Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/22/1988 12:00:00 AM

EL TOQUE DE MIDAS

Los narcotraficantes, únicos colombianos en la lista de multimillonarios de la revista Forbes.

Por segundo año consecutivo la revista Forbes una de las más prestigiosas del mundo en materia de negocios, publica un informe sobre los hombres más ricos del mundo fuera de los Estados Unidos. Y por segunda vez, los narcotraficantes le dan a Colombia el honor, en este caso dudoso, de entrar en la lista de los países en los cuales hay personas con más de mil millones de dólares en sus arcas.
En esta ocasión, Forbes incluye muchas caras nuevas entre los ricos del mundo, nuevas presas de su muy particular cacería de superpudientes por los cuatro puntos cardinales del planeta. El capítulo reservado a Colombia no se escapa a la renovación y allí aparece un Gonzalo Rodríguez Gacha, recién admitido en el club mundial de los billionaires. Junto a él aparecen, como el año anterior Pablo Escobar Gaviria y Jorge Luis Ochoa Vásquez.
El informe, que abarca más de 100 potentados no norteamericanos,
excluye a los jefes de Estado y a los príncipes, ya que en la mayoría de los casos sus fortunas no son del todo privadas y forman parte del presupuesto de sus respectivos países, como ocurriría con el sultán de Brunei o la reina Isabel de Inglaterra. La encuesta se limita a "las fortunas privadas que hayan sido acumuladas mediante actividades económicas", sin más consideraciones, lo que permite la inclusión de los reyes del narcotráfico. Sea como fuere, ni los triunfos ciclísticos, ni las modelos del mundo, ni las más agresivas campañas publicitarias, parecen capaces de superar al narcotráfico como generador de imagen para Colombia.
Pero, aunque la bondad de los antecedentes éticos del resto de competidores no es absolutamente comprobable, el capítulo de Colombia se distingue de los demás en que allí nos habla de fusión de empresas, complejos industriales, cadenas de almacenes, o genios del mercadeo, sino de asesinatos, atentados y amenazas.
Abriendo plaza está Pablo Escoba Gaviria. La mejor referencia que tiene de él Forbes para el informe de este año es su rompimiento con el general Manuel Antonio Noriega, que habría motivado que el Cartel de Medellín le hubiera puesto un millón de dólares como precio a la cabeza del panameño. Según la revista, a comienzos de los años 80 Noriega recibió entre 330 y 350 millones de dólares de Escobar y sus amigos, a cambio de asegurar la franquicia del istmo para sus actividades, incluido el lavado de dinero. Con la traición de Noriega, según forbes, el Cartel está congestionado, con exceso de dinero en efectivo en Estados Unidos, donde es más susceptible de perderse en manos de agentes federales. En medio de este problema, el precio de la cocaína baja a US$14 mil el kilo y obliga a Escobar a buscar el mercado europeo, donde está a US$55 mil. Mientras sus problemas crecen, Escobar, según esa publicación, sigue paseando libremente sus 100 kilos de peso por la gigantesca Hacienda Nápoles, con la tranquilidad de estar entre los más ricos del mundo.
El nuevo en el grupo, Gonzalo Rodríguez Gacha, podría ser el "mafioso más rico del mundo". Allí está todo, desde su nacimiento en Pacho hasta su afición por todo lo mexicano y su temprana asociación con Escobar, pasando por los asesinatos de Rodrigo Lara Bonilla y Jaime Pardo Leal, quien fue muerto "porque las guerrillas izquierdistas interferían a los cultivadores de coca".
Forbes no se queda allí en sus afirmaciones; según la revista, fue Rodríguez Gacha quien organizó el negocio con los nicaraguenses, con la ayuda del funcionario sandinista Federico Vaughan, y quien, más recientemente, "se dice inició el envío de cocaína en los cargamentos de flores frescas desde Bogotá, para confundir las narices de los perros policías". La pregunta que inmediatamente se hace Forbes resulta aterradora y hasta risible: "Y ¿por qué no parar todas las importaciones de flores de Colombia?".
"El mexicano" califica dentro del club de los grandes con una fortuna estimada en US$1.300 millones, pero que podría llegar, según los cálculos de un narco arrepentido, a US$3 mil millones. Una fortuna increíble, aun para el de Pacho, que se explicaría -según la publicación norteamericana- por los frecuentes robos que, como encargado que es de las rutas, le haría a sus socios.
El capítulo de Colombia concluye con Jorge Luis Ochoa Vásquez, a quien acusa la revista de ser el responsable de los asesinatos relacionados con el tratado de extradición y, en particular, el del procurador Carlos Mauro Hoyos. Pero las finanzas del clan de los Ochoa no debieron sufrir, en opinión de Forbes, ni un rasguño, a juzgar por la completa indiferencia de la revista al respecto. Pero, de todas maneras, no deja de echar su cuña al afirmar que, "es un misterio por qué el gobierno de Virgilio Barco no venga la muerte de Carlos Mauro Hoyos reafirmando rápidamente el tratado de extradición". En cualquier caso, los colombianos están en la categoría de los que tienen más de US$1.000 millones.
Los más grandes narcotraficantes del mundo, o al menos los más famosos, están entreverados en el informe con personajes de las más variadas procedencias, actividades y razas. Unos salieron del grupo puntero, otros entraron, y otros no tuvieron novedades que merecieran mención. Pero los que aparecen en las páginas siguientes fueron sin duda los más sobresalientes del año para la revista Forbes.

