Martes, 21 de febrero de 2017

| 2009/05/02 00:00

El orgullo paisa

Puesto 11. Año tras año, las Empresas Públicas de Medellín demuestran que la responsabilidad social sigue siendo uno de los principales pilares de la institución.

EPM está en un plan de crecimiento importante. Federico Restrepo es el actual gerente y está al frente de proyectos tan importantes como la construcción de la hidroeléctrica Porce III

Cada semana un titular en la prensa les recuerda a los paisas que las Empresas Públicas de Medellín (EPM) no sólo se han constituido en un referente empresarial en el país, sino en una de las instituciones que más aporte social hacen en la ciudad.

En el último balance de gestión realizado por su gerente, Federico Restrepo, quedó demostrado que la estrategia empresarial y gran parte de la gestión social realizada por EPM tiene como propósito consolidar a la empresa como la más competitiva en servicio públicos en el nivel nacional.

Actualmente, EPM es un grupo empresarial que participa en los sectores de telecomunicaciones, aguas y energía. No sólo hace presencia en Colombia, sino en Panamá y Bermudas. Dentro de las compañías que se destacan están UNE en el segmento de telecomunicaciones; EPM Bogotá Aguas, de la que posee el 99,80 por ciento de la participación accionaria; Aguas del Oriente Antioqueño (56 por ciento), Aguas de Urabá (42,73 por ciento), Regional de Occidente (41,57 por ciento).

Y en el caso de energía, EPM Inversiones (99,99 por ciento). A través de esta filial, EPM adquirió el 78 por ciento de Centrales Eléctricas del Norte de Santander (Cens), y el 74 por ciento de la Empresa Electrificadora de Santander, (Essa). Así mismo ocurre con filiales como la Empresa de Energía del Quindío (Edeq), de la que tiene el 83,97 por ciento; la Central Hidroeléctrica de Caldas (Chec), donde tiene el 76,42 por ciento, e Hidroecológica del Teribe, empresa radicada en Panamá y de la que tiene el 96,63 por ciento. Adicionalmente, EPM cuenta con inversiones en la reaseguradora EPM RE, radicada en Bermudas, con una participación del 100 por ciento.

Durante 2008 EPM ejecutó inversiones por 852.194 millones de pesos, de las cuales 660.058 millones corresponden al proyecto hidroeléctrico Porce III. La suma restante se destinó a los diseños de la planta de tratamiento de aguas residuales de Bello, a la expansión y la reposición de las redes de los servicios de acueducto, alcantarillado, distribución energía y gas.

Pero el balance de EPM no es sólo económico. En lo social, por ejemplo, cada año unas 1.500 familias de bajos ingresos se incorporan a los servicios de acueducto y alcantarillado, y otras 15.000 al de energía eléctrica, con amplios plazos de financiación y a bajas tasa de interés.

Pero sin duda, una de las mejores estrategias sociales de los últimos años y por la que los antioqueños han sacado pecho desde cuando comenzó a funcionar es la que tiene que ver con el Fondo EPM para la Educación Superior. Se dispusieron 150.000 millones de pesos para financiar los estudios superiores de jóvenes de estratos 1, 2 y 3. Hoy hay 4.000 estudiantes matriculados en las mejores universidades, pero la meta en los próximos años es incrementar esa cifra a 12.000. “La gran diferencia con los fondos de otras empresas o instituciones –dice el gerente– es que en este caso, los estudiantes no pagan con dinero, sino con su promedio académico y, al final de sus carreras, con alguna obra social”.

Para lo que resta de este año, EPM tiene dos tareas importantes: el Programa de Financiación Social con la tarjeta EPM UNE, que brinda el acceso a créditos de consumo con amplios plazos para adquirir productos con calidad y respaldo, y ‘Antioquia Iluminada’, para electrificar 42.000 viviendas rurales en los próximos tres años. No hay duda de que lo social sigue constituyéndose en la mejor estrategia de expansión de la joya paisa

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.