Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/8/1984 12:00:00 AM

EN DOS TAJADAS

El gobierno tuvo que partir el paquete más urgente del paquete fiscal

Con los proyectos de ley que presentara hace unas tres semanas al Congreso, atravesando aguas turbulentas, el gobierno tuvo que hacer de tripas corazón y dividir la propuesta de financiamiento del déficit fiscal. Amenazado con quedarse sin fondos para atender las obligaciones de la nación, el ministro de Hacienda se vio obligado a aceptar las recomendaciones de la Comisión Política Central del liberalismo y seccionar la iniciativa entre los puntos que necesitan aprobación inmediata y los que "resisten" cierto grado de debate. De tal manera, se acometerá a la mayor brevedad la petición sobre incremento en el cupo de endeudamiento que el gobierno tiene en el Banco de la República, así como la referente a emisión de Títulos de Ahorro Nacional.
Para más adelante, se deja la consideración de los incrementos en impuestos, medidas para controlar la evasión y cupos de endeudamiento en 1985 y 1986.
Aparentemente, la estrategia adoptada sacará del pantano a las iniciativas fiscales de la administración que no se recibieron bien en el Congreso, obligando al propio Presidente Betancur a hacer un llamado a la colaboración en el órgano legislativo. La situación este año es de tal urgencia que es de esperar que el proyecto reducido el martes anterior sea aprobado sin modificaciones sustanciales. Empero, otro es el camino que correrán las demás propuestas de la administración.
En lo que corresponde a la de financiación del presupuesto para los próximos dos años, la cual fue el centro de la polémica al formular la idea de la sobretasa al impuesto a la renta, se da por descontado que se eliminará definitivamente. "Olvídelo", fue la escueta expresión de un parlamentario al preguntársele si creía que la parte de la sobretasa se convertiría en ley. Una oposición similar, aunque no tan decidida, recibe el "régimen de presunciones" que busca introducir en el recaudo de impuestos figuras tributarias aplicadas con éxito en países como los Estados Unidos, pero que pueden originar casos de inmoralidad en nuestro medio.
Dentro del mismo proyecto de financiación del presupuesto es muy probable, según los sondeos informales hechos en el parlemento, que se apruebe el incremento de 50% en el impuesto de timbre y que se decida gravar a las sociedades sin ánimo de lucro. En la misma forma, se están considerando medidas que, de ser aplicadas, permitirían incrementar el recaudo efectivo y disminuir los índices de evasión.
A su vez, los otros dos proyectos de ley que ha presentado el gobierno han sido estudiados en una escala menor y no hay pronunciamientos definidos al respecto. En lo que hace al primero, el cual tiene que ver con otorgarle a la administración facultades extraordinarias para que "reforme la administración pública" hay gente que se opone debido a que, en los términos que está concebido, sería darle carta blanca al gobierno para que "haga con el sector público lo que quiera".
Inclusive, se llegó a hablar de una tendencia dentro del Ejecutivo para disminuir el tamaño del estado en miras a darle mayor poder a la iniciativa privada, lo cual choca a ciertos parlamentarios liberales. Aunque se reconoce que hay entidades que merecen reformas, tal parece que en los términos generales en que está redactado el proyecto de facultades extraordinarias sería "como darle" --en palabras de un representante-carta blanca al Presidente para que haga la que quiera con el sector público y ella implica un riesgo muy grande". Y agregó: "a menos que se hable de cosas específicas, la iniciativa de facultades extraordinarias no sale adelante".
Por último, el proyecto de ley que propone cambios al estatuto orgánico del presupuesto toca materias muy complejas que todavía no han sida miradas con detenimiento en el Congreso. Si bien se ha anotado que trae cosas interesantes, la mayoría de los interrogados anotó que "antes de llegar aquí tenemos que resolver las iniciativas que se presentaron primero". -
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?