Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/24/1995 12:00:00 AM

EN ABRIL, COSTOS MIL

Desde el próximo sábado, cuando arranca la cobertura familiar en salud, los empresarios tendrán que pagarle un 50 por ciento más a la seguridad social.

CON ABRIL LLEGAN LAS lluvias pero para las zonas donde se concentra el aparato productivo del país, el primer chaparrón ya está anunciado. Al comenzar el mes se va a producir el alza de un 50 por ciento en los aportes para salud de los trabajadores y empresarios de Antioquia, Bogotá y Cundinamarca, el Valle del Cauca y Santander.
A partir del primer día del mes, la cotización para ellos ya no será del 8 por ciento del salario del empleado, sino del 12 por ciento. Dos terceras partes las pagará la empresa y una tercera parte el trabajador.
En los otros 21 departamentos donde está el Instituto de Seguros Sociales-ISS- el incremento se hizo en enero de este año.
Pero así como subirán los aportes también aumentarán los privilegios de los afiliados. En adelante, la cobertura del plan de salud no será sólo para el empleado, sino para su familia, de manera que tendrán derecho a los mismos beneficios la esposa o compañera, los hijos menores de 18 años o de 25 si están estudiando. Si el trabajador es soltero podrá afiliar a los padres, si son económicamente dependientes de él.
Eso quiere decir que, de un momento a otro, el ISS pasará de ofrecerle servicios de salud a seis millones de personas a atender nueve millones, que es también un aumento del 50 por ciento.
¿Qué tan preparada está la entidad para la avalancha de nuevos clientes? El presidente del ISS, Antonio Yepes, dice que el único lugar donde habrá problemas es en Bogotá, pues hay un faltante de 2.000 camas. Sin embargo, confía en poder darle una solución parcial este año a través del alquiler del Hospital San Carlos, que le aportará 600 camas, y la firma de un contrato con la Clínica Santa Clara, lo que significará otras 150.
El alza en los aportes se hizo precisamente para darle al Seguro Social la capacidad de aumentar su cobertura. De hecho, mientras los recaudos en 1994 fueron de 110.000 millones de pesos mensuales, entre enero y marzo de este año subieron a 150.000 millones de pesos, por el incremento en las cotizaciones de los primeros departamentos. Ahora se espera recibir 200.000 millones, aunque la cifra depende de la cantidad de gente que se quede en la entidad oficial o se traslade a una Entidad Promotora de Salud-EPS- privada .
La idea de atender a toda la familia del trabajador hace parte de los cambios que llegaron con la nueva Ley de Seguridad Social, que busca darle salud y seguridad social a todos los colombianos, pues la cobertura actual no supera el 20 por ciento.
La meta del presidente Ernesto Samper es que al final de su mandato haya 15 millones de afiliados al régimen contributivo (por medio del cual la gente paga por recibir salud) y 12 millones al subsidiado (que se financia con recursos del gobierno, los departamentos y municipios, los centros de salud y los trabajadores con capacidad de pago).
Los primeros avances se harán en el contributivo. La idea para este año es que el ISS atienda nueve millones de personas, las EPS privadas otras cinco y el resto de EPS públicas un millón. Sin embargo, es probable que dichas previsiones cambien, pues se espera que en salud ocurra una avalancha de traslados hacia el sector privado.
Con el reajuste en los aportes, los empresarios y trabajadores pasarán de cotizar 19,5 por ciento de su sueldo para cubrir los costos de la seguridad social a consignar el 24,5 por ciento. Así se espera que los sistemas de salud y pensiones sean financieramente viables en el largo plazo y sea posible tapar el hueco de la seguridad social en el país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.