Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1992/11/02 00:00

En busca de El Dorado

El Gobierno se la juega toda a la invérsión extranjera y para ello piensa crear un nuevo organismo de promoción.

En busca de El Dorado


LOS ESFUERZOS DEL GOBIERNO POR ATRAER la inversión extranjera a Colombia van en grande. No sólo se ha realizado un trabajo muy importante en la simplificación de normas sobre la materia, sino que como consecuencia de la apertura se han abierto toda una serie de sectores que hasta hace poco no parecían elegibles para el capital internacional.Y se han adoptada modalidades bastante novedosas, coma en el caso de las inversiones de portafolio.
que han tenido una respuesta muy positiva de los fondos extranjeros.
Se han venido adelantando, además, una serie de acciones para despertar el interés de los inversionistas. La semana pasada, por ejemplo, se llevó a cabo en Cartagena un foro organizado por la conocida revista internacional de negocios Euromoney, auspiciado por el Ministerio de Hacienda y por Planeación Nacional. Y se piensa crear, próximamente, una entidad de carácter mixto dedicada a la promoción de la inversión extranjera.
Los resultados de la reunión de Cartagena se podrían considerar como los de un buen principio. La presencia de un número importante de participantes del exterior es un signo del interés potencial que existe por Colombia.El ministro de Hacienda, Rudolf Hommes, aprovechó además la ocasión para hacer un inventario de los que él ve como sectores con buenas perspectivas de privatización.
En concepto del Ministro esos sectores son, en esencia, cuatro: el de minas y energía, donde hay perspectivas en el transporte de gas, la distribución de gasolina y las plantas de generación eléctrica privadas. El sector de las telecomunicaciones, donde se piensa iniciar con la telefonía celular y ver qué pasa eventualmente con la ley de privatización de Telecom en el Congreso. De otra parte está la privatización de la operación portuaria y por último la venta de los activos del Fondo Nacional del Café, que se tendrá que dar en 1993.
También se mencionaron las privatizaciones que se vienen para el año entrante en el sector financiero, como las de los Bancos del Estado y de Colombia. Sobre este último se hizo una presentación ante el foro de inversionistas de Cartagena, al parecer con el propósito de ir ambientando ese proceso que se anunció para principios de 1993. Según la presidenta del Banco, Leonor Montoya Alvarez, ya se están dando los primeros pasos en ese sentido. La recuperación financiera del Banco es una realidad que está demostrada por las cifras de los estados financieros, que son excelentes. En lo corrido del presente año las utilidades superan los 30.000 millones de pesos.
De otra parte, el Fondo de Garantías de Instituciones Financieras ya está trabajando en la valoración de la entidad, la cual deberá ser revisada por una entidad financiera internacional.
La venta de esta institución implicará necesariamente la participación de inversionistas internacionales, pues la cifra de venta deberá situarse alrededor de los 300 ó 400 millones de dólares y no es evidente que existan inversionistas con esa capacidad financiera en Colombia, diferentes de los grandes grupos económicos.
La inversión de portafolio también se ha venido abriendo paso, aunque las cifras todavía no son de grandes magnitudes. Ya existen en el país 24 fondos extranjeros registrados y su capital autorizado para invertir potencialmente en Colombia supera los 500 millones de dólares (ver cuadro).
Por otro lado, el Departamento Nacional de Planeación ha venido impulsando la creación de la Corporación Invertir en Colombia, Coinvertir.
Esta es una entidad concebida dentro de un esquema de trabajo mixto entre el sector privado y el público, en diferentes frentes estratégicos, que ha venido promoviendo la entidad planificadora. El primer ejemplo de esto fue la creación de la Corporación Calidad, que es una entidad que busca estimular la calidad total en el país. El segundo caso es el del Centro de Gestión Hospitalaria, que busca hacer más eficiente la administración del sistema hospitalario colombiano. Y Coinvertir es el tercero.
La idea en este caso es la de conformar un grupo con participación tanto de agentes del sector privado interesados en la inversión extranjera como de altos directivos de las entidades del sector público relacionadas con el tema, como son Planeación Nacional, los Ministerios de Desarrollo Económico y de Comercio Exterior y el lnstituto de Fomento Industrial.
Las personas del sector privado que han participado en el desarrollo del proyecto son, entre otros, los presidentes de empresas multinacionales como Xerox, Shell, Peat Marwick y Dupont, y empresarios colombianos como Jimmy Mayer, Carlos Pacheco Devia, Alfredo Carvajal, Antonio Puerto Tovar y Carlós Pizano Mallarino. Para ello se creó un grupo de trabajo, que durante los últimos seis meses ha realizado un análisis sobre las razones del bajo nivel de inversión extranjera en Colombia, estudiando las posibles soluciones y de esas soluciones cuáles se podrían implementar a través de una entidad de promoción.
En este monento ya esta diseñada la entidad y se piensa que quede constituida a mediados del mes de noviembre próximo. Estará organizada, como una corporación mixta sin ánimo de lucro, regida por el derecho privado, que operará como entidad técnica muy pequeña con una planta de personal de 15 a 20 personas y que subcontratará todas las actividades que se puedan. Para que funcione durante los primeros cinco años se necesitan cinco millones de dólares, cuyo origen tiene tres fuentes: aportes del Gobierno, recursos de cooperación de la AID y aportes de los socios del sector privado que se estiman en una suma del orden de los 2.000 dólares anuales durante cinco años. En el caso de estos últimos lo que se busca es más un apoyo moral, que no implique erogaciones desmesuradas para que la participación pueda ser más amplia.
El propósito inicial de Coinvertir es el de facilitar el crecimiento y consolidación de la inversión foránea en Colombia. Este tipo de entidades existen en muchos países tanto del mundo en desarrollo como del industrializado. Las acciones concretas que se piensan adelantar en la etapa inicial son las de identificar oportunidades de inversión, inversionistas potenciales y empresas receptoras de inversión. Igualmente, se piensa informar y divulgar las oportunidades identificadas y las normas que regulan la inversión extranjera en el país. También se pretende establecer los problemas de trámite y resolverlos mediante la racionalización y la eliminación de aquellos que sean innecesarios. Estos procesos de racionalización deberán ser el resultado de grupos de trabajo con funcionarios de las entidades encargadas de darle curso a esos trámites.
Otra actividad importante sería la de coordinar y apoyar la promoción de la inversión tanto pública como privada. No se trata de monopolizar la promoción sino de facilitar información uniforme y de convertirse en punto de encuentro y enlace entre los inversionistas y las diferentes instituciones del Estado como son el Gobierno y el Congreso. Los inversionistas no tienen hoy en día cómo llegarle al Congreso de manera institucional, no para hacer presiones indebidas sino para informarles sobre los diferentes temas que se estén discutiendo y que de alguna manera afecten sus intereses.
Coinvertir también deberá actuar como ente para identificar cuellos de botella en infraestructura y en otros campos que limiten la inversión y estimular investigaciones que permitan atraer más inversiones a Colombia.
Pero independientemente de todos los esfuerzos del Gobierno, todavía falta mucho para que Colombia se convierta en un país de moda para la inversión extranjera, como podría serlo Chile. Hay por ahora interés, pero existe un gran trecho entre lo que se podría llamar el interés y la materialización de la inversión. Para ello hay que superar problemas de imagen, de seguridad, de infraestructura pero, sobre todo, hacer de Colombia lo que podría llamarse una niña atractiva. Y para eso se necesita crear un atractivo especial. Según el abogado experto en temas de inversión extranjera, Juan Manuel Prieto, "en los países de América Latina que se han puesto de moda entre los inversionistas extranjeros, como México y Chile, el sector que ha servido de anzuelo para atraer esa inversión es el de las telecomunicaciones. En Colombia se trató de utilizar el mismo esquema, pero se atravesó desafortunadameníe la obstinada huelga de Telecom y más recientemente el Consejo de Estado con una decisión jurídicamente muy cuestionable, que sólo se explicaría por falta de información plena en la materia que va a entorpecer el proceso de la telefonía celular".
Toca buscar entonces otro sector de punta que pudiera sustituir al de las telecomunicaciones. Quizás esa función la pudiera cumplir el sector eléctrico, que parece ser lo primero que se va a concretar en Colombia, con la materialización del proyecto privado de generación de energía eléctrica en Cartagena. Lo que le ha faltado al Gobierno, sin embargo, es definir de manera clara el marco jurídico que permita la transición entre la prestación monopólica de los servicios públicos por el Estado y la apertura de esos servicios a la competencia privada.
También es necesario trascender el esquema de conferencias y viajes de promoción para preparar proyectos concretos que se vendan como tales en el exterior. Esta puede ser una manera mucho más efectiva y puntual de llegar a los empresarios extranjeros y de materializar su interés en inversiones concretas. El éxito de los primeros que lleguen es la mejor credencial para atraer a los demás. En el mundo de la economía de mercado las empresas tienden a ver mucho qué está haciendo su competencia y a quién le va bien y dónde.
Sólo en la medida en que los resultados de ese proceso sean positivos se podrán atraer otros inversionistas para proyectos similares, puesto que en el mundo de la inversión y de las finanzas opera como en muchos otros el síndrome del rebaño.
Basta con encaminar unos pocos para que todo el mundo los siga. Pero encaminar los primeros no es tarea fácil. -