YOSHIAKI TSUTSUMI: 54 años
US$18.900 millones. Japón
Finca raíz
Mantenerse en el primer lugar del mundo en materia de riqueza,es siempre sobresaliente. Sobre todo si el año pasado perdió US$650 millones por la caída de las acciones de su principal compañía, Seibu Railway, sin que se le moviera un pelo. Heredero de una enorme fortuna en finca raíz en el Japón, cuenta entre sus negocios el transporte terrestre y la construcción. Pero cuando conoció el informe de Forbes del año pasado, se quejó de que había sido sobreestimado. Su argumento de que parte de los bienes computados son de su propiedad a través de una de sus compañías, tampoco le quitó, aun siendo aceptado, el puesto de líder indiscutido en la carrera de los ricos del mundo.

KENNETH COLIN IRVING: 89 años
US$8.000 millones. Canadá
Petróleo, finca raíz, comunicaciones
Un hombre de su edad, que no bebe, no dice malas palabras ni fuma, y que, con su fortuna, trabaja 18 horas diarias, tiene su mérito. Rico desde que, en los años 20, se metió a competirle a la Imperial Oil en la distribución de gasolina, partiendo de una sola estación de servicio, su imperio tiene hoy astilleros, fábricas de papel y más de 500 mil hectáreas de bosques de primera, así como cientos de estaciones de servicio por todo Canadá. Pero el viejo testarudo debe vivir la mayor parte de su tiempo en las Bermudas, pues es archiconocida su aversión por los impuestos.

SHIN KYUK-HO O TAKEO SHIGEMITSU: 65 años
US$8.000 millones. Corea-Japón
Golosinas, hoteles, finca raíz, industria pesada
Como su nombre parece indicarlo, es un hombre con dos vidas, una en su nativa Corea y otra en el Japón. Pero, además de eso, es tal vez el único hombre en el mundo en haberse hecho supermillonario dos veces. En Japón, el grupo Lotte, de Takeo Shigemitsu, tiene 19 compañías que incluyen confecciones, cadenas de restaurantes, bienes raices y un equipo de béisbol. En Corea, su grupo Lotte abarca 24 empresas entre las que hay hoteles, almacenes de departamentos,petroquímicas, aluminio, construcción, bancos y, otra vez, un equipo profesional de beísbol. Shin se trasladó a Tokio en 1943, pero en esa época era más bien un poeta que despreciaba a quienes ganaban dinero. Pero, tras la guerra, comenzó a ganarlo a manos llenas con unas cremas para el cabello y unos jabones que preparaba él mismo. De ahí, pasó a ser el rey de los chocolates y el pionero de la goma de mascar. Al regresar a Corea en 1967, comenzó su segunda fortuna, que le permitirá, según él, perpetuarse. Se ha convertido en el Walt Disney coreano (¿o japonés?) con la construcción de su Lotte World, un gigantesco parque de diversiones que espera abrir al tiempo con los Olímpicos.

