Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/15/1991 12:00:00 AM

EL QUE PARTE Y REPARTE...

Du Pont invita a sus empleados a convertirse en accionistas de la empresa bajo un novedoso esquema.

DOSCIENTOS EMPLEADOS DE Du Pont de Nemours, en Colombia fueron sorprendidos en días pasados cuando, durante la proyección de una cinta de video, la multinacional les ofreció convertirse en accionistas de la empresa. Y más sorprendidos quedaron todavía cuando se enteraron de que no eran los únicos en recibir tal oferta. La venta de acciones a sus trabajadores no se hará sólo en Colombia sino en todos los países del mundo donde haya filiales de la empresa.
El esquema, que cobija a 136 mil trabajadores de la E.I. Du Pont en 53 países del mundo, y que es considerado como algo totalmente novedoso en el país, consiste en darle a cada asalariado, por el solo hecho de serlo, la opción de comprar hasta 100 acciones ordinarias de la compañía, a un precio fijo de 38.25 dólares la acción, independientemente de su nivel, antiguedad o posición.
En total, y si todos los trabajadores optan por comprar las acciones ofrecidas, los actuales propietarios se habrán desprendido de 13 millones 600 mil acciones. A 31 de diciembre de 1990, E. I. Du Pont de Nemours tenía 670 millones de acciones comunes en circulación, lo que quiere decir que la participación que se pretende dejar en manos de los empleados en el mundo no sobrepasa el dos por ciento de la compañía.
Aun así, el programa suena muy atractivo para los trabajadores, que podrán hacer uso de la opción de compra después de un año de tomada.
A partir de ese momento podrán comprar las acciones ordinarias ofrecidas, pagando el precio establecido en la fecha de otorgamiento de la opción, sin importar el alza registrada en la cotización de las mismas durante ese lapso.
Pero si un empleado decide no hacer uso de la opción, por el solo hecho de haberla tomado podrá pedir que se le entreguen acciones por un valor equivalente al incremento de la cotización de las mismas entre el día del otorgamiento de la opción y el momento en que decida rechazarla. Posteriormente, el empleado podrá desprender se de las acciones a cambio del dinero que corresponda.
El precio fijado en un principio para la acción corresponde a la cotización de las acciones de Du Pont, en Wall Street, el 15 de febrero de 1991 38.25 dólares por acción-, pero el costo final de la operación dependerá del comportamiento futuro de la acción en el mercado y del momento en que los empleados hagan uso de la opción de compra.
El precio de las acciones de Du Pont ha crecido en un promedio del 10 por ciento en los últimos cinco años. Asumiendo que se mantiene dicho crecimiento, un empleado que haga uso de la opción de compra ofrecida por la empresa podría obtener una ganancia, antes de impuestos, de aproximadamente dos mil dólares en cinco años (más de un millón de pesos) y de unos 5.500 dólares en cinco años (unos 3.5 millones de pesos). La cotización de Du Pont, en Wall Street, se trepó en las últimas semanas y hoy se encuentra en 47.75 dólares por acción. Lo que quiere decir que ha ganado nueve dólares con respecto al precio fijo al que se lanzó la opción.
Du Pont es una transnacional cuya sede principal está en Wilmington, estado de Delaware, en los Estados Unidos, y que tiene inversiones en las industrias petroquímica -con empresas como la norteamericana Conoco electrónica, con partes para computadores y sus derivados. También adelanta investigaciones en el campo genético.
En Colombia, Du Pont es una compañía de tamaño mediano, que vende anualmente unos 12 mil millones de pesos y que en breve importará pinturas desde su planta de Venezuela. Posee una planta con 203 trabajadores en Barranquilla y una sede en Bogotá con 79 empleados. La subsidiaria, que es una de las 300 empresas más grandes del país, manufactura y vende tres clases de agroquímicos y realiza el proceso final de la lycra. A nivel de fibra venderá próximamente en el país tyvek, que es una especie de
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.