FONDOS REGISTRADOS EN COLOMBIA
FONDOS PAIS MONTOS MAXIMOS US$
QUANTUM FUND 200.000.000
LATIN AMERICA INVESTMENT TRUST PLC 50.000.000
BARING PUMA FUND LIMITED 15.000.000
GT LATIN AMERICA 8.000.000
NEW FRONTIERS 10.000.000
BT INTERFUND TRUST COLOMBIAN 10.000.000
LATINAMERICAN INVESTMENT FUND 11.000.000
LATINAMERICAN EQUITY FUND 9.000.000
SOUTH AMERICA FUND 25.000.000
BARING CHRYSALIS FUND 10.000.000
MORLEY INVESTMENTS LIMITED 7.000.000
COLOMBIAN INVESTMENT COMPANY 50.000.000
MORGAN STANLEY EMERGING FUND 10.000.000
LATINVEST FUND 10.000.000
OMERS COLOMBIAN INVESTIMENT FUND 10.000.000
THE LATIN AMERICAN FUND 10.000.000
GT LATIN AMERICAN GROWTH FUND 10.000.000
THE LATIN AMERICAN DISCOVERY FUND 60.000.000
THE EMERGING MARKETS TELECOMUNICAT. 60.000.000

TOTAL 575.000.000
Fuente:Bolsa de Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.