RAMON ARECES: 83 años
US$5.000 millones. España
Almacenes de departamentos
Según Forbes, Ramón Areces es, con gran ventaja, el hombre más rico de España. En 1920, a los 15 años, emigró a Cuba donde aprendió el negocio del menudeo, en la tienda que su tío tenía en La Habana. En 1934 regresó para comprar una pequeña sastrería llamada El Corte Inglés. Seis años más tarde Areces abriría su primer almacén de departamentos al que llamó con el mismo nombre de su negocio original. Con el crecimiento de la clase media española en los 60 años, comenzo el del negocio, que cuenta hoy con 19 grandes tiendas y 5 hipermercados de grandes proporciones. Esencialmente un negocio personal, el desarrollo del Corte Inglés depende exclusivamente de su propia financiación. Su deuda de largo plazo es de cero, mientras su flujo anual de caja supera los US$200 millones. Pero lo que hace tan extremadamente rico el negocio es el valor de sus bienes raíces.

JOHANNES VON THURN UND TAXIS: 62 años
US$2.500 millones. Alemania Federal
Tierras, industrias, inversiones.
El archiconocido aristócrata alemán, llamado en círculos del jet-set "Taxiboy", con su esposa de 28 años ("Princess TNT") y una fortuna que se remonta siglos atrás, hizo noticia por su proyecto de iniciar negocios en grande en los Estados Unidos. Esto tiene mucho sentido si se toman en cuenta la fortaleza del marco alemán y la solidez de sus empresas domésticas. Para empezar, compró una firma de asesores bancarios para que guíen a su propio banco, el Furst von Turn Und Taxis, en la entrada en el mundo bursátil, empresarial y de bienes raíces en Estados Unidos. Entre tanto, el príncipe descansa seguro sobre su colchón de empresas productoras de componentes electrónicos cervecerías y otras más. Cuando se le pregunta por el tamaño de su fortuna, contesta: "Realmente no lo sé. La familia ha sido propietaria de 18 castillos y en algunos de ellos aún están haciendo inventarios que se comenzaron en e siglo XVII".

BERNARDO GARZA SADA: 54 años
US$2.000 millones. México
Cervezas, acero, empaques
Pocos imperios como el de los Garza Sada han enfrentado tantas crisis, y sin embargo, continúan en la lista de los más ricos. Luego de un crecimiento desproporcionado, fruto indirecto del boom petrolero de México en los años 70, el gigantesco conglomerado industrial manejado por Bernardo Garza Sada, entró casi en franca bancarrota con la deuda externa privada más grande de América Latina -US$2.700 millones. A pesar de eso a finales del año pasado, tras 6 años de negociaciones con 130 acreedores, se llegó a un acuerdo salvador, con la entrega del 45% de las acciones de la empresa, Grupo Industrial Alfa. Su otro gran negocio, VISA, que tiene intereses en el negocio de la cerveza, la comida y las gaseosas, está en crisis por las mismas razones, sin que aún se vislumbre una solución. Entre tanto los Garza Sada, que son como quien dice muy, pero muy ricos, se sostienen con Vitro, una productora de vidrios y envases y con Cydsa, una compañía de químicos. En tan malas condiciones, la fortuna familiar aún no baja de US$2.000 millones, la más grande, de lejos, en México.

ANTONIO ERMIRIO DE MORAES: 60 años
US$1.700 millones. Brasil
Minería, industria
Un analista de negocios brasileño afirma que en ese país, los grandes imperios familiares no sobreviven a la tercera generación. Ese es el reto que tiene que enfrentar Antonio Ermirio De Moraes. Su abuelo fue un inmigrante portugués que construyó, a partir de una pequeña zapatería, el grupo industrial más grande del Brasil, llamado Votorantim. Con más de 60 compañías, el grupo emplea a 60 mil personas, lo que le implica a su principal manejador, Antonio, quien es de por sí popular, un cierto compromiso político. Por sus devaneos en ese campo, donde se afirma que aspira a la presidencia del Brasil, se especula sobre la cuarta generación de De Moraes que deberán tomar las riendas. Por lo pronto se trata de 23 primos, de los cuales 10 trabajan ya para las empresas del grupo.

