del año. Para José Manuel Lara, presidente del Grupo Planeta, no hay que mirar esta operación como algo insólito. "Estamos en un mundo en el que hay que empezar a entender qué es la inversión extranjera. Si el capital decide que la rotativa sea canadiense o alemana, eso no cambia la nacionalidad de 'El Tiempo'. Si las decisiones editoriales y de contenido se toman acá y por colombianos, eso está bien. Qué importa de dónde es el capital", dijo a SEMANA cuando llegó a Colombia a cerrar el negocio.

¿Cómo asegurar esa independencia? La clave estará en un Consejo de Fundadores, que garantizará la continuidad y la independencia de la política editorial de la CEET. Dicho Consejo ya fue conformado por nueve miembros, de los cuales tres son representantes del Grupo Planeta y seis seleccionados por los socios de El Tiempo. Este Consejo tendrá la función de nombrar los directivos de opinión y contenido de los medios de la CEET, quienes son los responsables de definir las respectivas políticas editoriales de cada medio.

¿Qué sigue? De entrada, los nuevos socios fijaron los planes a corto plazo. Participar en la licitación del tercer canal de televisión se abre como una oportunidad a la que probablemente le jugarán duro. Pero además, ahora tienen como gran reto proyectarse como un moderno grupo multimedia en los niveles nacional e internacional.

Por el tipo de negocios en los que tanto la CEET como Planeta han enfocado sus estrategias, resultarían un buen complemento. La organización española gestiona el Grupo Antena 3, que incluye la cadena de televisión en abierto Antena 3 TV, líder en el segmento familiar y en informativos; la cadena de emisoras de radio Onda Cero y Europa FM, y varios canales de Televisión Digital. "Nuestra estrategia de crecimiento y expansión pasa por convertirnos en uno de los grupos de comunicación líderes en Iberoamérica", dijo Lara, tras mostrar un gran interés por el negocio de Internet que El Tiempo lleva recorrido. "Creemos mucho en ese camino y vamos a ver si desde aquí podemos iniciar algún proyecto".

En definitiva, no hay nada que hacer. El principal periódico del país tiene mayoría de capital extranjero. Ya les había sucedido a otras empresas, entre ellas, Avianca, la más grande aerolínea nacional, y Bavaria, la compañía de capital privado colombiano con tradición desde 1889. Los colombianos ya se están acostumbrando a que lo importante no es de quién y de dónde son las empresas, sino que presten un buen servicio, generen empleo y aporten al desarrollo del país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.