Lunes, 16 de enero de 2017

| 2009/05/02 00:00

El redescubrimiento

Las grandes empresas alemanas están viendo a Colombia como la base de sus operaciones para Suramérica. La alta tecnología y el valor agregado caracterizan la inversión germana en el país.

El redescubrimiento

Alemania es el mayor socio comercial de Colombia en la Unión Europea y un inversionista de tradición en el país. Las grandes compañías germanas llegaron a Colombia mucho antes de la década del 80, cuando el principal destino de la inversión directa de Alemania fue América Latina.

Pues bien, después de una especie de receso en el que las energías teutonas se concentraron en Europa, principalmente en el bloque del este, y la atracción de China hizo mirar hacia ese lado del mundo, en los últimos años, Colombia ha vuelto a ser un mercado atractivo. "Estamos viendo una especie de redescubrimiento de la región y de Colombia, en particular, por parte de las compañías alemanas", dice Christian Hellbach, director de la sección de economía de la embajada alemana en Bogotá.

Lo que se podría ver como una nueva oleada de la inversión directa alemana en Colombia tiene características muy interesantes. Algunas de las grandes empresas ya instaladas en el país, y aun las que están explorando el mercado, están viendo a Colombia como el centro de operación para Suramérica. Y algo mucho más evidente en esta etapa es que las nuevas inversiones se están localizando en diversas ciudades del país. La inversión alemana se sigue caracterizando por ser de alta tecnología y con gran valor agregado.

En los últimos meses sobresale la expansión de las multinacionales establecidas en el país. Es el caso de Siemens, que está terminando de construir, en Tenjo (Cundinamarca), una de las plantas industriales más modernas del continente para ampliar su participación en el mercado regional. En este nuevo centro de producción se invirtieron 100 millones de dólares, bajo la modalidad de zona franca. Allí se fabricarán transformadores de energía de distribución y de potencia, motores, el ensamblaje de tableros de control, y distribución de corriente de baja, media y alta tensión.

Además de la fabricación de estos elementos, también se desarrollará software y audífonos para quienes padecen problemas auditivos. Además, la buena noticia es que lo que antes era Siemens Andina, con sede Colombia, hoy es Siemens Suramérica, lo que demuestra que el país se convirtió en una base de operación muy importante para esta multinacional.

También acaba de invertir en Colombia la multinacional alemana Oiltanking, el segundo mayor proveedor independiente de almacenamiento de productos petrolíferos, productos químicos y gases en todo el mundo. La compañía posee y opera 65 terminales en 21 países. Oiltanking llegó a un acuerdo con The Dow Chemical Company para comprar Dow colombiana de Cartagena. Esta es la primera terminal ubicada en Colombia y que le permite ampliar su red en América Latina. Está situado en la zona industrial de Mamonal, centro de la actividad petrolera y petroquímica de Cartagena. Oiltanking planea ampliar en breve la instalación para servir a una gama más amplia de clientes y productos.

La naviera Hamburg Süd, que está en el país desde hace 35 años (es una de las 12 compañías más importantes del mundo en su campo), acaba de oficializar que Cartagena se convertirá en el centro de operaciones para Latinoamérica y el Caribe. Ya las directivas de la compañía viajaron a esa ciudad para conocer de cerca dónde estaría ubicado el centro de operaciones. La naviera es parte del grupo empresarial Oetker, uno de los conglomerados familiares más importantes de Alemania. Entre las líneas de negocios que tiene se encuentran la industria de alimentos, cervecerías, productores de vinos espumosos, servicios financieros y hoteles de lujo. La naviera tiene 225 buques, que incluyen portacontenedores y graneleros, que prestan el servicio con 11 llegadas semanales a Cartagena, lo cual les permite conectarse con 160 puertos en todo el mundo.

El año pasado la productora de tecnología médica alemana Draeger, con más de 100 años de experiencia llegó al país, mientras que Bosch anunció la apertura en Colombia de su ramo de herramientas eléctricas.

Hay otros planes en marcha. La compañía Osram, dedicada al negocio de la iluminación, anunció que espera fortalecer su operación en Colombia y desde acá distribuir para Venezuela.

La compañía alemana Adidas, dedicada a producir y comercializar calzado y vestuario deportivo, anunció la apertura de tiendas en Bogotá, Cartagena y Cali, como parte de un plan de expansión estratégica que viene realizando actualmente.

Hace un par de años, con la división Daimler-Chrysler, comenzó una nueva era para la marca alemana. Daimler Colombia, representante directa de la Mercedes-Benz, se concentrará en el fortalecimiento de la red de concesionarios.

Es amplia la lista de empresas alemanas en Colombia. Entre las más reconocidas están Bayer, Aga Fano, Basf, Boehringer Ingelheim, Merck y Schering. En el sector seguros dos grandes compañías alemanas llegaron al mercado colombiano hace tiempo: Munich Re socia de Suramericana de Seguros, y Allianz, que adquirió a Colseguros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.