SIR JOHN MOORES: 92 años
US$1.600 millones. Gran Bretaña
Comercio al detal
El principal problema de este hombre es que no tiene a quién dejarle el manejo de su gran riqueza. Claramente el decano de los ricachones, Sir John cuenta con una familia carente por completo de interés por los negocios que la tienen tan bien. Por eso, a los 92 años, sus cadena de almacenes de bajo precio y sus otros múltiples intereses, están a cargo de extraños. Por eso se especula que Littlewoods, la firma principal, se convertirá en una empresa abierta tras la muerte del magnate. Esa sería una buena forma de premiar a sus fieles émpleados, que acompañaron al magnate en el desarrollo de su negocio, que en 1923 comenzó como una central de apuestas por los partidos de la Liga Inglesa de Fútbol .

EMILIO BOTIN: 85 años
US$1.500 millones. España
Banca
Durante más de 30 años, Emilio Botín ha manejado el Banco Santander y durante gran parte de ese período se favoreció, dice Forbes, de la bondad especial desplegada hacia él por el generalísimo Franco. Pero, aunque el régimen del caudillo ya no es más que un recuerdo que se desvanece, la fortuna de los Botin sigue robusta y firme. Hoy, el Banco Santander es el único de los grandes de España que continúa en manos de una sola familia que según los conocedores controla directamente el 25% de las acciones. En los años 50, Emilio Botín fue el pionero de las operaciones bancarias españolas al otro lado del Atlántico y estableció casas en Panamá y Argentina. Hoy es accionista, además, del Bankinter, producto de la colaboración del Banco Intercontinental Español con el Bank of America.
Pero, aunque se retiró oficialmente hace dos años, es quien lleva la vocería de la familia, aún a despecho de haber nombrado a su hijo, Emilio Jr., como presidente de su conglomerado. Un conglomerado que con el jefe pasando a retiro, deberá enfrentar el reto más importante de todos: la apertura del mercado europeo en 1992.

PIERRE Y ROLAND PEUGEOT: 60 y 58 años
US$1.500 millones (cada uno). Francia
Automóviles
La Peugeot es la única compañía productora de automóviles en Francia que todavía está totalmente bajo el control de los descendientes de su fundador. El crecimiento del valor de las acciones de Peugeot, una compañía que pasó de US$3.700 millones a más de US$5 mil millones en el último año, le da a sus miembros entrada en la clasificación. Pero su fortuna tiene orígenes remotos en el siglo XVIII, cuando los Peugeot, hugonotes y fieros trabajadores, ganaron fama por la calidad de los productos que elaboraban. Al llegar el siglo XIX Armand Peugeot, tio bisabuelo de los actuales, comenzó a producir automóviles, y, desde 1899, han salido a las calles más de 19 millones.
Los Peugeot salieron de las "vacas flacas" luego de que la empresa casi quiebra en los años 70. La adquisición de la Citroen, ya de capa caída, y la compra de los derechos de la Chrysler en Europa, se dieron con un cierto favoritismo estatal hacia la Renault, que es de propiedad oficial. Pero la historia tiene un final feliz con la recuperación de la empresa, que ahora tiene una buena posición para enfrentar el mercado libre europeo que se abrirá en 1992.

