Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/27/2010 12:00:00 AM

“El nuevo gobierno tiene que ser mucho más agresivo en materia de reformas”

Para el ex ministro de Hacienda Rodrigo Botero, la situación fiscal es mucho más delicada de lo que el gobierno cree. Aconseja no desaprovechar la actual ventana de oportunidades para abordar temas cruciales para el país. También cree que una reforma tributaria será inevitable.

El ex ministro de Hacienda, Rodrigo Botero, una de las voces económicas más autorizadas, cree que el nuevo gobierno tiene que ser más audaz con las reformas que está presentando al legislativo. Aunque no ha transcurrido el primer mes de la administración Santos, y todavía no es hora de hacer un balance, el ex ministro Botero cree que en las primeras semanas de cambio se ve un poco de timidez en algunos proyectos. Aprovechando su intervención en la Convención Bancaria en Cartagena, Semana.com habló con el ex ministro.

SEMANA.COM: ¿Cómo ve el arranque del gobierno en materia económica?

RODRIGO BOTERO: Yo digo que el período óptimo para sacar adelante un programa legislativo es el de los cuatro meses comprendidos entre agosto y diciembre del primer año y recomiendo apostarle más a la audacia y no a la timidez. Se deberían abordar, sin temor, los temas importantes. Este es el momento para hacer reformas gruesas. El país en general le abre un margen de maniobra a cualquier gobierno que comience, lo ve con simpatía. Esta ventana de oportunidad no se debe desaprovechar, porque ya el año entrante comienza a alinearse las fuerzas políticas. En este momento el Congreso estaría dispuesto a apoyar buena parte de las iniciativas que presente el gobierno.

SEMANA.COM: ¿Cuáles temas cree usted deben ser las prioridades?

R.B.: Hay tres temas que reclaman la atención inmediata del equipo económico: el alto nivel de desempleo, la magnitud del déficit fiscal, y el creciente fortalecimiento del peso.

SEMANA.COM: Usted y el ex ministro argentino, Domingo Cavallo, han venido presentando una propuesta para la generación de empleo. ¿Cree que el proyecto de primer empleo va en la dirección que es?

R.B.: Lo primero que hay que anotar es que este es el momento de hacer una cosa grande en materia laboral. Es una calamidad que este país tenga una informalidad del 50 por ciento y una tasa de desempleo del 12 y 13 por ciento, pero hay ciudades con el 20 por ciento como Pereira. Eso es una bomba. Se deben crear incentivos poderosísimos para la generación de empleo. Mucho más de lo que se ha anunciado para empleos nuevos. No conozco el proyecto, pero me han contado que es muy tímido para resolver el problema que tiene el país. Ciertamente si van a tomar en serio lo del empleo yo sugiero hacer una cosa mucho más agresiva de estímulos a la generación de puestos de trabajo.

SEMANA.COM: Muchos analistas creen que una reforma tributaria es necesaria. ¿Qué piensa?

R.B. Yo estoy convencido que frente a la situación fiscal será necesario elevar el recaudo. Es absolutamente claro. Se que hay una restricción porque el gobierno prometió que no subiría los impuestos. Pero hay que hacer algo como unificar las tarifas del IVA y eliminar las exenciones. Hay que aumentar el recaudo como sea.

SEMANA.COM: ¿Está viendo complicada la situación fiscal?

R.B.: Mucho más grave de lo que se está diciendo. Creo que el nuevo gobierno se está encontrando un hueco mayor. A mí manera de ver hay que hacer un esfuerzo fiscal inmenso y creo que el país entiende eso. Además el presupuesto para el 2011, para que apareciera razonable, lo presentó el anterior gobierno con mucha estrechez. Los nuevos ministros están en los rines y no tienen plata para trabajar. Todos piden más recursos, pero de dónde. Ahí es donde insisto en que será necesaria una reforma tributaria para aumentar el recaudo. El gobierno no puede aumentar el gasto, sin un mayor recaudo. No se puede solo a base de deuda externa. Eso además revalúa el peso.

SEMANA.COM: ¿Esto implicará desmonte de los estímulos tributarios?

R.B.: Hay que acabar con los beneficios tributarios que favorecieron al capital. Debe hacerse un desmonte de todos.

SEMANA.COM: Usted dice que hay que elevar la tributación del sector minero-energético…

R.B.: Sí. Me parece que es una fórmula para recaudar una porción de las ganancias ocasionales originadas en los altos precios internacionales. En Australia se acaba de proponer. Con los mayores ingresos por petróleo y minas vamos a seguir fortaleciendo el peso y eso tiene muy afectados a los exportadores. Tenemos que frenar eso. Conviene enfatizar que los recursos tributarios adicionales no deben destinarse a financiar mayor gasto público sino a aumentar el nivel de ahorro. Definitivamente con la perspectiva de una bonanza minera y petrolera es necesario contemplar medidas adicionales a fin de evitar una tendencia cambiaria que termine por destruir empleos existentes y desindustrialicen el país.

SEMANA.COM: ¿Cree que las cuentas son muy alegres?

R. B.:
Las declaraciones que han dado en el sentido de que el crecimiento económico y los mayores ingresos resolverán todo ojalá se cumplan. Pero yo creo que no basta con la simple dinámica del crecimiento. El reto es muy grande.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.