Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/9/2010 12:00:00 AM

El país de los sueños

Con una población de cinco millones de personas que viven en 710 kilómetros cuadrados y sin recursos naturales, Singapur es modelo de desarrollo económico y planificación urbana en el mundo. Un ejemplo de cómo convertir los sueños en realidad y los retos en oportunidades.

Singapur sigue sorprendien-do al mundo. Ya había asombrado a todos con su extraordinaria transformación económica que lo llevó, en 30 años, a pasar del tercero al primer mundo y a convertirse en uno de los más atractivos centros de negocios de Asia. Ahora, esta pequeña ciudad-Estado, en el sudeste asiático, está planeando su futuro una vez más, desafiando la naturaleza y los imposibles.

Con una población de cinco millones de personas en un territorio de 710 kilómetros cuadrados -cabe dos veces en el departamento del Quindío-, Singapur ha tenido que buscar, a lo largo de su historia, las soluciones más innovadoras para aprovechar el poco espacio que dispone, incluido el subsuelo.

Es así como la construcción del metro fue el primer gran desafío que enfrentó la ciudad a finales de los 80 para descongestionar la superficie que estaba atiborrada. Pues bien, acaban de terminar una nueva línea de túneles, que comenzó en 2005, un proyecto que planteó todo un reto, porque se hizo con el menor trastorno en la superficie. Los ingenieros se aseguraron de no ocasionar daños en las infraestructuras ya existentes, como alcantarillados y redes eléctricas. Esta nueva línea tiene 29 estaciones a lo largo de 33 kilómetros, conecta todas las líneas que existían y es uno de los pocos metros que no tiene conductor, pues está computarizado. Sorprende el ambiente de la ciudad subterránea con tiendas, restaurantes y oficinas, así como el estricto orden del metro: no se puede fumar, comer, beber, ni masticar chicle en su interior.

Entre tanto, en la superficie la infraestructura es de primer orden. Ahora están renovando varias áreas para aprovechar hasta el último centímetro de tierra y mantener la ciudad habitable, bajo el concepto de autosuficiencia y ecología. Por ejemplo, en el antiguo pueblo de pescadores Punggol desarrollan la primera ciudad ecológica que incorpora tecnologías verdes, jardines, energías alternativas, soluciones de recolección de material reciclable y manejo de aguas. En esta misma línea, construyeron el primer parque de econegocios, Clean Tech Park, una especie de laboratorio que busca que allí se instalen empresas tecnológicas que desarrollen productos de uso diario más ecológicos. El objetivo de Singapur es reducir notablemente para el año 2012 la intensidad de emisiones de CO2.

Dada la limitada superficie y alta densidad de población, se diseñó un sistema de recolección y eliminación de residuos sólidos, minimizando el uso del espacio. El 92 por ciento de los residuos se incineran, para lo cual disponen de cuatro plantas, que a la vez generan el 3 por ciento de la electricidad que la isla necesita. El resto de los residuos se vierte en una única instalación en alta mar. La idea es llegar a cero tiraderos de basura e incrementar el reciclaje de los residuos. Singapur sueña con ser un centro de energía limpia. Ya cuenta con el primer autobús híbrido diésel-eléctrico del sudeste asiático y el primer automóvil de transporte portuario hidráulico, que reduce el consumo de combustible.

La experiencia en la planificación urbana y la construcción están siendo exportadas a todo el mundo. Ahora están construyendo una ciudad modelo en China, llamada

eco-ciudad Sino-Singapur Tianjin. Está previsto que en esta ciudad vivan 350.000 personas y que tenga un sistema de administración de residuos integrado y de transporte público con bajas emisiones de carbono.

Pensar lo imposible ha sido la constante en la historia de este pequeño país. Ahoraandan tras un reto más: el autoabastecimiento de agua. Actualmente, más de la mitad del líquido que consumen lo importan desde Malasia, pero creen que no será así en el futuro. Ya la ciudad tiene el sistema de manejo de aguas más avanzado del planeta, lo que incluye recolección de aguas lluvias, proceso de desalinización y regeneración de agua. En este último proyecto, que se denomina Agua Nueva de Singapur, se utiliza la tecnología más sofisticada para reutilizar el preciado líquido y alcanzar los estándares de potabilidad exigidos por la Organización Mundial de la Salud.

Singapur dispone de un sistema de alcantarillado muy avanzado. El túnel subterráneo de 48 kilómetros de largo es como una autopista para el agua que funciona únicamente por la gravedad. Y la planta desalinizadora es una de las mayores del mundo. Ahora bien, como testigo de la visión de futuro está la Marina Barrage, un proyecto único en el planeta que cumple tres propósitos: actuar como la principal reserva de agua de Singapur, evitar inundaciones en las zonas más bajas y ser una atracción turística sobre la vida de esta isla.

Por donde se le mire, Singapur es una sorpresa. Aunque el rápido crecimiento económico que venía experimentando en los últimos años se frenó por la crisis de la economía mundial, es el primer país de Asia en comenzar la senda de la recuperación. Se estima que este año el Producto Interno Bruto (PIB) crecerá por encima del 4 por ciento. Sin duda, Singapur ya es una de las economías más fuertes del mundo, con un PIB per cápita de 36.537 dólares (el de Colombia es 8.900). Gracias a su régimen comercial abierto, el país es cada vez más atractivo para la inversión extranjera directa. Hay más de 7.000 multinacionales con operaciones en la isla, goza de unas de las mejores instalaciones portuarias del planeta y de uno de los aeropuertos más sofisticados.

Esta ciudad-Estado le ha mostrado al mundo que los sueños se pueden hacer realidad y, como dice Lee Kuan Yew, ex primer ministro de Singapur considerado el padre de este pequeño país, la clave está en cómo resolver los problemas y volver los retos en oportunidades. Un buen ejemplo para países como Colombia que lo tienen todo: extenso territorio, abundantes recursos naturales y una importante población. Ojalá que las palabras que ha pronunciado el presidente Santos de comenzar a pensar lo impensable en Colombia también se hagan realidad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.