Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2016/09/10 00:00

Elite pasa el balón

Los clientes tendrán que entenderse con los abogados y armarse de paciencia para recuperar su dinero, mientras Elite, para salirse del lío, le pasa la responsabilidad a las cooperativas. Se esperan decisiones de la Supersociedades.

Alejandro Navas, presidente de Elite, les dijo a los inversionistas que la cartera se empezará a recaudar progresivamente, pero ellos salieron pesimistas y preocupados. Muchos no entienden cómo funcionaba el negocio de las libranzas. Foto: Cortesía La República

El lío con las libranzas se está extendiendo como pólvora. Los clientes de Elite, una compañía que opera en el negocio de comprar y vender pagarés-libranzas, han comenzado a vivir un drama similar al que padecen hoy los inversionistas de Estraval, firma actualmente en liquidación.

Elite, sometida a control de la Super-intendencia de Sociedades, reconoció hace dos meses sus dificultades para cumplir con el pago mensual a los inversionistas, por lo que decidió posponer por 45 días el giro de los flujos. El problema es que la situación en lugar de resolverse se agravó. La semana pasada José Alejandro Navas, presidente de esa compañía, reunió a los clientes para informarles que seguían las dificultades. Y para sorpresa de muchos, responsabilizó del lío a las cooperativas originadoras de los créditos-libranzas.

Según el directivo, Elite contrató una firma para que hiciera una auditoría al 100 por ciento de los pagarés-libranzas, pero no pudo realizar esa tarea en su totalidad, pues algunos de los originadores le impidieron obtener la información. Ante esta denuncia, estos últimos emitieron un comunicado en el que desmienten la acusación de Elite. “No es cierto que no se haya permitido el acceso a la información y los documentos que soportan la operación, e incluso con posterioridad al día 16 de agosto del año en curso se realizó una nueva auditoría por parte de Elite de la cual a la fecha se desconocen sus resultados”, señala el comunicado en uno de sus apartes.

Navas manifestó también que el pasado 30 de agosto varios de estos operadores, principalmente cooperativas, dijeron que no reanudarían los pagos como se habían comprometido y en cambio “realizaron una propuesta de devolución del capital a ocho años, inaudita y completamente inaceptable para Elite”.

Ante un auditorio colmado de clientes, muchos pensionados, Navas les propuso otorgar un poder especial al abogado Jaime Lombana para que los represente “como víctimas dentro del proceso penal que se origine contra los operadores”. Algunos inversionistas molestos señalaron que Elite debe responderles porque los contratos que firmaron con esta compañía contemplan la ‘cláusula de endoso con responsabilidad’, lo que significa que Elite asume el riesgo crediticio de la operación.

Inversionistas le dijeron a esta revista que les llama la atención el hecho de que algunas cooperativas originadoras de crédito tengan lazos con Elite (una situación similar a la que se encontró en Estraval), pues habría conflicto de interés.

SEMANA pudo establecer que la Superintendencia de Sociedades tomará decisiones más drásticas. Se sabe que las autoridades también están sorprendidas de la forma como Elite le está pasando el balón a las cooperativas, aunque nadie desconoce el alto grado de responsabilidad que tienen en este asunto. Cuando menos, resulta insólito que se quiera desprender del problema, pues Elite fue la que buscó a los inversionistas y los atrajo con altos rendimientos.

Frente a este caso, hay una gran preocupación pues Elite participa con una tajada importante en el negocio de los pagarés-libranzas. Alrededor de 6.000 clientes están vinculados con la firma, y el monto de la operación se acercaría a los 800.000 millones de pesos. Por lo visto, el lío de las libranzas del mercado extrabancario podría estar pasando de castaño oscuro, y por ello la Supersociedades le ha puesto la lupa a una decena de entidades. Por ahora, los inversionistas afectados tendrán que armarse de paciencia, pues para recuperar su dinero la espera podría ser larga.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.