THEO ALBRECHT: 65 años
US$1.200 millones. Alemania Federal
Supermercados
Se trata de uno de los nuevos descubrimientos de Forbes. Durante largo tiempo ha manejado con su familia, un imperio de tiendas de descuento con el lema: "Los pobres tienen que comprar cosas baratas y los ricos gustan de hacerlo". Comenzaron a aplicar ese particular principio después de terminada la segunda guerra mundial, cuando tomaron a su cargo la tienda de su madre, en Schonebeck. Pero no fue sino hasta mediados de los 50 cuando encontraron el secreto: eliminaron la decoración costosa, el equipo sofisticado, y se limitaron a unos 300 articulos que vendían a un precio inferior -al menos en un 20%- al resto del mercado. Las economías llegaron hasta eliminar el teléfono de los gerentes de tienda, que recibieron instrucciones de hacer sus llamadas desde el teléfono público más cercano.
Desde el secuestro de Theo en 1971, por el que debieron pagar un rescate de 7 millones de marcos, los Albrecht se enconcharon en si mismos tras una barrera antipublicitaria y fraccionaron sus empresas en 32 independientes. Hoy la característica de la fortuna de los Albrecht, además de su tamaño, es su discreción.

HANS HEINRICH THYSSEN-BORNEMISZA: 67 años
US$1.200 millones. Suiza
Industria, finanzas y arte
El barón Thyssen-Bornemisza permanece en todas las listas, más por su capacidad para producir noticias que por los avatares de su fortuna. Este año, el problema del buen barón es qué hacer con su enorme colección de obras de arte, superada sólo por la de la reina Isabel de Inglaterra. Luego de muchos devaneos, consiguió colocar 700 de sus 1.400 pinturas en un anexo del Museo del Prado, pero solamente por un plazo de 10 años. Su otro proyecto, colgar las obras restantes en su palacio de Lugano- donde vive con su quinta esposa, la miss España 1961 Carmen Cervera- fracasó cuando se enteró de que la edificación requeriría reparaciones exageradas para no venirse abajo con el peso.
Pero, al menos parte de sus problemas están resueltos. El hijo mayor del barón está asumiendo el control de sus múltiples empresas y le quedará más tiempo para dedicarse a su colección.

ROBERT MAXWELL: 65 años
US$1.200 millones. Gran Bretaña
Periódicos
Nacido Jan Ludwig Hoch, en Checoslovaquia, construyó a partir de una pequeña publicación gremial de un amigo de su juventud, un imperio de empresas editoriales llamado Maxwell Communications Corporation. Esta empresa incluye la British Printing & Communications Corp., la editorial más grande de Europa, y el Mirror Group Newspapers, asi como la Pergamon Press, que es precisamente la que comenzó todo.
Llegar a ese lugar, especialmente si se es un refugiado checo, no es cualquier cosa. Y no contento con eso, el energético Maxwell está ya atacando el mercado de los Estados Unidos, para lo que ya ha gastado US$500 millones en plantas de impresión y en un servicio de comunicaciones por satélite, lo que, según sus allegados, es sólo el comienzo.

RUN RUN SHAW: 81 años
US$1.100 millones. Hong Kong
Productor de cine
Cuando se le pregunta a este magnate cinematográfico cuáles son las películas que más le gustan, contesta: "Las que hacen dinero". Run Run, quien hoy es Sir, produjo, en unión de su hermano difunto, cientos de filmes de horror, artes marciales y porno, que le representaron cantidades industriales de dinero. Todo comenzó cuando abandonaron Shanghai con destino a Singapur. Eran los albores de los años 20 y el cine mudo estaba en furor. Después de la guerra,terminada la ocupación Japonesa, el y su hermana recobraron una fortuna en oro y joyas que habían escondido en su jardín de Singapur y con eso, que fue lo que pudieron salvar, recomenzaron en Hong Kong, atraídos por los bajos costos laborales.
Al bajar el interés de los teatros asiáticos por el cine, ante el embate del video, Sir Run Run se diversificó hacia la televisión, que maneja hoy en un 80%, y a la distribución de películas en todo Asia. En toda la región sus intereses, según los conocedores, siguen siendo de grandes proporciones.

