Domingo, 22 de enero de 2017

| 1990/07/02 00:00

EL VUELO DEL AGUILA

El Banco de Caracas se queda con el Eagle National Bank.

EL VUELO DEL AGUILA

El" Aguila" se va para Venenzuela. El Banco de Caracas, una de las instituciones más sólidas y tradicionales del vecino país, se apresta a celebrar 100 años adquiriendo el Eagle National Bank, del antiguo Grupo Grancolombiano. Para cerrar el negocio falta únicamente la aprobación de las autoridades bancarias federales de los Estados Unidos.
El vendedor es el Banco de Colombia y la negociación involucrara US$20 millones. El acuerdo fue logrado a comienzos de éste año, pero esta sujeto a la aceptación de las Federal Reserve y la Superintendencia Bancaria de Atlanta, en Georgia. El Eagle National Bank ocupaba, a finales de los ochenta, el trigesimo séptimo lugar en tamaño en Florida y controlaba el 0.45% de los depósitos de los bancos comerciales de Miami.
El banco" Aguila" es una institución de carácter nacional en Estados Unidos que reporta sus operaciones a las autoridades federales, se orienta a la captación de ahorro de norteamericanos y mantiene escasa relación crediticia con Colombia. El producto de la venta será usado por el Banco de Colombia, Panamá, para atender sus obligaciones con la casa central en Bogotá.
El Eagle nació en 1957 para atender a la comunidad del sur del Estado de Florida bajo el nombre de Central National Bank of Miami. En 1979 fue adquirido por Jaime Michelsen Uribe a través de una serie de sociedades antillanas (Zardini Valley, Dusalle Limited y Sabrina Properties).
El verdadero comprador del entonces Central National fue el Banco de Colombia, Panamá, del cual salieron los créditos para la operación. En 1982 se revirtieron las transacciones y el real beneficiario se quedó con el 97 % del ya denominado Eagle National Bank. Por su tamaño y por otras condiciones especiales en su desempeño financiero, pasó incólume a la crisis que llevó a la desaparición del Grupo Grancolombiano.
Tras la nacionalización de las mayores entidades financieras del conglomerado, en el cuaderno de ventas quedó el Eagle. Sin embargo, una circunstancia curiosa impidió una transacción. En un contrato laboral celebrado con el hasta entonces presidente del banco "Aguila", Charles Kantor, se especificó que en caso de venta él tendría derecho preferencial de adquisición.
El Banco de Colombia descubrió "abuso en el manejo administrativo del Eagle" y demandó penalmente a Kantor quien renunció. Kantor contrademandó laboralmente al banco y ahora administra otra institución financiera en Miami. Superado ese conflicto se oyeron ofertas, una de ellas del banquero Luis Carlos Sarmiento Angulo.
Pero la propuesta más seria provino del Banco de Caracas, un establecimiento mediano, fundado en 1890, de manejo conservador en la captación de depósitos y colocación de cartera, clase de comportamiento que de alguna manera ha limitado su crecimiento. El banco pertenece al conocido Grupo Velutini, liderado por Andrés Velutini, que tiene su matriz en Seguros Avila, de la cual se desprenden diversas empresas del sistema financiero, arrendadoras y compañías de administración inmobiliaria. Nadie duda de que se trata de uno de los conglomerados más sólidos de Venezuela, aunque no de los más grandes.
El Banco de Caracas maneja depósitos del público por el equivalente a unos ochenta mil millones de pesos colombianos y su cartera de créditos se acerca a los sesenta y ocho mil millones de pesos.
El Eagle National Bank tiene depósitos de sus clientes por unos 200 millones de dólares y prestamos por 150 millones de dólares. Según Charles Whitcomb, presidente del "Aguila", el banco se parece cada día más a su símbolo: "somos competitivos, tenaces, agresivos, fuertes y orgullosos", y con el viento a favor el águila emprende viaje hacia Venezuela.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.