Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/30/2005 12:00:00 AM

El regreso del dólar

Barato y desprestigiado, el dólar puede ser una buena inversión en el mediano plazo. Los expertos pronostican una subida de 5,5 por ciento en 2005.

ASÍ COMO EL PROTAGONISTA del año 2004 en materia de inversiones fue el peso colombiano, para el año 2005 se espera que sea el dólar. Aunque en el primer semestre lo más probable es que el precio de la divisa siga cayendo, lo más seguro es que para el segundo comience a subir de nuevo. Y como el que peca y reza empata, el consenso entre los analistas es que el dólar terminará el año a 2.544 pesos, para una devaluación del 5,5 por ciento (casi lo mismo que la inflación).

El cambio de tendencia en la segunda mitad del año obedecerá a varios factores. Lo más seguro es que la Reserva Federal de Estados Unidos continúe con la política de aumento de los intereses de corto plazo que inició en 2004. El incremento de las tasas de interés en Estados Unidos -que se esperan finalicen 2005 en 4 por ciento- provocará la salida de una parte de los capitales hoy en economías emergentes como Colombia. Y si los dólares se van, el precio de la divisa subiría.

Las siete elecciones presidenciales que habrá este año en la región, incluida la de México, podría ser un factor de riesgo que presione la divisa al alza. La incertidumbre política en Latinoamérica obligaría a que migren capitales a otros lugares, lo que acentuaría todavía más la sequía de dólares en estos mercados.

También puede contribuir al alza del dólar en el segundo semestre la incertidumbre sobre el financiamiento del gobierno en el año 2006. Aunque la financiación de este año casi se completó, a pesar de que la última reforma tributaria no pasó en el Congreso, para los inversionistas no es claro de dónde saldrá la plata en 2006 y los años subsiguientes. Esto puede disminuir la oferta de dólares de la economía colombiana y presionaría al alza el precio de la divisa.

Así mismo, el banco central de China ha sido un fuerte comprador de bonos del tesoro norteamericano, para aumentar sus reservas en dólares y evitar una revaluación de su moneda, el yuan. Pero si a China le da por cambiar sus reservas a euros o por dejar que su moneda se revalúe, no va haber quién compre tantos dólares que financien los déficit fiscales y de cuenta corriente de Estados Unidos. Si esto sucede, Estados Unidos tendrá que subir más rápido de lo previsto sus tasas de interés para atraer a los inversionistas, con graves repercusiones sobre las economías emergentes que hoy andan de fiesta con los dólares que en 2004 llegaron en busca de mejores rendimientos.

En cuanto al euro, no hay duda de que su destino depende de lo que pase con el dólar y con las tasas de interés en Estados Unidos. Si las autoridades económicas de ese país optan por seguir con su política de dólar débil -para aumentar la competitividad de sus productos en el exterior y reducir la brecha comercial con el resto del mundo-, la moneda europea se seguiría revaluando. Si, en cambio, la Reserva Federal opta por fortalecer su moneda, el precio del euro empezaría a bajar paulatinamente.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.