RAFIK BAHAUDDIN HARIRI: 43 años
US$1.000 millones. Líbano
Construcción, inversiones
El hombre más rico del Líbano tiene solamente 43 años y vive en Arabia Saudita, donde amasó su primera fortuna con una compañía de construcciones, la Saudi Oger. Poco se sabe sobre este discreto magnate, que mantiene un perfil consistentemente bajo mientras maneja sus muchas empresas de banca y construcción. Lo único claro es que guarda enormes sumas de dinero en cuentas de varios bancos europeos con propósito desconocido. Sus actividades económicas se orlentan principalmente hacia regiones externas al Medio Oriente, y su compañía más importante de inversiones, llamada Mediterranean Investment Group, tiene su sede en París. Desde su base en Washington, la Fundación Hariri provee asistencia económica a estudiantes libaneses que se encuentren adelantando carreras en el exterior Pero si su habilidad para los negocios es manifiesta, no lo es tanto su capacidad política. Según Forbes, a través de los años Hariri ha tratado de conciliar a las diferentes facciones que libran la guerra civil libanesa, sin éxito.

ABDUL-AZIZ A. AL-SULAIMAN: 57 años
US$1.000 millones. Arabia Saudita
Cemento, hoteles, automóviles
El origen remoto de su fortuna está en el petróleo, pero por razones indirectas. Su padre fue el primer ministro de finanzas de Arabia Saudita y firmó, en esa calidad, el primer contrato de exploración de petróleo. Como premio, recibió la franquicia para importar todo el cemento que necesitara el país. La recompensa no resultó ninguna bicoca, pues alcanzó hasta para crear la mayor fortuna no oficial del país. Abdul-Aziz, con esa base, fundó su propia compañía en 1954, "Rolaco", para manejar sus inmensas inversiones en Norteamérica. Hoy es dueño de cinco hoteles "Intercontinental" en el mundo árabe y tiene intereses en otros establecimientos hoteleros del mundo. Se ha diversificado y actualmente posee parte de la representanción de la Datsun en Arabia.

SILVIO BERLUSCONI: 52 años
US$1.000 millones. Italia
Televisión
Otro nombre europeo recién llegado a la lista, Silvio Berlusconi, reveló desde temprano su espíritu de empresario. De niño ganaba dinero haciendo las tareas de sus compañeros de colegio. En 1963, comenzo una firma constructora con un préstamo equivalente a US$5 millones de hoy, una suma enorme para alguien sin experiencia. Pero sus capacidades para convencer a la gente le llevarían mucho más lejos. En 1978 volvió sus ojos hacia la televisión con bastante suerte, al obtener el apoyo velado del premier Bettino Craxi para establecer, pasando por alto las leyes que lo prohibían, la competencia privada a los tres canales oficiales. Como resultado de su audacia -llenó a los italianos de telenovelas norteamericanas y otros programas baratos- hoy domina el 60% del mercado total de publicidad televisiva en Italia. Luego de pagar una sustancial deuda, Berlusconi está invadiendo el mercado de la T.V. en Francia y Alemania, pero su verdadero éxito futuro esta en la Unión Soviética. Convenció -de nuevo- a los líderes soviéticos de que, bajo la Perestroika, la hora de la publicidad en televisión había llegado. Como resultado, le fue otorgado el derecho exclusivo de representar a cualquier compañía occidental que quiera divulgar anuncios en la televisión soviética.

CHUNG JU-YUNG: 72 años
US$1.000 millones. Corea del Sur
Automóviles
Furibundo antisindicalista, Chung Ju-Yung fundó y llevó a la fábrica de automóviles Hyundai, a convertirse en la de mayor crecimiento relativo en Asia. En medio del boom económico de su país, Chung se ha convertido en un símbolo de la amenaza comercial que, con creciente insistencia, representa Corea del Sur para los demás países del Asia, en cuanto a la supremacia de los mercados de importación de Occidente y, en mayor escala, para su vecino el Japón.Los automóviles Hyundai se venden a un precio tan bajo en esos mercados, que la General Motors y la Ford demandaron a la firma coreana por supuesta competencia desleal. El presente año, las ventas del modelo Excel superarán, en los Estados Unidos, las 300.000 unidades, y la introducción del Sonata se espera con verdadera ansiedad. Mientras tanto, el magnate coreano debe enfrentar en el próximo futuro lo que más teme: las dificultades sindicales, que en Corea son de marca mayor.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.